Dormir con animales es de cuidado. Las mascotas a menudo son parte de la familia, pero no siempre es bueno dormir con mascotas.

Si aprecias tu bienestar y sobre todo la salud y la tranquilidad de tus hijos, no los dejes dormir con tu perro, gato o cualquier otra mascota.

Dormir con ellos, por mucho cariño que se le tenga a la mascota hay que tener en cuenta que  son animales y que tienen sus propias costumbres y enfermedades.

En algunas culturas es comun dormir con la mascota especialmente  el perro eso con fines terapéuticos, por ejemplo con el perro chino que a pesar de no tener pelo otorga bastante calor  a la persona enferma.

El perro es un animal doméstico que presta mucha ayuda a los seres humanos. Algunos beneficios que se han obtenido de estas mascotas están la de los perros que ayudan a personas invidentes, a personas con capacidades diferentes, a localizar víctimas de desastres para rescate, incluso perros entrenados ayudan a producir sonrisas en niños bajo tratamiento contra el cáncer.





Su compañía trae beneficios al hombre. Un gato es también una mascota al parecer casi inofensiva que produce cariño y ternura especialmente con los niños.

El hecho es que dormir con mascotas, más que los bañes y asees continuamente, normalmente están en el suelo. Asimismo, sus costumbres alimenticias y el aseo de los dientes no suele ser el adecuado.

Asimismo, tu no sabes en dónde están cuando no los ves. Muchos videos en youtube dan cuenta que, cuando están solas, las mascotas hacen un sin fin de travesuras poco saludables, desde estar en los baños, cocinas hasta en los desvanes, jardines, muebles antiguos y sucios, que no tienen un control adecuado de higiene.

Dormir con animales

Tener una mascota es darle su tiempo y espacio, cierto es que muchas personas consideran a su mascota un miembro más de la familia. No obstante, llegar al extremo de compartir la cama con una mascota puede tener riesgos.








Los  riesgos de dormir con tu mascota van desde:

1.- Las de tipo alérgico o bronquial que sufren algunas personas pueden ser impedimento para dormir junto a mascotas.

2.- Una infección importante es la Peste Bubónica. Esta es una infección que afecta específicamente a los animales, y  es transmitida a los seres humanos por las pulgas de un animal infectado como pueden ser roedores, conejos, perros o gatos infectados con el bacilo llamado Yersinia pestis.

Está  demostrado fehacientemente que muchas personas infectadas  con esta enfermedad dormían con el perro o el gato.

3.- La enfermedad de Chagas. Es una enfermedad producida por un parásito llamado Trypanosoma cruzi y puede ser mortal. Aunque es transmitida generalmente por vinchucas  o Chinche argentina y otros parásitos que se alimentan de la sangre.

Las experiencias y análisis han demostrado  que quienes tienen perros o gatos están en riesgo  de contraer la enfermedad y cuando acostumbran dormir con sus mascotas el riesgo se incrementa.

4.- Los parásitos y lombrices intestinales.- Perros y gatos son portadores de parásitos protozoarios, lombrices y anquilostomas. Los parásitos o también llamadas lombrices intestinales se pueden transmitir al humano y se alojan en el tracto intestinal.

En los niños  pueden causar serios inconvenientes como diarrea crónica, descenso de peso, vómitos, incluso pueden expulsar lombrices cuando defecan.

5.- Infecciones bacterianas. La boca de los animales domésticos, perros o gatos al igual que en el humano no son estériles.

Esta cavidad es hábitat de bacterias y son proclives de  infectar a individuos cuyos sistemas inmunológicos aún no están maduros.

Transmisiones de perros y gatos

Los perros y gatos también son  transmisores de salmonellosis. Esta  infección es originada por el microorganismo llamado “Salmonella tiphy”. La misma que puede convertirse en un problema de salud crónico por muchos años.

Se debe tener en consideración que el animal especialmente los gatos  se lamen el ano al realizarse la limpieza y si luego lame la cara o las manos de un niño  puede estar depositando sus bacterias directamente. y más si  al dormir en la cama de sus amos puede dejar estos microorganismos.

El arañazo de un gato se da cuando el animal araña  traslada en sus garras pulgas que han sido infectadas con bacterias que producen enfermedades. Esta enfermedad  puede contagiarse a través de la lamida del gato y los  que duermen con estos animales están más expuestos.

Por las razones expuestas dejar que tu mascota duerma en tu cama puede ser, con el tiempo, una mala decisión, interrumpirá tu descanso sin que te des cuenta o despertarte cuando necesite ir al baño.

Es indudable que la  compañía de una mascota  trae beneficios al hombre, pero también debemos tener  en cuenta que  una mascota implica saber cuidarla, para no correr el riesgo de adquirir una enfermedad infecciosa. Recuerda que los niños  son los más vulnerables.

Sin embargo, si  a pesar de todo aun deseas o dejas que tu mascota duerma en tu cama por favor anota las precauciones básicas que debes ejecutar.

1.- Haz examinar  en forma periódica a tu  mascota por un veterinario para cubrir sus vacunas y detección oportuna de enfermedades.

2.- Vigila revisando constantemente para ver si la mascota tiene la presencia  de pulgas y garrapatas.

3.- Es importante mantener las manos limpias lavándolas antes de cada comida y después de ir al baño. Aunque algunas mascotas educadas son muy limpias, aun en su instinto natural es capaz de introducir su nariz en cualquier agujero para olfatear tanto un nido de ratas como de cualquier otra fuente de su interés inmediato.

Cuando no se tiene la certeza de que su mascota esté libre de riesgos. Es imprudente considerar la convivencia en la cama con ellas.

En conclusión dormir con una mascota tiene las a siguientes ventajas: “Dan, compañía, calor y una sensación de seguridad”.

Sin embargo, también tiene desventajas que van desde: Falta de  espacio para dormir para ti y la interrupción de patrones normales de tu sueño y tal vez la trasmisión de alguna enfermedad infecciosa. Para romper con el hábito de que tu perro duerma en cama la recomendación es:

1.- Establece un área separada o cama para que tu perro duerma ahí.

2.- Usa técnicas de refuerzo positivo para que se sienta cómodo descansando en su propia cama.

3.- Rechaza inmediatamente cualquier agresión territorial, como el que te gruña cada vez que te muevas o te mordisquee los talones. Si tu perro gruñe o te mordisquea, dile ¡No!, quítalo de la cama y pónlo en el piso o en su propia cama y ordénale que se quede ahí.  Recompensándolo verbalmente o con un dulce para entrenarlo.

4.- Si decides compartir tu cama con tu perro, déjalo dormir encima de las sábanas en vez de debajo de ellas. Puede tener deshechos ambientales, como materia fecal en su pelaje.

5.- Dale la oportunidad de hacer sus necesidades en un límite de tiempo adecuado antes de irte a dormir.

Instituto Vitalblogsfelicidadvidadormir con animales,mascotas,perros y gatosDormir con animales es de cuidado. Las mascotas a menudo son parte de la familia, pero no siempre es bueno dormir con mascotas. Si aprecias tu bienestar y sobre todo la salud y la tranquilidad de tus hijos, no los dejes dormir con tu perro, gato o cualquier otra mascota. Dormir con...La vida en riqueza espiritual y material.