Vida Ok

La vida en riqueza espiritual y material.

Como vestir en el trabajo. Vestir bien.

| 2 Comentarios


vestir bien

Vestirte adecuadamente pasa por destacar frente a los demás.

El como vestir en el trabajo significa vestir bien, no solo si estás expuesto al público o ya sea que tu trabajo sea al interior. En todo caso, debes vestir apropiadamente. Mira como.

La vestimenta de una persona en el medio laboral es un tema muy visible y por tanto, su elección ha de ser cuidada para que transmita lo que tu deseas. “No hay una segunda oportunidad para una primera impresión”.

Cuidar esta parte, tan visible, de la imagen es una de las preocupaciones que debe marcar como urgente, a la hora de atender su aspecto y la imagen que se desea proyectar.

Como vestir en el trabajo, es una cuestión de buenos gustos, pero dentro de los parámetros aceptados por la sociedad, sobre todo en el trabajo, que puede significar el triunfo o el fracaso, el ascenso o el descenso, el cierre de venta o no.

Pero todo no lo hace la vestimenta que usemos, el aspecto e higiene personal son importantes; de nada sirve llevar un traje o un vestido acorde con la exigencia personal y laboral, si se descuidan detalles: el cabello, las manos, las uñas y algo que se suele desatender con frecuencia, la limpieza de los zapatos.

Enfrentarse por la mañana a la elección del vestuario que vamos a llevar durante el día, no es tarea fácil, pero algo que nos debe incentivar a la hora de seleccionar el vestuario que vamos a usar.

Es pensar, que hoy puede ser el día en el que cerremos ese contrato o esa venta que llevamos un tiempo persiguiendo o puede ser, que venga a visitarnos o nos llame para que vayamos a verle, ese cliente que se nos lleva resistiendo un tiempo o simplemente, sentirse mejor y más guapo o guapa; cuando somos capaces de mirarnos al espejo y decirnos: ¡hoy estás especialmente bien!. Todo ello pasa por el como vestir en el trabajo.

Salir a la calle con más ilusión, con más energía, con una sonrisa en la cara y somos capaces de transmitir a los demás lo que sentimos; pues si esto es así, porque no hacer que todos los días nos sintamos bien y elegir aquello que nos sienta mejor.


Casi todas las personas conocen que es la etiqueta en el vestir y como se debe asistir a los diferentes entornos en los que se mueven, pero inmersos en la era de la imagen, la indumentaria ha pasado a ocupar un lugar relevante en los hábitos y actuaciones cotidianas y cada vez más, el tipo de vestimenta condiciona nuestra vida, nuestro trabajo y hasta nuestras relaciones personales.

Saber vestir en cada situación que se te presente combinando las prendas de una forma correcta y eligiendo lo más adecuado para cada momento u ocasión, mostrará su buen hacer, su buen gusto y transmitirá su personalidad.

Vestir bien: como vestir en el trabajo

Es cierto que las posibilidades que brinda la indumentaria de una mujer es  más amplia que la del hombre, pero actualmente, para ellos, existen más opciones para vestir en el trabajo porque, y como ocurre en el ámbito femenino.

Depende asimismo, de otros factores estrictamente laborales, como el cargo, responsabilidades, filosofía de empresa y entorno en el que se mueve, el vestuario masculino también ha ido tomando forma.

Atrás se ha dejado ya el obsoleto concepto de “hombre trajeado” que siempre ofrecía la misma imagen y se ha pasado a uno mucho más innovador, más actual, moderno y cosmopolita pero sin obviar esos cánones y “estilo clásico”.

Reiteramos que la elegancia, moda, comodidad y desembolso económico, para la adquisición de prendas, no están reñidos.

Utiliza trajes, los más elegantes, los de colores neutros como el gris, el azul marino o marrón y de un color liso o con algún dibujo clásico como la raya diplomática, príncipe de Gales, etc.

Ahora bien, si lo que buscas es prosperidad, será bueno que pruebes con colores mas activos. Estos colores son: rojos, amarillos, verdes, marrones, beiges, rosados, anaranjados.

No es necesario ir todo de rojo o con los colores recomendados, pero si llevar algo, o combinarlo con dichos colores de éxito y prosperidad, tal como joyas, pendientes, corbata, pañuelo y similares. El como vestir en el trabajo, es parte de una indumentaria de un todo que se llama prosperidad.

Otros detalles para vestir bien en el trabajo

Los calcetines deben hacer juego con los zapatos o los pantalones, los denominados “ejecutivos” de colores oscuros: negro, azul marino, etc., pero no olvides llevar siempre algún color de prosperidad ya indicados.

