La neuralgia del trigémino o Tic Douloureux (también conocida como prosopalgia) es un trastorno neuropático del nervio trigémino que provoca episodios de intenso dolor en los ojos, labios, nariz, cuero cabelludo, frente y mandíbula.

Una neuralgia es un síntoma producto de alguna alteración en el sistema nervioso que ocasiona dolores en alguna parte del cuerpo sin que exista inflamación generalmente. El sistema nervioso tiende a fallar y produce un dolor continuo tanto en un nervio principal como en sus ramificaciones.

La neuralgia del trigémino puede ser muy dolorosa y ocasiona desenlaces desesperantes en muchas personas.

El nervio trigémino es el quinto nervio craneal, un par craneal mixto responsable de datos sensoriales como el tacto (presión), la termocepción (temperatura) y la nocicepción (dolor) arrancando hacia a la cara sobre la línea mandibular.

Muchos consideran que la neuralgia del trigémino está entre las afecciones más dolorosas y es conocida también como la enfermedad del suicidio por el número significativo de personas que se quitaban la vida antes de que se descubrieran tratamientos eficaces.

Se estima que sufren neuralgia del trigémino una de cada 15.000 personas, aunque las cifras podrían ser significativamente mayores debido a que son frecuentes los diagnósticos incorrectos.







Se suele desarrollar tras la edad de 40 años, aunque ha habido casos de pacientes de solo tres años de edad.

También es responsable de la función motora de los músculos de la masticación. Existen algunas teorías que explican las posibles causas de este síndrome doloroso.

Qué ocurre en el trigémino?

La principal explicación es que probablemente un vaso sanguíneo esté comprimiendo el nervio trigémino en las proximidades de su conexión con el Puente de Varolio (Puente Troncoencafálico). La arteria cerebelar superior es la implicada más probable.

Tal compresión puede dañar la vaina protectora de mielina y provocar un funcionamiento errático e hiperactivo del nervio.

Esto puede producir ataques de dolor a la mínima estimulación de cualquier área inervada por él así como entorpecer la capacidad del nervio para inhibir las señales dolorosas tras el final de la estimulación.

Este tipo de daño también puede estar provocado por un aneurisma, por un tumor o por un cisto aracnoideo en el ángulo pontino del cerebelo o por un evento traumático como un accidente de automovilístico o incluso un piercing lingual.








El dos por ciento de pacientes con neuralgia de trigémino, habitualmente los más jóvenes, presentan evidencias de esclerosis múltiple, que puede dañar tanto al nervio trigémino como otras partes del cerebro relacionadas.

Cuando no hay causa estructural, se denomina al síndrome idiopático La neuralgia postherpética, que tiene lugar después de sufrir un herpes, puede provocar síntomas similares si está afectado el nervio trigémino.

Síntomas Neuralgia del Trigémino

  • Espasmos muy dolorosos, como pulsaciones eléctricas penetrantes que generalmente duran unos cuantos segundos o minutos, pero pueden volverse constantes.
  • El dolor por lo general sólo está en un lado del rostro, con frecuencia alrededor del ojo, la mejilla y la parte baja de la cara.
  • El dolor se puede desencadenar por contacto o sonidos.
  • Los episodios dolorosos de la neuralgia del trigémino se pueden desencadenar por actividades cotidianas y comunes como: cepillarse los dientes, masticar, beber, comer, tocar ligeramente la cara, afeitarse

Tratamiento Neuralgia del Trigémino

Aunque aún no se ha establecido un método 100% eficaz para curar la neuralgia del trigémino, la mayor parte de la gente encuentra alivio en los medicamentos, en una de las cinco opciones quirúrgicas o a veces en las autodenominadas terapias “alternativas” o “complementarias”.

En nuestra experiencia es mucho más efectivo la acupuntura, la auriculopuntura, la energía chi kung a través de las manos y la programación mental.

La neuralgia atípica del trigémino, que implica un dolor más constante y ardiente, es más difícil de tratar, tanto con medicación como con cirugía.

