Es una enfermedad crónica originada por un exceso de humedad, enfriamiento prolongado o por enfermedades infecciosas que se presentan mayormente en la edad avanzada, manifestándose en forma de dolores más o menos fuertes en los músculos o huesos sobre todo en épocas de frío.

Pero no siempre el frío intenso provoca el reumatismo en un organismo normal, lo que a veces verdaderamente provoca esta dolencia es el enfriamiento de las defensas. Por el contrario. Si el frío es poco intenso y sufre una mojadura persistente la posibilidad que aparezca el reumatismo es mucho mayor.

También es una enfermedad que se caracteriza por las articulaciones, se presenta con inflamaciones dolorosas en las articulaciones o por dolores en los músculos y se atribuye a la presencia de ácido úrico.

El reumatismo está relacionado con la enfermedad de artritis, por lo tanto, se debe evitar toda clase de carnes, pescados y mariscos, el consumo de alcohol, embutidos, grasas, mantecas, etc.

Esta dolencia supone impurifcacación de la sangre y es efecto de régimen alimenticios a base de productos animales con exceso de albúmina, tipos carnes, huevos, leche, pescados, mariscos, bebidas fermentadas, queso, etc.

Son sustancias que dejan en el cuerpo adulto abundantes materias extrañas, especialmente ácido úrico, que se le deposita en los músculos y más a menudos en las articulaciones, produciendo malestar general, dolores locales y fiebres precedida de escalofríos.





En el período agudo las articulaciones se hinchan y la fiebre puede llegar a 40 grados o más. Los dolores de las articulaciones atacadas son a veces insoportables, imposibilitando al enfermo a moverse.

Síntomas reumatismo

El dolor es el síntoma más característico del reumatismo. El origen puede ser muy variado, ya que no sólo las articulaciones pueden ser la causa de este dolor, sino también todas las estructuras musculoesqueléticas, como tendones, músculos, ligamentos y huesos.

Todos sabemos que el dolor se considera en cierta manera como un medio de defensa o señal de aviso, que advierte a la persona de la presencia del peligro una situación anormal en el equilibrio bioquímico o psíquico del organismo u otra circunstancia que pueda incidir en su integridad física.

A través del dolor es fácil seguir la pista que nos conduzcan a descubrir la causa de la enfermedad.

En el caso del reumatismo, a veces la parte adolorida no corresponde a la articulación afectada, especialmente cuando la artritis afecta a una estructura profunda del aparato locomotor. Como ejemplo podemos comprobar que a menudo la dolencia de un hombro se refleja dolorosamente en el brazo y en el codo o como una articulación de la cadera que produce dolor en el muslo e incluso en la rodilla.








Cuando los dolores se presentan especialmente en la espalda o en las extremidades inferiores, lo recomendable es el reposo.

Tratamiento reumatismo

En el tratamiento del reumatismo muscular podremos elegir entre un tratamiento general y un tratamiento local. En los casos de reumatismos agudos, sólo bastarán unas aplicaciones locales a bases de masajes y calor para que cese el dolor en los ataques agudos o subagudos. Está indicado el reposo en cama hasta que desaparezcan los dolores, especialmente cuando las partes afectadas son la espalda o las extremidades inferiores.

Como en todas las infecciones articulares, el calor húmedo o seco es útil para calmar los dolores, relajar los espasmos y activar la circulación sanguínea.

El reposo, perfectamente en cama, es muy beneficioso para los enfermos de reumatismos, incluso los leves, al menos durante unos días.

El lecho o cama debe ser si no duro, al menos firme, desechando los antiguos somieres de resorte y los colchones de lana, goma y espuma.

El enfermo, durante el período de reposo, puede moverse en el lecho a voluntad, procurando que durante el día y concediendo con las comidas, permanezcan sentados  en la cama con la espalda recta. Durante el resto del día se estirará, relajará, descansará y dormirá.

Es muy conveniente que el enfermo de reumatismo aprenda alguna técnica de relajación mental, ya que este sistema puede aportar ventajas a la curación.

Dieta para reumatismo

Una alimentación adecuada puede ayudar aliviar los síntomas a las personas que padecen de reumatismo.

Lo que debes evitar:

La humedad.

El aceite quemado (frituras).

El alcoholismo.

Las bebidas heladas.

Los embutidos.

Lo que debes consumir:

Cítricos.

Agua de eucalipto.

Zumo de uvas y piña.

Zumo de ortiga.

Extracto de zanahoria, alfalfa, y miel.

Desayuno:

Jugo de naranja.

Leche de soya.

Ensaladas de papayas y ciruelas.

Panes.

Plátanos.

Leche cuajada

Yogurt.

Almuerzo:

Sopa de paico, culantro, perejil y orégano.

Guiso de espinaca.

Extracto de zanahoria.

Arroz integral.

Agua de matico o manzanilla.

Cena:

Jugo de piña.

Ensaladas de piñas y plátanos.

Agua de linaza.

Panes, tostadas.

Plátanos.

Remedio para reumatismo

Ingredientes:

¼ de arvejas.

2 cabezas de ajos.

Agua caliente.

Preparación:

Debe molerse excesivamente tanto las arvejas con sus vainas y los ajos, luego hacer hervir esta mezcla en agua caliente para luego aplicarse cataplasmas del mismo en la zona afectada. Posteriormente la persona deberá abrigarse la zona adolorida con una franela.

No te pierdas:

Instituto Vitalblogssalud naturaltratamientodieta para reumatismo,remedio para reumatismo,reumatismo,síntomas reumatismo,tratamiento reumatismoEs una enfermedad crónica originada por un exceso de humedad, enfriamiento prolongado o por enfermedades infecciosas que se presentan mayormente en la edad avanzada, manifestándose en forma de dolores más o menos fuertes en los músculos o huesos sobre todo en épocas de frío. Pero no siempre el frío intenso...La vida en riqueza espiritual y material.