Cuidado con la enfermedad del beso, puedes contraer un virus de por vida. Ciertamente la mononucleosis denominada mono o fiebre glandular, es una inflamación de las glándulas linfáticas y de fatiga crónica.

Esta enfermedad a es ocasionada por el virus Epstein-Barr (el más común) o por el citomegalo virus.

El periodo de incubación dura entre 7 y 14 días y vive entre uno a dos meses. Afecta no sólo a los niños, sino también a los adolescentes y adultos jóvenes, pero es más común entre personas de 15 y 35 años.

Síntomas de la mononucleosis

Los síntomas de la mononucleosis varían entre una y otra persona sobre todo en niños y bebés y van desde:

– Dolor de garganta y resfrío.

– Fiebre. Glándulas linfáticas inflamadas en el cuello, axilas e ingles.

– Fatiga constante y persistente.

– Dolor de garganta debido a amigdalitis.

– Pérdida de apetito debido a la dificultad al tragar.

– Dolores musculares.

– Bazo agrandado.





– Molestias en el hígado lo que provoca el amarilla miento de la piel-ictericia, los ojos, y las membranas mucosas e inflamación del mismo.

– Rinitis (mucosidad).

– Malestar y cansancio.

– Mal aliento.

– Hinchazón de párpados, tos.

Cuando los niños se infectan con el virus, por lo general no se les nota ningún síntoma. Pero una vez que han tenido la mononucleosis, el virus permanece latente en la garganta y en las células de la sangre, de por vida. En todos los casos, se debe consultar al médico.

En algunos casos el pediatra deberá prescribir corticoides para disminuir el agrandamiento de las amígdalas y facilitar la respiración.

Los síntomas característicos de la mononucleosis son fiebre alta puede llegar a 40º C, inflamación y dolor de garganta, en muchos casos con placas de color blanquecino-grisáceo, inflamación de los ganglios especialmente los del cuello, rinitis mocos, malestar, cansancio, mal aliento, hinchazón de párpados, tos y aumento del tamaño del hígado así como del bazo aumento que detecta el médico al realizar la exploración.

En menos de un 2% de los casos el pequeño presenta ictericia-piel amarilla.








Aunque muchas veces puede confundirse con una faringitis bacteriana inflamación y dolor de garganta con placas, fiebre, ganglios del cuello inflamados, los síntomas suelen orientar al médico esto lo pone en la pista de la mono nucleosis. Además, hay otro síntoma que diferencia a ésta de una infección bacteriana como la rinitis.

El solo hecho de que el niño tenga rinitis indica que no es una bacteria la que provoca la infección, ya que las bacterias no la generan. Se trata de un virus y no se administran antibióticos.

Para confirmar el diagnóstico es necesario un análisis de sangre para detectar anticuerpos contra el virus de Epstein-Barr y comprobar si las transaminasas (enzimas presentes en el suero sanguíneo) están altas. Debido a la benignidad de la enfermedad, sólo se hace análisis cuando hay síntomas muy llamativos y cuando se presta a confusión.

Los virus de la mononucleosis

Dentro de los virus que originan la mononucleosis  se encuentran:

Citomegalo virus.- Los síntomas que lo identifican son similares a los del virus.

Epstein-Barr.- El niño presenta fiebre alta, inflamación de los ganglios y aumento del tamaño del hígado y del bazo. No genera placas blancas en la garganta y, si las hay, son pequeñas.

La diferencia con el Epstein-Barr es que se puede adquirir antes, por lo que afecta más a niños menores de cinco años. La duración es idéntica y el diagnóstico también se confirma con análisis.

Herpes simplex virus.- Puede dar origen a un síndrome mono nucleósico que se distingue por tener fiebre alta, inflamación y dolor de garganta y ganglios. En algunos casos, pueden aparecer placas pequeñas en la garganta y es raro que haya inflamación del hígado y del bazo.

Este virus es muy frecuente en el niño y cuando se contrae por primera vez origina llagas blancas en la boca, muy dolorosas, que le impiden comer. Se recomienda darle mucho líquido y evitar bebidas ácidas, como el zumo de naranja.

En casos de mucha gravedad, existe un tratamiento contra el virus herpes, el aciclovir,  puede acortar los síntomas. Una vez pasada la infección, el virus queda latente y puede reactivarse, ocasionando heridas en los labios, por ello es importante la ingesta de vitamina C.

Para seguir leyendo:

Instituto Vitalblogsvidafiebre glandular,los virus de la mononucleosis,mononucleosis en los niños,síntomas de la mononucleosisCuidado con la enfermedad del beso, puedes contraer un virus de por vida. Ciertamente la mononucleosis denominada mono o fiebre glandular, es una inflamación de las glándulas linfáticas y de fatiga crónica. Esta enfermedad a es ocasionada por el virus Epstein-Barr (el más común) o por el citomegalo virus. El periodo...La vida en riqueza espiritual y material.