La cirugía, de ser necesaria, puede ocasionar distintos grados de aturdimiento del paciente y llegar ocasionalmente a una “anestesia dolorosa”, que se manifiesta como un aturdimiento con intenso dolor.

No obstante,podría ser un buena solución, muchos pacientes encuentra un gran  alivio con muy pocos efectos adversos colaterales en los distintos tipos de cirugía que existen.

Su médico de atención primaria, un neurólogo o un algiólogo pueden estar involucrados en su cuidado.

Ciertos medicamentos algunas veces ayudan a reducir el dolor y la frecuencia de los ataques. Estos medicamentos abarcan:

  • Fármacos antiepilépticos (carbamazepina, gabapentina, lamotrigina, valproato, pregabalina y fenitoína)
  • Relajantes musculares (baclofeno, clonazepam)
    • Los cuidados de salud complementaria y alternativa tales como la quiropraxia o la acupuntura se usan en ocasiones tanto en combinación con fármacos como solas para ayudar a controlar el dolor.
    • Otros tratamientos incluyen las cremas de capsaicinia, los suplementos de vitamina B12. La modificación de la dieta o cubrirse la cara para evitar el viento y otros desencadenantes sensoriales suaves. Principalmente si hay deficiencia de la B12.
    • En un caso de neuralgia del trigémino asociado con el piercing lingual, la afección se eliminó cuando se retiró la pieza de joyería.
    • Tampoco debe descartarse los piercings en las orejas que ocasionan diversas patologías tanto dolorosas como depresivas.
    • Anticonvulsivos como: Antidepresivos tricíclicos (amitriptilina, nortriptilina o carbamazepina)

Medicamentos adicionales

  • Los analgésicos normales no suelen hacer efecto. Los efectos anticonvulsivos se pueden potenciar con un adyuvante como el baclofeno o el clonazepam. El Baclofeno también puede ayudar en algunos pacientes a comer con más normalidad si los movimientos de la mandíbula tienden a agravar los síntomas.
  • Si los anticonvulsivos no son útiles y las opciones quirúrgicas han fracasado o son desaconsejables, el dolor puede ser tratado a largo plazo con opioides como la metadona.
  • También pueden ser eficaces en el tratamiento del dolor neuropático dosis bajas de algunos antidrepsivos como la nortriptilina.
  • Se puede inyectar botox en el nervio por un facultativo y se ha visto que es útil utilizando el patrón de la “migraña” adaptándolo a las necesidades especiales del paciente.

Qué esperar en el futuro, en la neuralgia del trigémino

Su pronóstico depende de la causa del problema. Si no hay ninguna enfermedad subyacente, algunas personas descubren que el tratamiento brinda al menos un alivio parcial.

Sin embargo, el dolor puede volverse intenso y constante en algunos pacientes.

Todo lo que aporte a la curación más rápida se debe procurar, todos los pacientes no son iguales. Adicionalmente a la acupuntura, el chi kung y los medicamentos, mejora la dieta y los nutrientes.

Incrementa nutrientes como el Cloruro de Magnesio, asimismo la aplicación de pequeñas ventosas en las zonas dolorosas ayudan. Elimina los lácteos de tu dieta por lo menos 45 días, consume más verduras y alimentos integrales que normalizan las funciones nerviosas.

Muy recomendables:

Los remedios naturales para utilizarlos por siempre.

La salud emocional es fundamental para mantenerse en la cima.

Las maravillas de los encurtidos y pickles.

Tratamiento del sueño e insomnio

La fama de Charles Chaplin: Poema La Vida

Las maravillas del óxido de zinc. Mucho cuidado con los protectores solares.

Los Masajes Terapéuticos de la Reflexoterapia.

Instituto Vitalblogstratamientoneuralgia del trigemino,neuralgia facialLa neuralgia del trigémino o Tic Douloureux (también conocida como prosopalgia) es un trastorno neuropático del nervio trigémino que provoca episodios de intenso dolor en los ojos, labios, nariz, cuero cabelludo, frente y mandíbula. Una neuralgia es un síntoma producto de alguna alteración en el sistema nervioso que ocasiona dolores en alguna parte del cuerpo sin...La vida en riqueza espiritual y material.