El progreso de la especie humana se ha debido a la protección eficaz, no al ataque ni a la guerra, sino al desarrollo de los suficientes elementos de protección que cada cual logre en su vida.

Si aprendes ha aplicarlo a la vida cotidiana, vivirás en armonía, en prosperidad y dormirás tranquilo. Sobretodo vivirás tranquilo. La tranquilidad no tiene precio y su base es saber los principios de la protección tanto física como espiritualmente.

Siempre existirán personas que harán la guerra, quizás nuestro vecino, la empresa rival y hasta los hermanos, pero, aquel que pueda lograr conquistar los elementos de protección más eficaces, serán los vencedores.

Que no decir de la limpieza espiritual, ya que el llamado “daño” realmente existe, desde el llamado “mal de ojo” hasta las cargas negativas naturales o provocadas.

No se puede vivir toda la vida en guerra, pero si bien resguardado. No se trata de estar vigilando la puerta de la casa toda la noche, sino de colocar una buena cerradura. Una cerradura fácil de abrir para nosotros y difícil de abrir para los maleantes.

Este el concepto básico de la protección: resguardar, favorecernos y defendernos.

Estar en guerra significa dormir con un ojo cerrado y el otro no y así, no se puede vivir en tranquilidad. Vivir sin tranquilidad no es vivir.

La protección se puede aplicar directamente tanto al medio ambiente, protección de viviendas, en la seguridad de los niños e inclusive por medio de compañías de seguros.

Las diversas protecciones comienzan con las propias actitudes, se debe evitar el generar pensamientos negativos constantemente. Todo en la vida funciona energéticamente, los pesimistas nunca vivirán tranquilos. Los pesimistas deben procurar limpiarse en su interior.

Limpieza espiritual

Una forma de limpieza espiritual es pronunciar durante tres días seguidos la palabra paz, muchas veces. Ya sea susurrando, hablando o mentalmente. Prueba por tres días, mientras vas manejando, cuando tengas problemas, mientras estudias, en todo lo que puedas: paz, paz, paz y verás como te vas limpiando espiritualmente.

Existen muchos tipos de protecciones, pero lo primero es la limpieza espiritual.

Evita las preocupaciones

Las preocupaciones atraen mas preocupaciones, la guerra atrae más guerra, las discusiones más discusiones.

Una vez tranquilizado el espíritu, ya puedes tener la sabiduría de ver la mejor manera de la protección del medio ambiente. Tu mismo te darás cuenta cuales son las mejores acciones a seguir, desde botar la basura hasta participar en grupos ecológicos.

De la misma manera, la protección de vivienda, tiene implicancias energéticas como materiales. El feng shui es la protección energética, la tranquilidad de la familia, la meditación, yoga, tai chi, jardines bien cuidados, son también protección energética.

Luego, debes tener la suficiente protección física en tu vivienda como las cerraduras dobles para las puertas principales, ventanas bien protegidas y poco frágiles, impidiendo la facilidad para los malos elementos de la sociedad.

La protección contra el mal no es fácil, pero si se hace una forma de vida, tu vida se desarrollará mucho mejor que los que descuidan la seguridad y las protecciones debidas.

Seguridad de los niños

La seguridad de los niños, deben no solo protegerlos, sino que se debe explicarles porque se hacen las previsiones. Tales como el saber tomar transporte público o taxis, cruzar las calles, reportarse, las horas máximas en determinados lugares, memorizar números telefonicos, direcciones, etc.

Los niños acostumbrados a la protección y seguridad lo tomarán como algo natural, lo que aprenderán para toda su vida. Los malos elementos siempre han existido y existirán, se debe acostumbrarlos a convivir con ello y solucionarlo.

Si conjugamos el binomio protección y tranquilidad, nuestra vida será mucho mejor.

Con preocupaciones no se avanza mucho, si activamos la protección eficaz, luego con el transcurrir el tiempo, tan solo se harán revisiones periódicas para ver si todo está en orden, pero no estaremos preocupados si corremos peligro constantemente.

Invierte en protección, sin exagerar, pero que sea buena. Hazle difícil la vida a los malhechores para que tu vida sea más fácil.

Examina bien tu vivienda, tu empresa, el auto y todo lo que peligre. Analiza las rutas por donde transitas, tanto las tuyas como las de tus seres queridos.

Adquiere algunos seguros de ser necesario, nunca están demás, sobretodo si tu tranquilidad y patrimonio depende de algunos factores centralizados.

Aprende técnicas de evasión del peligro más que de enfrentamiento.

Verás que aunque no suceda nunca nada alarmante, habrás ganado mucho en el desarrollo de tu prosperidad y jamás sabrás de todo lo que te haz librado por haber estado muy bien protegido.

Te recomendamos leer:

Palabra mágica para todo.

Mucho cuidado 30 días antes del cumpleaños.

Todo se puede prevenir o corregir.

Regresión, éxito y felicidad.

5 frases de éxito para niños y adultos.

Chi kung luna llena para mejorar integralmente.

¿Estas desanimado?, pués, anima a otro.

Instituto Vitalblogsexitola proteccion,limpieza espiritual,medio ambiente proteccion,proteccion,proteccion contra,proteccion niños,proteccion vivienda,protecciones,seguridad niños,tranquilidadEl progreso de la especie humana se ha debido a la protección eficaz, no al ataque ni a la guerra, sino al desarrollo de los suficientes elementos de protección que cada cual logre en su vida. Si aprendes ha aplicarlo a la vida cotidiana, vivirás en armonía, en prosperidad y...La vida en riqueza espiritual y material.