El invierno puede ser muy duro en muchos países, mira como abrigarte mejor.

Si quieres viajar a lugares fríos, considera la ropa, lo recomendable es vestirse con el llamado sistema de “capas de cebollas”.

Las capas de cebolla son varias capas finas que permiten mayor versatilidad a la hora de regular la temperatura del cuerpo que dos o tres capas gruesas; así transpirarás menos. Que sean de preferencia 100 % sintético y 0 % algodón.

La fibra de algodón retiene la humedad en el interior de su fibra ocasionando así una pérdida de temperatura sensación de frío; además tarda muchísimo tiempo en secarse.

Las prendas sintéticas no absorben la humedad, sino que por un proceso electrostático, transportan la molécula de humedad hacia la capa de abrigo exterior más próxima, y así hasta llegar a la capa exterior.

Esto hace que el cuerpo no pierda calor y que nos sintamos más abrigados, y secos con menos capas de ropa. Además estas prendas se secan más rápido que las de algodón o lana.

Capas de abrigo

Entre las distintas capas de abrigo tendremos:





1.- La ropa interior, compuesta por una remera o camiseta de mangas largas para el torso y un pantalón largo, tipo calza, para las piernas. Ambas deben ir lo más pegado a la piel posible para así facilitar el pasaje de la transpiración hacia el exterior.

Existen en el mercado distintos materiales con los que se confeccionan estas prendas siendo los resultados muy buenos en la mayoría de los casos. Para los pies, las manos y la cabeza existen también medias, guantes y balaclavas confeccionados en los mismos materiales.

Muchas de estas prendas están disponibles en tres grosores distintos (fino o lightweight, mediano o midweight y grueso o expedition), que determinan distinto tipo de abrigo.

2.- Como segunda capa de abrigo están las prendas confeccionadas en fibra polar (buzos, camperas, pantalones, guantes, gorros y pasamontañas). Estas prendas, al ser permeables al viento, permiten regular la temperatura del cuerpo para así lograr el abrigo adecuado.

Pueden usarse 1 ó 2 capas de estas prendas de acuerdo al frío y al tipo de actividad que se esté desarrollando.

Como abrigo complementario para situaciones de extremo frío o donde la actividad física es casi nula puede usarse alguna campera de duvet o de algún buen relleno sintético para así conservar mejor el poco calor que se esté generando.








3.- Y por último, la capa exterior que nos protegerá del viento y del agua. Una campera o anorak con capucha y un cubre pantalón. Para las manos se utilizarán cubre guantes o mitones.

Los materiales que se utilizan en la confección de estas prendas son muy variados y con distintos resultados de acuerdo al diseño y calidad de los materiales que se utilizan.

Lo más importante en esta capa exterior es que impida la entrada del agua y del viento y que permita la salida de las moléculas de vapor de la transpiración hacia el exterior para así evitar mojarnos con nuestro sudor.

Toda esta indumentaria, en las tres capas, debe ser cómoda y debe permitirnos hacer todo tipo de movimientos.

El calzado en el frío

El calzado es uno de los elementos básicos del equipo. Existen una amplia variedad de modelos de botas y zapatillas que varían no sólo en el aspecto estético sino en la prestación para la cual fue diseñada, que es el factor más importante.

Las hay con distintos tipos de suelas, de acuerdo al uso y al tipo de terreno donde van a ser utilizadas determinan do la durezas de la mismas. Las de suela flexible son muy cómodas y livianas, ideales sólo para caminar por senderos o sobre terreno firme.

Las de suela semirígida suelen ser un poco más posadas y están diseñadas para proveer una mayor tracción y agarre en las superficies sueltas, resbalosas o húmedas. Muchas de estas pueden ser usadas con grampones o cintas para transitar por la nieve algunas hasta permiten la colocación de grampones automáticos para una postura más rápida y segura.

Estas botas a menudo tienen un mejor soporte del tobillo y puntera reforzada para usarlas en caminos más específicos. Muchas son a prueba de agua y los modelos más caros tienen una membrana impermeable de Gore-Tex o similar.

Las botas con suelas rígidas son,  usadas para excursiones en terrenos de alta montaña, en la nieve o hielo. Unas buenas botas proveerán un buen soporte para el peso extra que  llevarás, esto quiere decir que tendrías que tener suficiente acolchado.

La mayoría están hechas de cuero de buena  calidad, y tienen puntera reforzada para evitar lastimarte los dedos contra las rocas. Prueba diferentes tipos de botas.

Lleva las medias que piensas usar, antes de seleccionar la correcta, y  asegúrate de ablandarlas bien antes de usarlas en una salida. Ante la duda,  lleva apósitos protectores para tratar y prevenir ampollas.

Existen variedad de artículos de cocina y calentadores diseñados para este tipo de actividades. Trata de llevar  lo estrictamente necesario. Para ello, realiza un itinerario del viaje y planifica qué cantidad y tipo de comidas vas a realizar. Así tendrás una idea de qué elementos de cocina faltarán.

Existe en el mercado juegos de ollas cuyas tapas sirven de platos o sartén. Elije los fabricados en aluminio, que son más livianas y duraderas; las hay con una capa antiadherente, que facilita las cosas a la hora de la limpieza.

En algunas áreas no se permite hacer fuego. En ese caso los calentadores son realmente fundamentales. Estos usan distintos tipos de combustible como el solvente la nafta, que suelen ser los más efectivos; también los hay con cartuchos de gas (Butano Propano) o los más simples que funcionan con alcohol líquido o en pastillas sólidas.

Instituto Vitalblogsvidacalzado para el frio,capas de abrigo,ropa de abrigoEl invierno puede ser muy duro en muchos países, mira como abrigarte mejor. Si quieres viajar a lugares fríos, considera la ropa, lo recomendable es vestirse con el llamado sistema de 'capas de cebollas'. Las capas de cebolla son varias capas finas que permiten mayor versatilidad a la hora de regular...La vida en riqueza espiritual y material.