En la educación pre escolar, la música no debe faltar, tiene una influencia muy importante.

Niño que no escucha música tendrá problemas de adulto, esta hipótesis no está muy lejos de la realidad.

La música es un arte que sensibiliza y sublimiza y saca lo mejor de los sentimientos del ser humano , aun cuando se escucha canciones de revancha o persecución , cuando se escucha se hace no pensando en una maldad sino en tono burlón jocoso.

La música alegra a todos los seres humanos, este arte que es tan antiguo como el hombre a mi parecer creció con el desarrollo del hombre prehistórico y es más el hombre escucha música desde cuando está en el vientre materno si es que su madre se la hace escuchar.

La atingencia que se hace es que, al niño le gusta escuchar música suave, la estridente los aturde, incómoda y desestabiliza. Incluso cuando escucha música suave agradable tiende a bailar y si más adelante el tono se incrementa se acomoda sin problemas.

La idea de que el niño escuche música, es para que esta contribuya con el desarrollo cognitivo y la destreza de su lenguaje, escuchar canciones infantiles estimulan la memoria, por ejemplo un libro de ritmos con muchas imágenes le será muy agradable al niño y a su padres.

Influencia de la música en los niños

La música en los niños de etapa preescolar tiene mucha influencia en la forja del carácter y la personalidad, genera paz y armonía en la vida del niño por ello la música para niños tiene las siguientes características:

Es  relajante.

Tiene efecto de armonía y paz.

Genera niños más tranquilos y serenos.

Se vuelven más creativos y tienen más desarrollo intellectual.

El músico y compositor Mozart es el más recomendado y elegido para que los niños escuchen música, otro músico y maestro Don Campbell, ha seleccionado las mejores composiciones para que los niños y bebés sean estimulados mediante la música de este genio, otorgando una experiencia enriquecedora y educativa a niños de todas las edades.

Acotando a este planteamiento estudios afirman que como la música de Mozart tiene cierta influencia en el comportamiento de los bebés, fomenta su desarrollo intelectual y creativo. Ello se conoce como el efecto Mozart.





Es recomendable que los bebés y niños preescolares escuchen música por ello te recomiendo algunas canciones que tal vez te puedan ser útiles a la hora de escoger música para bebés y niños:

Abecedario.

Al corro de la patata.

Cinco lobitos.

Al pasar la barca.

Cinco ratoncitos.

Al pasar la barca.

Tengo una muñeca.

Danza de las vocales.

Al pasar la barca.

El patio de mi casa.

El cochecito.

Arroz con leche.

El elefante.

El señor  don gato.








Debajo de un botón.

Los cochinitos dormilones.

La araña.

La vaca lola.

Los pollitos.

Los números.

Hola don pepito.

Head shoulder knees.

Los patitos.

Las canciones para bebés y niños preescolares tienen un efecto relajante, es una forma natural de ayudar a dormir a los recién nacidos en los primeros años. Las canciones que más le gusta a los niños son aquellas en que se habla de los animales o se escuchan los sonidos de la naturaleza. En la actualidad es fácil descargar la música gratuitamente a través del internet.

El Dr. Gardner habla de 8 inteligencias siendo una de ellas la inteligencia musical.la que conceptúa que el desarrollo de esta inteligencia es mayor cuando una persona puede percibir, distinguir, transformar y expresar el ritmo, timbre y tono de los sonidos musicales.

Las personas que se sienten atraídas por los sonidos de la naturaleza y por todo tipo de melodías. Disfrutan siguiendo el compás con el pie o golpeando algún objeto rítmicamente, reconocen memorizan te crean melodías.

Educación musical preescolar

En los Centros de Educación Inicial donde acuden los niños de 3 y medio años hasta los 5, es recomendable que se cuente con un salón o ambiente especial, donde los niños reciban sus clases de música sin que interfieran otras actividades, porque necesitan de concentración y espacio para desplazarse, este ambiente debe estar equipado con: Instrumentos, equipos de CD, una pizarra, otros implementos, etc.

1.- El Ritmo es con lo que más se trabaja con niños en edad pre-escolar, es la base de la educación musical. El ritmo se encuentra en la naturaleza, en el ser humano, en la palabra, en todas sus manifestaciones vivientes.
2.- El compás marca la velocidad e indica si una música es un vals, un bolero, una balada, etc.

3.- El acento se debe trabajar cuando el niño haya asimilado muy bien lo que es el pulso y la edad indicada para iniciarlo es a partir de los 4 años.

En algunos países de habla hispana la educación preescolar se denomina educación inicial, comienza a los 45 días de nacido y concluye a los 6años de edad. Esta etapa se privilegia el juego y la socialización y tiene como objetivos:

1.- Desarrolla la capacidad creativa promoviendo el juego la capacidad de expresión y comunicación a través de los distintos lenguajes, verbales y no verbales.

2.- Favorecer la formación corporal y motriz.

3.- Impulsa los cuatro pilares de la formación: aprender a ser, aprender a convivir, aprender a hacer y aprender a conocer.

4.- Desarrolla competencias en el alumno con la finalidad de prepararlos para enfrentar la vida.

5.- Defiende los 7 principios básicos psicopedagógicos del ser humano: De un buen estado de salud, de respeto, seguridad, de la comunicación, autonomía, movimiento (psicomotricidad), de juego libre.

6.- El ser humano es un ser social, capaz de responder y participar activamente en la transformación de la sociedad en la que vive.

7.- El desarrollo humano se ejecuta a través de los procesos de enseñanza y aprendizaje entendido como unidad compleja de naturaleza humana integral.

Te recomendamos:

Instituto Vitalblogsfelicidadeducación preescolar,influencia música,música preescolarEn la educación pre escolar, la música no debe faltar, tiene una influencia muy importante. Niño que no escucha música tendrá problemas de adulto, esta hipótesis no está muy lejos de la realidad. La música es un arte que sensibiliza y sublimiza y saca lo mejor de los sentimientos del ser...La vida en riqueza espiritual y material.