El parto a domicilio tiene sus ventajas y también desventajas, mira lo mejor para ti y tu hijo.

El parto domiciliario constituye una fase importante del cuidado materno en muchas partes del mundo.

Es favorecido por la posibilidad de un transporte rápido (de la enferma, de médicos y de equipo) en caso de complicaciones obstétricas.

Sin duda, la atención obstétrica individual a domicilio seguirá siendo practicada para la clase pobre y la rural, y en los casos en los cuales resulte imposible o inconveniente el transporte al hospital, o durante las catástrofes naturales o bélicas.

En muchas ocasiones la escases de camas hospitalarias y de personal médico adiestrado hace necesario la integración de programas de atención obstétrica a domicilio y en el hospital.

Cuidados prenatales

En gran número de tales casos, el buen cuidado prenatal, la atención de las prímiparas y de todos los casos anormales o complicados en el hospital, y la existencia de médicos y enfermeras con experiencia, ha aumentado la seguridad de la atención del parto a domicilio.

Y con frecuencia sucede que los índices de morbilidad y mortalidad maternofetales, son inferiores a los de los hospitales de la misma región en donde son admitidos caos obstétricos normales y complicados.





La supervisión de las parteras por el médico constituye un deber en muchos países, por lo que todo médico debe estar familiarizado con las técnicas de atención de parto a domicilio.

En muchos sitios se han integrado con éxito, grupos o unidades de trabajo conjunto, formado por parteras, médicos o generales obstetras. El médico general debe supervisar a la partera durante el parto, pero el especialista es el único que debe juzgar cuándo pude ser atendida una paciente por la partera.

El obstetra no debe pretender atender todos los partos personalmente, su función principal es hacerse cargo de los casos problemáticos.

El parto domiciliario será electivo. Solamente las embarazdas con una gestación normal, y en las cuales se pronostique parto sin complicaciones, serán las candidatas; es decir sólo podrán ser atendidas en su domicilio las mujeres en las que se han previsto una mínima intervención médica o quirúrgica.








En el caso de primigrávidas, grandes multíparas, pcaientes con la constitución denominada distrofia distócica, etc., es necesario un juicio individual para determinar dónde serán atendidas.

Ventajas y desventajas del parto a domicilio

Algunos casos aparentemente normales, elegidos para atención de parto a domicilio, pese al cuidadoso escrutinio pueden resultar complicados. Es muy difícil predecir cuándo ocurrirá una inercia uterina, una prolongación del segundo periodo del parto o una hemorragia postpartum.

Si se presentan complicaciones obstétricas o pediátricas, se carece de personal y medios para su inmediata solución.

El especialista que acude a una urgencia obstétrica a domicilio, rara vez conoce el curso del prepartum y los problemas previos.

Las ventajas son:

El parto se realiza generalmente bajo condiciones más fisológicas. El ambiente conocido y la presencia de la familia puede tener, en ciertas pacientes, un efecto químico favorable.

El recién nacido puede permanecer con la madre. El costo de la atención es generalmente muy inferior.

La sepsis puerperal es poco probable si se siguen medidas asépticas estrictas. Los residentes en el domicilio poseen habitualmente inmunidad parcial al tipo de bacterias virulentas que pueden estar presentes.

En el hospital se reservan las camas para los casos obstétricos complicados.

La evaluación prepartum debe ser hecha por un obstetra calificado, para eliminar la posibilidad de elegir, para ser atendidos a domicilio, casos anormales o de pronóstico dudoso.

Un médico debe examinar regularmente a las candidatas para parto domiciliario, con el objeto de conseguir un mejor aprovechamiento del tiempo.

Los nombres de la partera y del médico, junto con sus direcciones y número telefónicos, deberán estar registrados en el domicilio de la paciente.

A la 36ª. semana del embarazo aproximadamente, el obstetra especialista examinará a la paciente, incluyendo exploración vaginal.
Si la partera queda a cargo de la paciente, ella avisará al médico general cuando se inicie el trabajo del parto.

