mejora tu peso
El peso ideal es algo que debemos procurar, pero, cada caso es diferente.

Saber tu peso ideal es algo que se puede determinar, además depende de como te sientas con determinada contextura. El peso ideal es personal.

Podría preguntarse: ¿Cuál es el peso ideal de un físico culturista?, o de un boxeador de peso pesado, tal vez de un peleador de sumo japonés o una modelo de ropa.

Es decir, el peso ideal depende en mucho de tus actividades y de como te sientas.

Es usual que cuando se trata de sopesar el poder de atracción del cuerpo de una mujer, debido a la moda actual, las que se sienten con una figura ideal son aquellas que tienen una figura esbelta, o muy delgada.

Sin embargo, no hay que llamarse engaños: tanto el exceso de peso como la carencia de éste son no sólo dos problemas de estéticas sino también de salud.

Por tanto, si tú eres una mujer muy delgada, no te limites a enorgullecerse: asegúrate de no estar demasiado por debajo del que debería ser tu peso normal.

Si tú   tienes problemas de peso, lo que menos debes hacer es angustiarte por esta situación. Recuerda que, si bien la carencia o el exceso de kilos constituyen una causa de pérdida atracción física, debe abordarlo ante todo desde el punto de vista de mantener una buena salud.

Por tanto, no agregues, innecesariamente, otro problema de salud: el proveniente de una reacción nerviosa innecesaria que pueda causarte problemas digestivos, dolores de cabeza, dificultades para dormir, etc.

Esta es otra actitud negativa que tú debes evitar siempre: sentir que se quiere menos, o que los demás van a quererla y apreciarlas menos sólo por el hecho de que es algo delgada o un poco gorda.

No es ninguna manía criticable pesarse diariamente. Más bien, es la manera de no descuidar bajo ninguna situación la vigilancia del peso ideal que toda mujer busca para su físico.

Quiérete siempre como tú lo eres: alta, bajita, gorda, flaca. Recuerda que lo que jamás hay que poner en duda es el amor que toda persona siente por sí misma, y que es una energía positiva que hace que los demás también sientan afecto por nosotras.





Dieta para el peso ideal

Una dieta está lejos de ser un hada madrina a quien se le pide que nos dé un golpecito con su varita mágica para transformarnos en la mujer o el hombre más hermosos del mundo.

Ante todo, una dieta es un régimen alimenticio para quienes aspiran a nutrirse de una manera diferente, aprovechando mejor los bienes que nos ofrece la naturaleza.

Por tanto, una dieta implica trasformar las costumbres y tradiciones culinarias con la finalidad de conseguir una vida más saludable, y un cuerpo y una mente más atractivos y sanos.

En cualquier decisión que tú tomes al respecto a tu cuerpo, el primer lugar debe ocuparlo la salud física y mental. Nunca debes colocar el interés estético por encima de la buena salud.

Belleza y salud y el peso ideal

La belleza que no se fundamente en la buena salud es tan frágil y efímera como una casa que empieza a construirse por el tejado.

No cometas el error tan común de creer que las personas muy delgadas no deben practicar ninguna clase de ejercicios porque adelgazarían más.

Un buen régimen de gimnasia y ejercicios en general ayuda el fortalecimiento muscular, que es la mejor forma de subir de peso.

Cuando una mujer se limita a comer y a llevar una vida sedentaria, los kilos que puedan aumentar se convertirán en grasas y no en músculos.

Pero cuando te alimentas bien, y a la vez practicas deporte y ejercicios, si caer en excesos, éstos fortalecerán tu masa muscular, te ayudarán a ganar peso, y además te servirán bastante para perfeccionar tu figura.








Si tú deseas subir de peso, la solución no consiste en ponerse a comer de manera incontrolada. Ganar unos kilos implica un proceso que no se puede acelerar comiendo en cantidades ilimitadas y desordenadamente.

Ante todo come de forma equilibrada. No creas que la ingestión abundante de azúcares y harinas te va a solucionar el problema.

