combate naturalmente el mal olor de los pies.
El olor en los pies debe ser tomado en serio.

Los pies son susceptibles al mal olor, mira como solucionarlo y prevenirlo de manera natural. Combatir el mal olor de los pies:

En cualquier momento y en cualquier lugar, especialmente en los cerrados y con aglomeración de gente, se puede sentir un extraño olor y uno de ellos se debe a la sudoración de los pies.

A menudo los pies sudan mucho porque sencillamente trabajan más de lo debido. Pero, necesariamente no despiden mal olor, hasta que se activa un hongo en los pies.

Un defecto estructural, como los pies planos, o una ocupación que los mantiene desplazándose todo el día, por todas partes podría ser el culpable subyacente. Cualquiera de estas dos posibilidades aumentaría la actividad de los músculos de tus pies. Y en la medida en que trabajan más, más sudarán.

Aunque los pies sudorosos no necesariamente huelen mal, la humedad es una invitación abierta para las bacterias que sí producen mal olor.

Eliminar el mal olor de los pies

Cambia tus calcetines a menudo.- El enfoque lógico a los pies excesivamente sudorosos y olorosos, según surgieren los entendidos, es cambiarse los calcetines con la máxima frecuencia posible, incluso tres veces al día. Y siempre emplea calcetines hechos de fibras naturales, como el algodón, por que son mucho más absorbentes que los materiales sintéticos.





También puedes reducir la transpiración usando dos pares de calcetines a la vez: A primera vista esta recomendación parecería contradictoria, pero los espacios de aire que se forma entre las dos capas del material en realidad mejoran la ventilación. Debes probar lo más funciona en ti para combatir el mal olor de los pies.

Usa los calcetines de algodón junto a la piel y un par de calcetines de lana en el exterior.

Evita los productos sintéticos porque sólo aumentan la transpiración.

Ten cuidado con los zapatos.- Los calzados cerrados agravan el estado de los pies sudorosos y establecen el ambiente perfecto para que crezcan las bacterias, lo que ocasiona más olor y más sudor.

Escoge sandalias y zapatos con las puntas descubiertas cuando sea permisible, pero evita los zapatos de materiales como el caucho y plásticos, pues no permiten  a los pies respirar fácilmente. Y jamás uses los mismos zapatos dos días seguidos, pues tardan al menos 24 horas en secarse por completo.

La piedra alumbre, previamente humedecida, la puedes utilizar durante el día, principalmente pasándola entre los dedos. Esta piedra de un tamaño de unos 3 cms. de largo puede durarte hasta 3 meses. De no conseguir en piedra puedes utilizarla en polvo y prepara con una cucharadita, unos 200 cc. con agua previamente hervida. Este preparado puedes utilizarlo hasta por 10 días.








Por las noches fricciona tus pies con alcohol con el objeto de secarlos y refrescarlos. Luego aplica desodorante (talco) de acción intensa en la planta de cada pie.

Cúbrelo con envoltura plástica (para inducir la sudoración de modo que el desodorante pueda penetrar mejor en el pie).

Ponte un calcetín sobre la envoltura y duérmete así. Por la mañana lávate el exceso de talco.

Repite el procedimiento cada noche durante una semana y luego una o dos veces semanales según lo necesites.

Lávate a menudo aun que parezca elemental y los expertos lo reconocen así, es necesario conservar tus pies escrupulosamente limpios. Emplea agua caliente y jabonosa para lavar tus pies con tanta frecuencia como los necesites, varias veces al día, si notas que despiden mal olor. Frótate suavemente con un cepillo suave. Incluso entre los dedos, y asegúrate de secarlos bien.

Talquea tus dedos.- Después de lavarte, aplica talco para los pies, fécula de maíz o un rocío fungicida. Otro buen método para conservar los pies frescos y secos es proporcionándole un tratamiento al calzado. Rocía sus interiores con talco o fécula de maíz.

Usa un antitranspirante.- La clave para controlar el olor es emplear un antitranspirante o un desodorante justo en tus pies. Puedes optar por comprar desodorantes específicos para pies o sencillamente emplear la marca que usas para tus  axilas. Pero debes saber que aunque los desodorantes eliminan el olor, no detienen el sudor. En cambio los antitranspirantes se hacen cargo de ambos problemas.

Los médicos recomiendan productos que contengan hexahidrato de cloruro de aluminio. Los farmacéuticos saben de qué se tratan.

Remedios caseros para el mal olor de los pies

Diversos agentes líquidos pueden ayudarte a mantener secos los pies, lo que también pueden controlar el olor.

Té: El tanino que se puede encontrar en las bolsitas de té, es un agente secador. Hierve tres o cuatro bolsitas de té en una temperatura adecuada lavar en ella sus pies. Remojarlos  durante 20 a30 minutos y luego sécalos y aplica talco para pies. Hacer esto dos veces diarias hasta lograr controlar el problema. Posteriormente repite el procedimiento dos veces por semanas.

Sal: Para pies que sudan mucho los médicos recomiendan remojarlos en una solución de media taza de sal en un litro de agua.

Acetato de aluminio: Trata de remojar tus pies una o dos veces diarias en una solución de acetato de aluminio que tiene propiedades secantes, en agua fría. Remojar los pies de 10 a 20 minutos.

Bicarbonato de sodio: Colocar tus pies en un litro de agua con 5 cucharadas de bicarbonato de sodio. Lo cual reducirá el olor.

Vinagre: Aplicar media taza de vinagre en un litro de agua. Remoja durante 15 minutos dos veces a la semana.

Agua caliente y fría: Alterne baños de pies de agua caliente y agua fría. Con este procedimiento se restringe el flujo de sangre a los pies, la cual reduce la sudoración. Luego prepara un tercer baño de pies  con cubos de hielo y jugo de limón. Por último frota tus pies con alcohol para refrescarlos y secarlos.

No te pierdas:

Instituto Vitalblogsvidaeliminar el mal olor de los pies,mal olor de los pies,remedios caseros para mal olor de los piesLos pies son susceptibles al mal olor, mira como solucionarlo y prevenirlo de manera natural. Combatir el mal olor de los pies: En cualquier momento y en cualquier lugar, especialmente en los cerrados y con aglomeración de gente, se puede sentir un extraño olor y uno de ellos se debe...La vida en riqueza espiritual y material.