Has leído, alguna vez en periódicos y revistas sobre el nacimiento de siameses y la sufrida solicitud de sus padres para que los separen, y cuando realizan esa operación, se obtiene éxito o no y los dos o uno de los bebés tienen suerte diferentes.

Ser siamés no es un defecto genético sino es algo congénito que se origina durante la gametogénesis o el desarrollo pos cigotico. No intervienen para nada los genes de los padres, en el desarrollo de una concepción de siameses.

Sucede un error en la división de las células de los embriones monocigoticos (gemelos de un mismo óvulo y un mismo espermatozoide). Cuando los embriones de gemelos normales se dividen es aproximadamente a los diez días pero cuando hay retraso la división es incompleta y llegan a compartir órganos.

Esotéricamente, ambos seres debieron nacer de dicho modo. Sus espíritus o energía de vida debe ser compartida y así evolucionar por determinado tiempo.

Médicamente siamés es el hermano gemelo que nace unido por alguna parte u órgano del cuerpo a otro y así conforman el dúo de hermanos siameses que se originan cuando se da lugar a un embarazo gemelar que puede ser:

– Dicigóticos o fraternos- Este tipo de hermanos nacen separados.

– Gemelos biovulares o mellizos (dicigóticos, bivitelinos): se forman cuando dos óvulos son fecundados por dos espermas, de forma independiente.

En este caso los hijos pueden ser de sexos iguales o distintos. Ambos fetos tienen, cordón umbilical y placenta separados.

– Monocigóticos o idénticos: En este tipo de gemelos la separación no es completa y nacen los llamados gemelos unidos clasificándose según la región por donde se unan. Cada uno es un ser independiente, que puede estar unido por varios órganos o por tener una conexión superficial.

– Gemelos siameses: Se originan igual que los gemelos idénticos, sin embargo en la etapa de separación de las células se genera un error.

La división de embriones sucede en los primeros 10 días después de la fecundación. pero si esta sucede a los 13 días, se origina la no división de las estructuras celulares lo que ocasiona que los bebés compartan órganos.

Clasificación de siameses

A nivel de siameses estos se clasifican en:





Simétricos.- Son de igual tamaño, su equilibrio corporal es habitualmente igual, ignorando por dónde estén unidos, característica que da la posibilidad de poder ser separados a través de una intervención quirúrgica en el hipotético caso que no se compartan órganos vitales indivisibles; como cerebro, hígado o corazón.

Los siameses gemelos, se clasifican según la región anatómica que los une. En el año 1926, Seammon confeccionó una clasificación ampliada.
Los toracópagos, los esternopagos, Los xifopagos, son el tipo de gemelos más frecuente tienen órganos separados, excepto el hígado.

Los pigopagos vinculados por la espalda, usualmente por la pelvis, con sacro y cóccix comunes, y los tubos digestivos que acaban en un ano y recto común. Con frecuencia existen malformaciones genito-urinarias.

Los isquiópagos, unidos a nivel de el ombligo, por encima los cuerpos están separados y son normales.

Los craneópagos, están unidos por la parte media de la cabeza, por lo general los cerebros están separados o sólo ligeramente fusionados.

La variedad más frecuente son los llamados onfalópagos (unidos en la región umbilical), toracópagos (fusionados en la cara anterior del tórax).








Asimétricos.- Se designa así cuando uno de los bebés está casi íntegro y normal (gemautósito), y el otro es incompleto (gemelo parásito) y dependiente del primero para poder crecer. Casos extremos de mellizos unidos son aquellos en los que un gemelo está dentro del otro, generalmente en forma de tumores del tamaño de una pelota.

Causas del nacimiento de siameses

En la historia de la humanidad no se ha podido probar científicamente la predisposición porque que unos gemelos se convierten en siameses, tal vez sean causas genéticas recesivas.

En épocas pasadas se tenía la concepción que los partos múltiples eran fruto de una desproporcionada cantidad de espermatozoides durante la fecundación.

Actualmente se dice que se debe a los medicamentos que se ingieren para lograr la fertilidad.

Se dice también que se debe a los defectos propios de la línea primitiva como:

– Al envejecimiento del óvulo que puede repercutir en la reducción de la capacidad de diferenciación normal, formando dos centros de diferencia, y ninguno quiere o puede eliminar al otro.

– Paralelo a los factores genéticos indicados, se hace referencia a los problemas nutricionales y desarrollo del embrión causado por infecciones o deficiencias de irrigación sanguínea.

Intervención quirúrigica de siameses

Antes de realizar una intervención quirúrgica es indispensable realizar una evaluación para determinar que órganos están completos y si es posible llevar a cabo la separación, pues cuando existe algún órgano vital compartido, hay que decidirse por el bebé que tiene más posibilidades de sobrevivir .

La intervención quirúrgica otorga resultados excelentes cuando se realiza entre los 5 y 12 meses de edad.

Por supuesto, los siameses pueden vivir una vida ok, todos los seres humanos lo podemos tener. Todo depende de la comprensión y humanización de todo el entorno que los rodee.

Te invitamos a leer los siguientes artículos informativos:

Dormir al bebé.

El Sistema Inmunológico.

Entrevista de trabajo. Preguntas. Respuestas.

Henna Para el Cabello y Tatuajes.

La Tertulia. Unión Familiar.

Quiropraxia. Quiropráctica.

Ronquidos. Para no roncar.

Paté de aceitunas negras y verdes. Paté vegetariano.

 

Instituto Vitalblogsvidacausas del nacimiento de siameses,clasificacion,clasificacion de siameses,intervencion quirurgica de siameses,siamesesHas leído, alguna vez en periódicos y revistas sobre el nacimiento de siameses y la sufrida solicitud de sus padres para que los separen, y cuando realizan esa operación, se obtiene éxito o no y los dos o uno de los bebés tienen suerte diferentes. Ser siamés no es un...La vida en riqueza espiritual y material.