El camino y la meta deben fusionarse.

Ten tu vida con propósitos y dará un giro positivo, mira como funciona esta forma de vivir. El propósito de la vida es de lo más importante.

Muchas personas confunden el propósito de la vida con sus metas, objetivos o ambiciones. Una vida con propósito es realmente una vida con ánimo, con intención, con deseos de hacer algo.

Ya sea de trate de un negocio, una empresa, viajes o cualquier emprendimiento, depende en mucho de la intención.

Como se dice popularmente, teniendo pilas para hacer las cosas. Con intención verdadera, con ganas. Tu puedes trazarte metas, como por ejemplo terminar tu carrera profesional este año, pero, si no le pones propósito, nunca lo harás.

El propósito de la vida de manera personal, son la gran diferencia entre los buenos deseos y las intenciones. Se dice que el infierno está asfaltado de buenos deseos o buenas intenciones, pero sin ningún propósito.

El propósito de la vida con propósito real, es lo que te llevará a realizarte plenamente. Una vida con propósito te llevará a realizar tus metas.

No existe ninguna meta que no tenga un camino. No se puede llegar al final del camino sin camino. El recorrido en este camino, con propósito, con buenos deseos en la ruta, será lo que te dará las satisfacciones y trascendencia en esta existencia.

Los buenos deseos, objetivos o estrategias, sin ejecución, son como los sueños irrealizados que se pueden transformar en pesadillas.

El éxito depende en mucho de la congruencia de propósitos tanto personales como del entorno. Por ejemplo, en la familia, si los propósitos son diferentes entre la pareja de esposos, o entre los padres y los hijos, se darán muchos conflictos.

La mayor parte de los problemas surgen cuando no se tienen propósitos comunes. Se puede inclusive tener metas comunes, pero si cada cual quiere ir por su camino, de todas maneras se producirán conflictos.

A propósito de los conflictos, son muy comunes en todos los grupos, y se debe a la dirección que cada componente toma. Cada cual quiere ir por su lado. Pueden tener claro que tienen que ir hacia los mismos objetivos, inclusive los mismos buenos deseos, pero con las direcciones equivocadas.

Los propósitos, objetivos y metas. El propósito de la vida.

Objetivo significa la dirección a donde te diriges, viene del latín obiectus que significa lanzar algo para que de en un blanco o en determinada dirección, pero no es específico.

La palabra meta, viene de la misma palabra en latín y significa una marca para señalar algo, como por ejemplo los hitos para marcar el kilometraje de las carreteras. Pero, es algo fijo.

Los propósitos se refieren mas a la intención de hacerlo o no. De facilitarlo o no. De esto se trata, de que tengas propósitos positivos y vayas mucho más allá en tus objetivos y metas.

De otra manera tu participación será parte de un engranaje vacío, ya que tu no estarás plenamente involucrado. Involúcrate y serás exitoso. Un antiguo proverbio chino, atribuido a Confucio dice: “Dime y olvidaré” “Muéstrame y recordaré” “Involúcrame y entenderé”

Debes saber a dónde te dirijes.
Debes saber a dónde te dirijes.

Vida con Propósito

El propósito de la vida exitoso, uno de ellos, lo podemos encontrar en Walt Disney, que fue y es: “hacer felices a las personas”. Con este propósito se mueve toda su organización, aún después de haber muerto, el propósito sigue siendo el mismo.

San Walton, el creador de la prestigiosa cadena Wal Mart, el mayor minorista de EE.UU., tiene como uno de sus propósitos el tratar muy bien a sus empleados, lo que se traslada a los clientes, poniendo en primer lugar a sus clientes. Propósito que ha sido imitado por otras grandes cadenas.

Los propósitos deben buscar la excelencia, una misión de vida, visión de mercado, organización del conjunto del grupo.

Henry Ford intentaba democratizar por medio de la venta de sus autos.

Los propósitos aumentan la moral entre los empleados y la gente que los rodea. De la misma manera abre el camino hacia la innovación. Establece la dirección de la vida y las empresas. Por último los propósitos evitan el riesgo de perder la brújula o la dirección de todo en la vida.

Cualquier momento es bueno para cimentar una vida con propósitos. No hacerlo es propiciar el desorden y perder importantes avances, dando lugar a retrocesos que se pueden evitar.

Ordena tu vida, que para la vida Ok, es necesario tomar conciencia de las rutas y direcciones. Vale la pena tener propósitos en la vida.

Te recomendamos tener en cuenta:

Familia feliz y salud familiar.

Tu forma de ser, la gran diferencia.

Cómo vender para triunfar en la vida.

L-Carnitina para adelgazar, aplicaciones y contraindicaciones.

Coenzima Q10

Manualidades. Decoración con globos.

Ganar dinero. Independencia o libertad financiera.

Instituto Vitalblogsexitomentalbuenos deseos,con proposito,propositos,una vida con proposito,vida propositoTen tu vida con propósitos y dará un giro positivo, mira como funciona esta forma de vivir. El propósito de la vida es de lo más importante. Muchas personas confunden el propósito de la vida con sus metas, objetivos o ambiciones. Una vida con propósito es realmente una vida con...La vida en riqueza espiritual y material.