Las vacaciones familiares serán inolvidables para todos. Pasarán los años y los recuerdos estarán por siempre.

El viajar en familia es ya una gran empresa sobre todo si desea fortalecer tus lazos con tus hijos. Viajar en familia es un viaje fabuloso porque  se comparte experiencias inolvidables y los recuerdos  son inolvidables.

Los sitios recomendados a continuación ofrecen ideas de viajes adaptables a las necesidades específicas de su familia.

– Las vacaciones de voluntariado son posibles con familia, pero requieren de cuidados y planeaciones extra para asegurar que el viaje sea apropiado y placentero para todos los miembros de su familia.

Pregunte por referencias de otras familias con hijos de edades similares a las de los suyos antes de comprometerse a trabajar con un grupo voluntario. Las vacaciones familiares deben estar bien referidas.

– Incluir a sus hijos no quiere decir que sus vacaciones no puedan ser lujosas. los viajes familiares a gran escala son una tendencia emergente, recientemente destacando los mejores diez hoteles en los Estados Unidos adecuados para familias según periodistas y expertos de la industria. Explore las fotografías para hacerse una idea de cada propiedad.

Sitios para viajar

Los sitios para acampar que conoce y que le han gustado antes de tener una familia pueden requerir de una segunda inspección para asegurarse de que sean adecuados para niños. Ten en cuenta los terrenos agrestes, acceso a baños y proximidad de lugares done pueda guardar provisiones tales como pañales si es necesario.

Asegúrate de que los niños que no han tenido experiencia al aire libre sepan sobre los peligros de los campamentos, tales como la hiedra venenosa y los animales salvajes. Para puntos extras, averigüe si su viaje puede contar para el crédito escolar o para las horas voluntarias de sus hijos.

Los viajes a granjas o ranchos pueden ser particularmente educativos para niños pequeños. Asegúrate de que sus hijos estén preparados para estar en un ambiente con animales.








Los viajes familiares pueden estar planeados para la época de vacaciones escolares; hay compañías que ofrecen seguros de viajes gratuitos.

Hay sitios en Internet que se dedican especialmente a los viajes de turismo aventura para adolescentes, viajes con hijos; intentando romper las barreras entre los viajeros y las culturas locales para lograr una experiencia realmente auténtica. Los viajes incluyen safaris por África, caminatas a Machu Picchu y paseos en bote por las Islas Galápagos.

Sitios tales como ResponsableTravel.com ofrece un directorio de eco-vacaciones. La sección titulada “A taste of volunteering holidays” (“Una mirada a los voluntariados vacacionales”) le ayudará a encontrar proyectos a lo largo del mundo en los que su familia pueda participar, tales como trabajar con una sociedad conservadora monitoreando tortugas marinas en Seychelles.

Uno de los beneficios de estos programas es que algunos de los programas ofrecen descuentos en pasajes y hospedaje.

KidsCamps.com tiene un directorio de campamentos que las familias pueden visitar juntas. Este listado está dividido según región geográfica.

Tipos de viajes

Está comprobado que salir a conocer nuevos lugares y culturas, que relacionarse con gente de otros países e incluso de otras ciudades o regiones tiene efectos positivos en las personas.








Estar en contacto con la naturaleza, visitar museos y monumentos y en general cambiar del entorno en el cual se vive habitualmente tiene efectos positivos y saludables en las personas según lo han dicho algunos psicólogos y médicos.

Viajar para salir de la depresión.- Cuando las personas se encuentran en estados de depresión tienden a buscar la soledad y a sumirse en tristezas y pensamientos negativos que pueden llegar no solo a afectar su parte psíquica sino también la física.

Viajar implica entretener la mente en algo diferente porque primero se planea el viaje, luego se prepara, se viaja y se llega a un lugar en el que se conocen cosas nuevas.

La depresión tiende a desaparecer, mas aun cuando la persona descubre que hay todo un mundo por experimentar y que su problema o angustia eran algo insignificante al lado de tantas maravillas y situaciones que podría estar vivenciando.

Viajar para relajarse.- El estrés y la fatiga marcan el diario vivir de muchas personas. Estudio, trabajo, familia, amigos, situaciones económicas, en fin, todo aquello que produce ansiedad. Hacer ejercicio, tomar algunos medicamentos y alimentarse bien hacen parte de esa rutina que se debe llevar para minimizar los efectos de estos factores.

Sin embargo, un complemento vital para la relajación es viajar. Porque si usted esta cansado o cansada de la contaminación, del ruido e incluso de tanta gente a su alrededor le vendría muy bien visitar un sitios en el que pueda no solo descansar sino también.

Meditar, recibir unos buenos masajes y una excelente atención. Un viaje de relax hará que usted llegue con sus energías renovadas y con toda la vitalidad para continuar con su diario vivir.

Viajar para reconciliarse con usted mismo o con los seres que ama.- Cuando las personas no cambian de ambiente y siempre permanecen en el mismo lugar sea de vivienda o trabajo tienden, en ocasiones, a desarrollar cierta apariencia e incluso actitud de frialdad, conformismo y costumbrismo con aquellas personas que lo rodean. Consigo mismo tiende a volverse egocéntrico o en otros casos despreocupado.

Planear un viaje solo, con la pareja o con toda la familia puede ayudar a que esas relaciones se retroalimenten, se tornen menos tensas y que haya una mejor cercanía. En la que cada uno vea al otro en un escenario distinto y se de la oportunidad de acceder al otro sin prejuicios.

Viajar por salud.- Ir a la playa, a un rio, a pescar en un lago, a volar en aeroplano, montar a caballo o caminar por terrenos ecológicos tiene, según los expertos efectos positivos en la salud de las personas.

Dependiendo de la enfermedad o la predisposición que su organismo tenga, hay lugares y actividades de entretenimiento que sirven para combatir, controlar o minimizar enfermedades. Hay personas a quienes el contacto con la naturaleza les ayuda a aliviarse de múltiples dolencias.

Viajar con adolescentes puede ser un infierno pero también puede convertirse en una experiencia maravillosa para toda la familia. Algunos padres desisten de organizar viajes en familia cuando alguno de sus hijos llega a la adolescencia.

Piensan que así se libran de las malas caras, de los cambios de humor continuos, de los enfados y de las protestas. Pero lo cierto es que no siempre lo consiguen ya que todo eso puede seguir ocurriendo en la casa. Y además, ¿ por qué renunciar a una actividad familiar que podría resultar beneficiosa para todos?.

Instituto Vitalblogsfelicidadvidasitios para viajar,tipos de viajes,vacaciones familiaresLas vacaciones familiares serán inolvidables para todos. Pasarán los años y los recuerdos estarán por siempre. El viajar en familia es ya una gran empresa sobre todo si desea fortalecer tus lazos con tus hijos. Viajar en familia es un viaje fabuloso porque  se comparte experiencias inolvidables y los recuerdos ...La vida en riqueza espiritual y material.