Para vender tu casa o para comprar, existen varios secretos para sacar ventajas, mira como utilizarlos, sobretodo si eres propietario.

Existen varios secretos para que vendas tu casa o departamento a buen precio.

No solamente consiste en colgar ese cartel en tu propiedad, eso es cosa del pasado.

Estas estrategias también se aplican, en el sentido del otro lado, para comprar, adáptalas y tendrás las mejores opciones.

En la actualidad existe uno y mil medios como; farolas, periódicos, webs especializadas, marquesinas de autobús, etc. mediante los cuales venderás tu casa o departamento a un precio excelente.

Como comprenderás debido a la crisis mundial que afecta a todos los países la oferta de  casas por vender es mucha y la demanda muy poca, el comprador tiene ahora diversidad de ofertas  para elegir.

Muchos propietarios se encuentran en situaciones muy críticas pues necesitan vender su actual casa y conseguir el dinero que les falta para cumplir el contrato de compra de una nueva casa, que la constructora está a punto de entregarles.





La cuenta regresiva  ha comenzado para algunos, el tiempo pasa pero su cartel de “Se vende” no desaparece de la ventana o pared. Al vendedor, no le queda otra opción que ser consciente de que la sobrevaloración en el precio de su vivienda está haciendo  muy difícil su venta, y es hora que se plantee una rebaja.

Aprovechar el Sector inmobiliario

En esta época sin duda se han generado cambios radicales en el sector inmobiliario y que los años de bonanza económica en que todo se vendía al precio que imponía el vendedor  pertenece a la historia.

Las transformaciones económicas  estamos en la etapa de que la demanda es la que impone y fija los precios, ya no existen  los compradores que lucraban con la compra y venta de inmuebles, en la actualidad es el usuario  el que quiere comprar directamente  la casa  para habitarla  porque  la necesita.

De  ello podemos deducir que la demanda no ha bajado se mantiene, por lo tanto  son los vendedores los que tienen que pisar tierra, ser más realistas con los precios. La oferta de casas e inmuebles es, aun es bastante diversa.

La necesidad y fisonomía de los compradores ha cambiado debido a que requieren casa las parejas que constantemente se divorcian, a que los hijos y nietos  se casan, pero como siempre hay un pero, buscan una casa o departamento que se adecue a su economía  y si te adecúas al cambio ten la seguridad de que el cartel que pusiste en tu ventana desaparecerá  muy pronto.

Lo que debe hacer el Propietario de la casa

Las casa muebles e inmuebles lucen inalterables cuando  el precio es antiguo y no está actualizado debido a que un gran número de propietarios no asumen  que sus viviendas no se venden por lo precios exorbitantes que por ellas solicitan y por el contrario le echan la culpa al sistema financiero, pues deducen que las entidades bancarias  ya casi no dan prestamos y créditos hipotecarios.

Algo de esto es cierto pues un préstamo  actual  no supera el 60% de la tasación del inmueble; en los años del boom económico, se llegaba al cien por cien.

Es  aconsejable que el propietario que se encuentre en este intríngulis elabore por sí solo un pequeño estudio de mercado que le ayude a calcular el verdadero valor de su vivienda.








En el precio de un inmueble influyen diversos factores: el tamaño de la vivienda, el barrio y la calle donde se encuentra, la antigüedad de la finca, la calidad del portal y las escaleras, el estado de conservación del interior de la vivienda, si tiene terraza o no, el material con el que fue construido y su tipo de construcción. Con ello definirás  el precio justo de tu casa.

No sobrevalores el precio de tu inmueble  eso si claro si tienes urgencia de venderlo de lo contrario si gozas de un margen de tiempo considerable, no es aconsejable que  rebajes el precio. Si quieres fijar el precio de la tuya; primero indaga por el precio de otras viviendas similares, compara precios, averigua en inmobiliarias, observa bien tu casa y fíjale un precio razonable.

Antes de  exponerla para su venta dale un mantenimiento a tu futura ex-casa. La mala imagen de una casa, así ésta esté bien contruida y distribuida, baja el precio.

Saber el Valor de una casa

Para saber cuanto vale una casa es necesario investigar, comparar con otras casas en venta o en su defecto, consultar con un agente inmobiliario para que después de una tasación se logre asignar un precio.

También influye, y esto es a menudo dejado de lado, si existe la posibilidad de construir hacia arriba más pisos, es decir, si las bases o cimientos son resistentes para agregar más pisos. En algunos sectores de la ciudad este factor es muy importante.

De la misma manera, la longitud de la fachada, mientras más ancha es mucho mejor para el sector comercial. Si está ubicada en esquina incrementa el precio en los sectores empresariales.

Si puedes, visita a tu banco o entidad financiera y consigue una probable financiación para el futuro comprador, así tendrás mayores oportunidades.

Recuerda que es importante llegar a un precio justo pues en un mercado como el nuestro un inmueble sobrevalorado es un inmueble invisible.

De repente la casa no está lista para visitar. Recuerda que hay reparaciones defectuosas que pueden anular una posible venta. Empieza con la fachada, los interiores, fíjate en los olores, la humedad, las cañerías e instalaciones de luz, deja tu casa lista para ser inspeccionada y comprada.

Cuando prepares tu  casa para la venta tiene que prepararse primero mentalmente que lo que se vas a vender no es tu hogar, sino una casa, un producto por lo tanto debe lucir bien para obtener las mejores ofertas.

Te recomendamos:

Instituto Vitalblogsnegociosvidapropietario de la casa,sector inmobiliario,venta de casaPara vender tu casa o para comprar, existen varios secretos para sacar ventajas, mira como utilizarlos, sobretodo si eres propietario. Existen varios secretos para que vendas tu casa o departamento a buen precio. No solamente consiste en colgar ese cartel en tu propiedad, eso es cosa del pasado. Estas estrategias también se...La vida en riqueza espiritual y material.