Tanto en el embarazo, como por tu actividad, puedes tener las piernas hinchadas que pueden producir también dolor en las piernas. Mira los remedios para sanarte.

Las piernas hinchadas es un mal no solo de mujeres si no de la agitada vida y de la falta de buenas costumbres alimentarias.

Por supuesto que el uso de zapatos con tacones altos y la falta de pausas en determinados trabajos en los que se tiene que permanecer de pie, son otro de los motivos.

Otras veces es por el estado de salud o de gestación en el caso de la embarazadas. Por supuesto, se debe diferenciar de las piernas hinchadas y de las venas hinchadas, que son causadas por várices.

Una de las formas de saber si realmente las piernas están hinchadas es presionando con un dedo las zonas y si la huella permanece sin recuperarse elásticamente, se estará frente a una hinchazón.

Aunque estos síntomas suelen ser más frecuentes en verano, también aparecen en invierno. Es por ello que la prevención es importante realizarla todo el año.

La hinchazón de piernas pueden generar una sensación de quemazón en las piernas en los casos más avanzados.

Para cuidarnos diariamente y eliminar la hinchazón podemos aplicar algunas de estos trucos o recetas naturales:

Baños y soluciones para la hinchazón de piernas

Hacer un cocimiento con la corteza de marañón (cajú) y con esa agua darse baños en la parte afectada. Esta planta tiene propiedades astringentes al igual que su fruto.

También ayuda el remojar los pies en agua con sal. El agua debe estar tibia. Una cucharada de sal es suficiente para un recipiente en dónde quepan ambos pies.

Luego, colocar los pies en alto por espacio de unos 10 minutos las primeras veces.

Si te frotas con un gel de diclofenaco, también hará el efecto desinflamante. Este gel viene al 1% o 3% de concentración y es un gel efectivo y barato.

Los masajes de abajo hacia arriba, desde los tobillos hasta la entrepierna también te ayudarán a desinflamar. Por lo menos, hacerlo de las piernas hacia los muslos. Esto se puede hacer con ambas manos turnando cada pierna por vez.

Masajes con Aceites esenciales

En 100 ml de Aceite de Oliva virgen, Aceite de Almendras o Germen de Trigo,

Si hay edema mejor usar Aceite de Avellana, agregar las siguientes esencias:

30 gotas de Ciprés, 20 gotas de Romero, 10 gotas de Geranio, 10 gotas de Lavanda., 5 gotas de Menta.





Con el aceite resultante realizar masajes en las piernas hinchadas con movimientos suaves todos los días.

Consejos para no sufrir de piernas hinchadas

Sufrir de piernas hinchadas es un problema que afecta a gran cantidad de personas, en especial a mujeres, y sobre todo aquéllas personas que deben permanecer durante largos períodos de pie o sentadas con las piernas colgando. Además, este trastorno se potencia cuando hay várices o una predisposición genética a sufrirlo.

Puedes tener a la mano un masajeador eléctrico y aplicártelo diariamente, tratando de masajear de abajo hacia arriba y así poder facilitar el drenaje circulatorio.

Los masajes de drenaje linfático igualmente son muy útiles y debes hacértelos por lo menos una vez cada semana si tu caso es recurrente.

No permanezcas mucho tiempo de pie

Por lo general debido a motivos laborales, no ayuda en estos casos: procura sentarte cada cierto tiempo o moverte.

Si te sientas, lo ideal sería poder colocar las piernas en posición horizontal, es decir, por encima de la línea de las caderas.

Si esto no te es posible, puedes, cada espacio de tiempo, ponerte de puntillas de pie en el lugar para favorecer la circulación y el retorno venoso.








Cuando duermas por las noches, también es aconsejable elevar cerca de unos 15 centímetros la superficie, sea con uno o varios cojines el colchón o directamente con un taco de madera la cama.

Procura no utilizar tacones muy elevados, si bien unos pocos centímetros pueden ayudar a sentirse mejor, sobre todo cuando se debe estar de pie, tener tacos altos no es aconsejable para quiénes tienen este problema.

Practicar ejercicio físico de manera regular, lo mejor es la práctica de actividades moderadas como caminar a un buen ritmo, andar en bicicleta o nadar. Además, te ayudará en todo aspecto.

Limita tu consumo de sal, ya que el sodio favorece la retención de líquidos.

De la misma manera lleva al mínimo el consumo de lácteos que ocasionan problemas de retención de toxinas en el cuerpo.

En caso de tener sobrepeso, lo ideal será perderlo (y no sólo porque los obesos sufren más de hinchazón en las piernas sino por un mejor  estado de salud en general).

No utilizar prendas ceñidas que compriman las piernas y corten la circulación. En todo caso, se podrá recurrir a medias de compresión que están especialmente diseñadas para estimular el retorno sanguíneo en las piernas.

Durante la ducha se puede alternar momentos de agua caliente con otros de fría, ya que también favorece la circulación.

Durante la época de calor, y si se tiene una playa cerca, el agua de mar es de gran alivio para deshinchar las piernas y sentirlas más livianas y mejor. Ponlos en práctica y veraz los resultados.

Muy interesante:

Las maravillas de la uña de gato

Tratamiento natural de la hiperhidrosis: sudoración excesiva

El minimalismo dentro de las formas de ser.

Ser Feliz y no morir en el intento

El aburrimiento y sus beneficios.

El bruxismo, mucho más que apretar los dientes.

Negocios con mejor calidad o valor agregado.

Instituto Vitalblogssalud naturaltratamientopiernas hinchadas,remedios piernas hinchadasTanto en el embarazo, como por tu actividad, puedes tener las piernas hinchadas que pueden producir también dolor en las piernas. Mira los remedios para sanarte. Las piernas hinchadas es un mal no solo de mujeres si no de la agitada vida y de la falta de buenas costumbres alimentarias. Por...La vida en riqueza espiritual y material.