Dicen que en el mar; la vida es más sabrosa, que las aguas marinas son muy beneficiosas para la salud  independientemente de ello, hay un buen sector que le tiene miedo.

Últimamente se ha visto a través de la televisión, como el poderoso mar arremete contra las ciudades, casas, edificios y seres humanos arrasando todo a su paso dejando horror, muerte y desolación.

Son fenómenos que vienen ocurriendo hace millones de años y lo peor que puede suceder es que exista un temor permanente de aquellos que viven cerca al mar. Tan solo debemos estar enterados de las precausiones y cuidados que debemos tomar.

Yo no deseo morir en esas circunstancias y estoy seguro que tú tampoco deseas lo mismo para ti o tu familia, cierto es que no podemos sustraernos aun fenómeno de esta naturaleza, pero debemos y podemos tomar precauciones para evitar la muerte de miles y miles de seres humanos, veamos cómo hacerlo.

Tsunamis o maremotos

Un tsunami o maremoto es un complejo de olas que forman una serie de gran energía, de diversos tamaños y gran velocidad que se irradian al exterior cuando un fenómeno desplaza verticalmente esa gran masa de agua. Por lo general este fenómeno es inducido por accidentes geológicos como:

1.- Terremotos, ocasionados por alguna actividad volcánica, en este caso toman el nombre de maremotos tectónicos, que debido a fallas activas generan terremotos bajo la superficie del agua.

2.- Deslizamientos submarinos o derrumbamientos, crean inestabilidad de acantilados costeros.

Tsunami.- Tiene su origen en la palabra japonesa tsu que significa ‘puerto’ o ‘bahía’ y nami significa ‘ola de puerto’ referido a un maremoto.

Cuando se origina un maremoto la energía depende de su altura (amplitud de la onda) y de su velocidad. Los tsunamis o maremotos más demoledores son aquellos que son originados en las llamadas zonas de subducción. En la tierra existen numerosas zonas como esas, que han causado terremotos y maremotos de gran magnitud.





Los más grandes tsunamis o maremotos han ocurrido en países costeros del océano pacífico; así como en el Caribe y costas de Canadá, Chile, Haití, La India.

La energía cuando llega a zonas de poca profundidad tiene poca agua que desplazar y la velocidad aumenta formidablemente.

Un maremoto, que se concibió mar adentro, al llegar a la costa puede destruir hasta kilómetros tierra adentro. Las turbulencias que generan en el fondo del mar arrastran rocas y arena, lo que ocasiona un daño erosivo en las playas que llega a alterar la geografía y los recursos naturales durante muchos años.

Cuando un tsunami viaja a enormes distancias, reduce la altura de sus olas, manteniendo su velocidad y a pesar de su poca altura se constituye en una masa de agua que arrasa con todo a su paso hacia el interior.

Debemos de tener mucho cuidado porque los fenómenos naturales no avisan, aunque no son previsibles por así decirlo existen síntomas previos a un gran maremoto.

Tsunamis mas grandes del mundo

Los grandes maremotos en el mundo han sido precedidos siempre por un terremoto, por ejemplo:

El último fue en Japón en marzo del 2011, llegando a morir cerca de un millón de personas y causando daños incalculables a la economía y a la infraestructura del país.

En diciembre del 2004, hubo un terremoto en la India y ese mismo mes se produjo una maremoto en el Océano Indico. Específicamente frente a la costa norte de Sumatra, ocasionando la muerte de 240,000 personas.

En octubre del año 1979, en Colombia un maremoto se ensañó con la costa colombiana del pacífico y destruyó el importante terminal pesquero de Tumaco.

En el año 1966 en el Perú, se produjo un sismo de 6.3 grados en la escala de Richter, acompañado de un maremoto o tsunami, que arrasó parte de la punta.

En el Océano Pacífico, las placas tectónicas se enclavan abruptamente bajo la placa continental, provocando un fenómeno llamado subducción, lo que origina maremotos constantemente, además los derrumbes y erupciones volcánicas submarinas logran provocar fenómenos similares.

Ciertamente, no podemos predecir un maremoto, pero si vivimos en una zona costera o zona de subducción donde ya hubo antecedentes de un maremoto o sucede un terremoto, debemos ser precavidos inmediatamente después del sismo:








1.- La naturaleza es sabia nos avisa; Si hay un terremoto y cambios bruscos en el nivel de las aguas, probablemente se podría originar un maremoto.

2.- Si las autoridades dan la alerta de tsunami, no te acerques a la playa a mirar el ir y venir de las olas, puede ser fatal así escuches por los medios de comunicación que el peligro pasó no vayas a la playa, espera el aviso oficial de las autoridades, sé precavido y seguirás viviendo por muchos años más.

3.- Dirígete junto con tu familia a un sitio elevado, abandona todos los lugares que están casi al nivel del mar, cierra el gas y apaga la luz

4.- No te preocupes por las cosas y bienes materiales, el tsunami viene en cosa de segundos y eso es vital para ponerte a buen recaudo.

5.- Busca caminos alternativos, pues si sucedió un terremoto tal vez los caminos estén averiados y bloqueados.

6.- Si estuvieras atrapado o incapacitado de dirigirte a un sector alto, sube al nivel más alto de un edificio firme.

7.- Si ya no tuvieras salida sube a un árbol resistente.

8.- Sube a algo que flote, para que en caso de urgencia lo uses como bote.

9.- El paso del agua dejará desolación de seres humanos, animales muertos y basura regada; por esta razón verifica si el agua que bebes no está contaminada y si tienes que retornar a tu vivienda; verifica si no hay peligro de desplome de muros, escapes de gas o cortos circuitos.

11.- Alberga a tus vecinos afectados. Administra los primeros auxilios si sabes cómo hacerlo.

Te invitamos a leer los siguientes artículos:

Algas Marinas. Beneficios. Propiedades.

Bebidas Energéticas.

Limpieza Facial.

Etiqueta Social. Buenos Modales.

Casa ecológica. Recursos renovables.

El liderazgo para la vida Ok. El líder.

Cómo ahorrar dinero en moda y tecnología sin perder calidad.

Los collares, tu personal condecoración, atractivo y suerte.

Instituto Vitalblogsvidamaremotos,TsunamisDicen que en el mar; la vida es más sabrosa, que las aguas marinas son muy beneficiosas para la salud  independientemente de ello, hay un buen sector que le tiene miedo. Últimamente se ha visto a través de la televisión, como el poderoso mar arremete contra las ciudades, casas,...La vida en riqueza espiritual y material.