Las facilidades que ofrezca el domicilio pueden ser primitivas o insuficientes (por ejemplo, iluminación defectuosa, falta de espacio, etc.), y campo de asepsia limitada. Sin embargo, los preceptos de la conducta obstétrica son invariables, no importa el sitio donde el parto se realice.

Es posible improvisar casi todo, menos agua, ciertos instrumentos esenciales y medicamentos especiales.

Requerimientos para el parto a domicilio

Los requerimientos para el parto a domicilio son los siguientes:

Equipo de cama

Se requieren sábanas, fundas de almohada y cobertores limpios en cantidad suficiente  para llenar las necesidades de la paciente durante el parto y la primera semana del puerperio.

Artículos baño

Jabón, toallas de secar y sanitarias.

Un paquete de algodón absorbente (500 g).

Tres bandejas estériles: Una para las manos del médico, otra para preparar a la paciente, y una más para la placenta.

Una silleta.

Una olla y dos jarras estériles: Una para agua caliente estéril, y la otra para agua fría estéril.

Un banquillo metálico o un trozo de madera para colocarse bajo el colchón y elevar las caderas de la paciente, si es posible asistir el parto en la cama.

Sitio para el trabajo de parto.- Generalmente se escoge la habitación de la paciente. Esta deberá encontarse limpia, iluminada y atractiva. Es importante que exista un baño en la proximidad.

Sitio para el parto.- La cocina es habitualmente el sitio elegido para el parto, porque generalmente la mesa se presta para la atención del parto. Además, ahí es común que se pueda disponer de agua, una tina o un tanque, y una cocina para calentar y esterilizar.

Sitio para el recién nacido.- Es conveniente disponer de una habitación destinada al recién nacido. El cuarto debe ser caliente, bien ventilado, limpio y tranquilo. Es conveniente contar con agua corriente en la proximidad o dentro de la misma pieza.

El mobiliario será sencillo: Una cuna de madera o de mimbre, escrupulosamente limpia, un armario para la ropa, y una mesa para cambiar y bañar al infante, que puede también servir para colocar los accesorios para su aseo.

Canastilla del recién nacido.- Se incluirán pañales, camisetas, camisones, calzones de plástico o de hule, cobertores, sábanas y mantas de franela, todos del tamaño apropiado.

La ropa de algodón o de rayón es preferible a la de lana, no encoge es más barata, se lava con mayor facilidad y no es áspera para la piel del niño. El recién nacido debe  tener sus toallas y accesorios de aseo propios.

Cuidados en el postpartum

La paciente debe ser colocada en cama posición cómoda y bien cobijada.

La altura del fondeo y el tono uterino se revisarán cada 5 minutos durante la primera hora.

Durante 1 ó 2 horas, cada 5 minutos se elevará el útero para dar masajes suaves.

El recién nacido prematuro o con alguna anormalidad, debe ser enviado de inmediato al hospital.

El infante se manipulará con cuidado, y lo menos posible. Inmediatamente después del nacimiento, se le envuelve en una toalla limpia y se liga y corta el cordón umbilical.

Nunca se bañará al recién nacido sólo se le limpiará, se le coloca una camiseta y un pañal. Se le toma el peso y las medidas usuales.
La cuna debe protegerse del fuego y de los animales.

leer masPara seguir:

Instituto Vitalblogsvidacuidados en el postpartum,es una opción segura y posible,parto a domicilio,requerimientos para el parto a domicilio,ventajas y desventajas del parto a domicilioEl parto a domicilio tiene sus ventajas y también desventajas, mira lo mejor para ti y tu hijo. El parto domiciliario constituye una fase importante del cuidado materno en muchas partes del mundo. Es favorecido por la posibilidad de un transporte rápido (de la enferma, de médicos y de equipo) en...La vida en riqueza espiritual y material.