Si usas cinturón no lleve tirantes y al revés. Nunca se usan las dos cosas juntas.

La corbata, no debe de llevarse con el cuello de la camisa abierto y procura llevar el botón abrochado.

Asegúrate que el nudo está bien hecho y centrado; si no es así, la imagen que se ofrece es desequilibrada.

La corbata ha de tocar la hebilla del cinturón. Debes cuidar que vaya bien combinada con la camisa y el traje.

Las camisas deben ser de manga larga y con los puños dobles para los gemelos, son más elegantes; pero si lo desea, puede utilizar una camisa más informal, sin puños para gemelos, pero que combine bien con el traje y la corbata.

El cuello de la camisa más elegante es el inglés, se deben evitar los colores excesivamente llamativos, salvo lo ya indicado.

No es recomendable el uso excesivo de joyas o complementos: un anillo en cada mano, un reloj acorde con la vestimenta evitando los grandes relojes deportivos, gemelos, alfiler de corbata, etc.

Es aconsejable, en cuanto al perfume, usar una colonia o perfume fresco. Siempre de buena calidad y sin dar la impresión de haberse aplicado todo el frasco.

Elegir el cómo vestir depende, en gran medida, del tipo de compañía en la que trabaje el puesto que ostente y esa filosofía o alma de la empresa.

También es muy importante observar el entorno en donde establece sus relaciones comerciales y de negocios; no es lo mismo ir a visitar a un jefe de compras o ejecutivo de una empresa, que le recibe en su despacho, que ir a visitar a un empresario o jefe de compras de un taller mecánico o de una obra.

Dependiendo de las personas y lugares que en muchas ocasiones están con ropa informal o de trabajo, por tanto, para no sentirse incomodo o que desentona observe su entorno y en donde realiza sus negocios, y haz también caso del saber popular que en esta ocasión hemos hecho una pequeña adaptación y que dice: “donde fueres, viste lo que vieres”.

Recuerda que: “No hay una segunda oportunidad para una primera impresión”.

Como vestir en el trabajo para damas

Utiliza un traje chaqueta, ya puede ser con falda, vestido o pantalón. Una elección que nunca falla es elegirlo en un solo color y en colores oscuros como los azules marinos, negros o grises, proyectan más profesionalismo.

Los trajes bicolores o estampados dan un toque más informal y alegre y también son muy elegantes; no abuse de las tonalidades o colores excesivamente llamativos. Las blusas se recomienda que sean de un color más claro, lisas o estampadas. Evita que sean muy ajustadas o escotadas.

Si utilizas falda, lleva siempre medias, aunque depende también del clima o del lugar geográfico. Hay mujeres que se sienten más cómodas con pantalones, intente que sean de corte clásico y elegantes y destierre a un segundo plano, el pantalón vaquero, salvo los sábados si es que tienes que ir a trabajar.

No uses ropa transparente o algo que pueda distraer a los demás. Cuida el exceso de complementos y joyas.  El bolso o maletín ha de ir sintonía con el resto del vestuario.

El zapato bajo no es lo más apropiado; lo mejor es un zapato de salón con tacón de entre unos 4-5 centímetros, siempre y cuando la profesión lo permita. Aun así, el zapato como el resto de los componentes, ha de combinarse de manera acertada y armonizando con el conjunto en general.

El maquillaje también influye mucho en el aspecto global. Si te gusta ir maquillada hazlo de forma natural.

Utiliza fragancias frescas, deja el perfume fuerte para otras ocasiones o momentos del día.

El peinado no ha de ser muy elaborado; debe lucirlo de manera natural, siempre bien peinada. Procure variar con discreción el tipo de peinado; si la largura de sus cabellos lo permiten: un día con una trenza, otro con una cola de caballo, suelto, medio recogido, etc.

El vestuario, tanto en el hombre como en la mujer, juegan un papel muy importante, ya que combinados con acierto, permiten realzar y resaltar la imagen personal en todo su conjunto. Además, como ocurre con la ropa, transmiten gran cantidad de información de la persona que los usa.

Muy recomendables:

Casa ecológica. Recursos renovables.

Glucosa. Diabetes Mellitus. Tratamiento y prevención.

Maquillar los ojos. Trucos Maquillaje.

Gafas o lentes para 3d.

Aceite Rosa Mosqueta: Manchas, arrugas. Propiedades.

Manualidades. Decoración con globos.

Hongos en los pies. Tratamiento, remedios. Pie de atleta.

2 Comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Tweets that mention Vestir en el trabajo. Vestir bien. | Vida Ok -- Topsy.com

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.