honestidadLa honestidad no es una virtud común en la humanidad, para serlo, primero se debe saber cual es el concepto.

Hasta el momento, en la historia de la humanidad, no han existido sociedades honestas y sinceras. Pueda ser que alguna persona lo haya sido, pero no como sociedad en conjunto.

Inclusive, la honestidad es algo desconocido y es hasta rechazado en diversas zonas marginales de las grandes ciudades. Ser honesto puede ser inclusive sujeto a burlas.

La sinceridad va por el mismo camino y lo que más se emplea son las medias verdades. Las mentiras y verdades se conjugan para decirnos las cosas y la mayor parte de las personas mentimos todo el tiempo.

Todo ocurre por que somos una humanidad demasiado diferente, con diferentes grados culturales y de costumbres. Lo que es verdad para alguien puede ser exactamente mentira para otro.

Inclusive tenemos héroes como Robin Hood que roba para darle a los pobres, pero que es robo al fin.

Por ello, en este mundo lo mejor es encontrar el punto medio entre la verdad y la mentira y saber que decir a determinadas personas o grupos para buscar el bien común.

¿Todos mienten?

En la historia de la humanidad nadie se escapado de mentir, ni las religiones, emperadores, líderes y por supuesto nosotros mismos.

Lo peor que puede pasar es vivir con remordimientos por algunas acciones cuando el mundo no es perfecto ni honesto, en dónde las mentiras y verdades no son absolutas.





Los políticos no hablan con sinceridad, pero tienen que que aparentarla. Los religiosos hablan de acuerdo a sus creencias, pero no están seguros ni tendrán la certeza de sus afirmaciones.

Los esotéricos y místicos hablarán de la ley del karma, de la ley de acción y reacción: Si te encuentras una cartera en la calle, no tienes porque devolverla, es probable que te la merezcas.

Pero también la ley del karma la puedes aplicar en sentido contrario, buscarás al dueño para devolverla. O buscar el punto medio, devolverás los documentos y los objetos dentro de la cartera, pero no el dinero.

¿Cuál o qué es lo correcto?.

Ser honesto es realmente ser coherente. De la misma manera decente, decoroso, justo, es decir, buscar el camino medio de la armonía. Un juez puede aplicar la ley, pero nunca será lo suficientemente justo, ya que se mueve entre los códigos que lo condicionan. Una cosa es la aplicación de la ley y otra la justicia. Las leyes de alguna manera son injustas.

De la misma manera una persona nunca actuará con la verdad absoluta ni con la justicia absoluta, porque nos desenvolvemos en sociedades totalmente diferentes. Pero, lo que si puede hacer es actuar con honestidad.

¿Cuál es tu real rostro?
¿Cuál es tu real rostro?

Honestidad es actuar razonablemente. No dogmáticamente. Es actuar de acuerdo a las circunstancias y tomar la mejor opción.

De la misma manera la sinceridad. No por ser sincero serás mejor persona. Debes saber como decir las cosas. La mentira es considerado un pecado en varias religiones, pero puede ser una tontería no decirla.








Luego de varios años los expedientes secretos de las centrales de inteligencia son revelados al público. Allí te das cuenta de cuan engañados vivimos. Se le miente al país más poderoso del mundo con los expedientes secretos de la CIA. Cuanto más puede suceder en países pequeños y en nuestros hogares.

De allí que para hablar de honestidad, de personas sinceras, de mentiras y verdades, se debe buscar el momento, las circunstancias y sobretodo buscar el bien común.

Vivir con coherencia

El famoso filósofo chino Confucio hablaba sobre honestidad, con niveles. Llamaba Li al nivel superficial de honestidad, buscando el beneficio propio y aunque puede mentir o decir la verdad a medias, se busca el bien a largo plazo.

Un nivel más profundo lo llamaba Yi o bondad. Aquí ya se busca el cumplimiento de las normas, implica un culto a los ancestros, respeto por las tradiciones y la reciprocidad.

El nivel más profundo de honestidad es Ren. Se basa en la comprensión absoluta de los demás. Tratar a los demás como te gustaría que te traten a ti. La armonía absoluta, la moral en su máxima expresión. Saber que todos dependemos de todos.

Por su parte Sócrates, sobre honestidad, es considerado en occidente como el símbolo de la honestidad filosófica y ética. El promulgaba el ser justo con uno mismo. Ser honesto con uno mismo equivale al conócete a ti mismo. Si alguien es justo consigo mismo, lo será con toda la sociedad.

Para la vida Ok, debes caminar por el filo de una navaja, ya que el camino de la vida y la honestidad es muy estrecho, a los costados de este filo se encuentran las mentiras y verdades.

Vive con coherencia, actúa cuando sea necesario, en suma fluye por la vida, sin remordimientos, tan sólo siendo honesto contigo mismo.

No dejes de leer:

Cómo ser el mejor en todo.

La memoria del cuerpo en la salud integral.

Juventud eterna y los relojes biológicos.

Instituto Vitalblogseducacionfelicidadde honestidad,honestas,honestidad,honestidad es,honesto,honradez,la honestidad,mentir,mentira,mentiras,mentiras verdades,sinceras,sinceridad,sobre honestidadLa honestidad no es una virtud común en la humanidad, para serlo, primero se debe saber cual es el concepto. Hasta el momento, en la historia de la humanidad, no han existido sociedades honestas y sinceras. Pueda ser que alguna persona lo haya sido, pero no como sociedad en conjunto. Inclusive,...La vida en riqueza espiritual y material.