Realmente el bolsillo nos salva de muchos inconvenientes, allí ponemos  sin temor alguna nota que queremos esconder o guardar, allí alojamos a veces algunas monedas que no alcanzamos a guardar en el monedero.

Pocas cosas para la vida ok tan sencillas como efectivas. Ahora las nuevas modas de camisas, poleras y pantalones vienen prescindiendo de ello, pero están perdiendo parte importante de su utilidad.

El bolsillo es un gran aliado y es un elemento tan sencillo y tan útil que en la actualidad si nos ponemos una prenda sin bolsillo pareciera que falta algo, porque por último es muy útil para que alguna gente nerviosa o con frío, esconda o caliente allí sus manos.

Nada como unos bolsillos extra por dentro de la cintura de los pantalones para portar celulares o billeteras con total seguridad y sin que se noten a vista simple. Estos bolsillos son ocultos de la vista y deben ser de un ancho de unos 15 cms., uno a cada lado.

Visto la gran utilidad de este simple accesorio es asombroso ver como recién a finales del siglo XVI, se pensó en un bolsillo adherido a la ropa, puesto que antes de ello las monedas, llaves y objetos personales se envolvían en un trozo de tela, una bolsa improvisada, y se ataban a cualquier parte del atuendo personal.

En el siglo XVI, el bolsillo tuvo su origen en la bragueta, pero cayó en desuso por su exagerado tamaño. En esa época la moda era que, ese aditamento especie de bolsita se hiciera  pequeño y allí se llevaran los tesoros que quisiéramos. Los primeros bolsillos, aparecieron en calzas y calzones y se presentaron en dos fases:

1.- Se hizo una abertura como costura exterior en los calzones que en esa época eran bastante ajustados, en dicha abertura se introdujo la bolsa de tela con las pertenencias del usuario.

Esta bolsa independiente no tardaría en convertirse en un aditamento permanente del pantalón, cosida a él.

En los siglos sucesivos se fueron adicionando en capas, abrigos, sacones y carteras, maletas, mochilas, camperas, etc. Inicialmente se les situó en el borde inferior del abrigo, sin embargo  más tarde subieron a la altura de la cadera.





Tipos bolsillo

En la actualidad se encuentran los bolsillos en todas las formas tamaños y añadidos a todo tipo de vestimenta de tal suerte que tenemos:

1.- Bolsillos verticales.

2.- Bolsillos  horizontales.

3.- Bolsillo oblicuo.

4.- Bolsillos parche.

5.- Bolsillos ojal.

6.- Bolsillos  frontales.

7.- Bolsillos laterales.

8.- Bolsilllos interiores.

9.- Bolsillos exteriores.

10.- Bolsillos  con  cierre.

11.- Bolsillos traseros.

12.- Bolsillos con forro.

13.- Bolsillos sin forro.

En los pantalones actuales podemos vislumbrar varios tipos de bolsillos:

1.- Ojal en la parte trasera y a los laterales de los pantalones de vestir.

2.- Parche en la parte trasera de los pantalones jeans.

3.- En la parte delantera interior del pantalón a este bolsillo se le denomina, bolsillo secreto útil para llevar dinero a escondidas.

4.- En los pantalones de la juventud se usa los bolsillos de parche laterales en las piernas algunos van con pega pega otros con cierre.








En los abrigos y sacones se estila bolsillos ojal oblicuos en los laterales o bolsillos parche en la parte delantera. En los sacos de los ternos se suelen llevar bolsillo ojal con ribete para poder ubicar un pequeño pañuelo de adorno.

En prendas como mandiles de médico, carnicero, cocinera, así como los mandiles de enfermeras y escolares los bolsillos que se estilan, son los delanteros en forma de parche.

En los sweaters se suele usar, bolsillos ojal o parche horizontales en la parte delantera de las casacas y camperos se usan bolsillos verticales con cierre. Por otro lado no solo las prendas de vestir usan bolsillos, sino también las maletas, maletines, carteras, mochilas llevan bolsillos interiores para ordenar las cosas.

Los militares, bomberos, y personal de instituciones, como resguardos o vigilantes, expedicionarios, alpinistas  o excursionistas, choferes, policías, suelen llevar pequeños y prácticos bolsillos en la parte lateral de las mangas de sus casacas, con el objeto de llevar lapiceros, agendas, linternas, etc.

Hacer bolsillo

Para hacer el bolsillo de un pantalón, debes realizar lo siguiente:

– Corta un fondo de bolsillo de la misma tela que la prenda dándole la misma forma que ésta.

– Gira el fondo del revés, hilvana y plancha.

– Realiza un pespunte de adorno por el derecho y a lo largo del borde para mantener bien los distintos gruesos.

– Corta la parte de bolsillo que forma parte del exterior de la prenda y colócala en su sitio, cosiendo derecho contra derecho ambas partes del bolsillo pero sin dañar la prenda.  Embasta en la cintura y en la costura lateral.  Termina las costuras laterales y acaba la prenda.

Como verás, los bolsillos son elementos muy útiles e indispensables en la vida y en las prendas de vestir de cada uno de los seres humanos de estos tiempos. Estos según la moda que se impone en cada época, estos varían de tamaño, ubicación y numero, pero nunca de forma en algunas  ropas los bolsillos se llevan como meros implementos de adorno y en algunas ocasiones los bordan o están adornados con calcomanías alusivas a alguna institución.

Aunque parezca increíble también existen los bolsillos falsos que sólo llevan la tapita del bolsillo la misma que va pegada a la prenda de vestir con algún botón de adorno.

Imperdibles:

Instituto Vitalblogsvidabolsillo,hacer bolsillo,tipos bolsilloRealmente el bolsillo nos salva de muchos inconvenientes, allí ponemos  sin temor alguna nota que queremos esconder o guardar, allí alojamos a veces algunas monedas que no alcanzamos a guardar en el monedero. Pocas cosas para la vida ok tan sencillas como efectivas. Ahora las nuevas modas de camisas, poleras...La vida en riqueza espiritual y material.