La clave está en incrementar el consumo de alimentos ricos en proteínas éstas son las encargadas de formar los tejidos del cuerpo, en calcio, y también en vitaminas del complejo B.

Estas últimas actúan como relajante del sistema nervioso, y por esta razón pueda ayudar a ganar peso, pues una de las causas para adelgazar más de la cuenta suele deberse a que se tiene un temperamento especialmente nervioso o bastante desajustado.

Forma de Almorzar para lograr el peso ideal

El estilo de almorzar en familia o con los compañeros influye en el proceso alimenticio.

Sigue los siguientes consejos:

  • Asegúrate que haya un ambiente de tranquilidad durante las comidas.
  • Mastica muy bien los alimentos.
  • No hables de problemas ni de circunstancias desagradables.
  • Tampoco leas diarios o revistas entre bocado y bocado.
  • Los programas televisivos no son buenos compañeros de tu mesa.
  • Olvídate del teléfono (fijo o celular): casi todo lo que le van a decir puede esperar media hora.

Un complemento indispensable a la hora de tratar los problemas de falta o de exceso de peso, es realizar una consulta médica.

Si bien una solución consiste en practicar deportes y llevar un buen régimen alimenticio, nunca descartes la posibilidad de que puedan estar afectándola problemas de salud como afecciones nerviosas, trastornos en la digestión de la comidas, deficiencias en el funcionamiento del hígado, invasión de parásitos, etc.

La obesidad

La obesidad usualmente se define como un exceso del 10% en comparación con el peso ideal de acuerdo con la estatura. Por ejemplo, si tú mides 1.50 centímetros, tú peso normal debería estar entre 45 y 50 kilos.

Si subes a 51, 52,53 o 54, puedes considerar que estás adentro de una situación manejable. Pero si pasas de los 55 kilos, ya entras en la categoría de persona obesa.

Por tanto, es necesario que te pongas bajo orientación médica con el fin de establecer el régimen alimenticio y de entrenamiento físico.

El deseo de disminuir unos kilos nunca debe llevarte a tomar medidas deseperadas como, por ejemplo, dejar de comer. Esta “solución” no te sirve para nada y, por el contrario, lo que hace es arriesgarte a contraer alguna enfermedad por nutrirse de una manera deficiente.

Diez reglas para no arruinar tu figura:

  1. Come con regularidad.
  2. Ingiere carne magra, y antes de ponerla a cocinar retírale la grasa.
  3. Come primero las carnes y las verduras. Así sentirás menos ganas de consumir alimentos grasos.
  4. Al  hacer el mercado, compra sólo lo necesario. Es la mejor manera de no tentarse a ingerir más comida.
  5. Mastica lentamente. Al hacerlo así, te llenas más pronto y, por tanto comes menos.
  6. Sirve platos individuales en vez de una abundante fuente. Ésta constituye una tentación de repetir que pocos resisten.
  7. Sirve ensalada de verduras como entrada especialmente las que contienen calorías. Por ejemplo, apio, lechuga, brócoli, etc.
  8. Come sólo cuando sientas hambre. “Picar” a todas horas no es bueno para conservar una buena figura.
  9. No ingieras alimentos pesados a altas horas de la noche.
  10. Si sientes hambre entre las comidas  principales, consume de preferencia frutas o verduras crudas.
  11. Acércate a la comida vegetariana, o en todo caso prefiere por lo menos 70% de vegetales y frutas y el resto puede ser algún tipo de carne, de preferencia de pescado fresco o blancas.

Te recomendamos:

Instituto Vitalblogsvidaalmorzar,dieta,la obesidad,peso ideal mujerSaber tu peso ideal es algo que se puede determinar, además depende de como te sientas con determinada contextura. El peso ideal es personal. Podría preguntarse: ¿Cuál es el peso ideal de un físico culturista?, o de un boxeador de peso pesado, tal vez de un peleador de sumo japonés...La vida en riqueza espiritual y material.