Montar una franquicia es algo que te convendrá sin invertir mucho tiempo y estar sin saber que hacer.

Si compras una franquicia de marca muy conocida de hecho saldrás ganando.

Este procedimiento que en buena cuenta es la cooperación entre dos empresas diferentes y legalmente independientes unidas por un contrato.

Un contrato en el cual una de ellas denominado el franquiciador, otorga a otro llamado, el franquiciado, el derecho de explotar en condiciones preestablecidas y bien definidas un negocio concreto; marca, fórmula comercial, producción, etc.

Todo plasmado en un emblema específico, con representación exclusiva dentro de un determinado espacio geográfico ,asegurando la prestación de una ayuda y unos servicios regulares, indispensables para llevar a cabo la explotación.

Partes de la franquicia

Como todo procedimiento o sistema la franquicia tiene partes o estamentos que sirven para ordenar y definir cuál es la función que desempeña cada uno de ellos dentro de este moderno sistema. Para ello se cuenta con:

1.- Franquiciador.- Es el que contribuye con la denominación social, el nombre comercial, símbolo, emblema y marca de fábrica, de comercio o de servicio, así como las nociones y experiencias. Estos conocimientos y experiencias conforman el saber hacer o know-how de naturaleza técnica, comercial y administrativa, financiera u otros que se puedan emplear en la industria o la explotación de una empresa.





2.- Franquiciado.- Es el individuo o la empresa que integra el conjunto o cadena de negocios industriales o de distribución, que usufructuara la concesión de la marca o producto, del franquiciador.

3.- La Marca Comercial.- Es uno de los elementos característicos del producto y el principal indicativo consecuente .para los efectos comerciales y legales. La franquicia tiene su mayor apoyo en el valor de la marca.

Con esto se presume que el cliente encuentra desarrollados en igual valor los atributos de calidad que busca en su establecimiento como en otro, sin conseguir diferenciarlos entre sí. Su ampliación tiene que ver con las transformaciones que se van produciendo en el entorno: desarrollo económico, social y también urbanístico.

En España  legalmente se define como marca a todo signo o medio que se distinga o sirva para identificar en el mercado de productos o servicios de una persona, los productos o servicios idénticos o similares de otras personas o empresas”.

En el continente Americano se establece que marca es el nombre, término, símbolo o diseño, o una combinación de todos ellos que trata de identificar los bienes y servicios de un vendedor o vendedores y diferenciarlo de la competencia”.

En cualquiera de los casos, una marca de franquicia o no, puede ser registrada como marca ya que esta es registrada como patente única y tiene vigencia según las leyes de cada país.

Saber escoger la franquicia

4.-Imagen.- Es la representación plasmada de un modelo original, de algo que existe, en la memoria colectiva, de un conjunto, que tiene la capacidad de intervenir en el comportamiento de los consumidores y modificarlo. Este conjunto de características que distinguen a una empresa forman su personalidad. Cuando la empresa define su personalidad está definiendo su imagen.








La fama de la cadena juega un papel muy importante. Así, por ejemplo Benetton, Niké o McDonalds, están fuertemente arraigadas en la mente de los consumidores, como en la de los franquiciados.

5.- Logo -El logotipo es el emblema gráfico que representa un nombre, un personaje o cualquier otra composición de formas, colores, que permite reconocer al primer golpe de vista una empresa o un producto, es una traducción visual de la imagen de marca.

6.- El Know-How o saber hacer de una franquicia y su transmisibilidad al franquiciado es básico para el buen funcionamiento de una cadena de franquicia. Este término abarca aspectos que comprenden: el saber, el hacer, el saber-hacer El franquiciado deberá estudiar estos  factores para así aplicarlos a su franquicia.

7.- Royalty.- Es un pago periódico generalmente mensual, aunque en algunas ocasiones llega a ser anual, y que se conviene contractualmente como contrapartida a los beneficios que obtiene el franquiciado por la utilización continuada del nombre y marca del franquiciador, así como por los servicios que éste presta con carácter asiduo.

Por lo general, en la mayoría de los casos se establece pagar un porcentaje sobre las ventas del franquiciado, ya que es un medio objetivo de valorar las ventajas reales que obtiene cada franquiciado.

En el análisis de los royalties, la determinación del nivel a exigir es algo que el franquiciador tiene que fijar con el máximo cuidado y objetividad en forma porcentual.

Montar una franquicia

Si quieres montar una franquicia lo que tienes que hacer es elegir el sector que te interesa, una vez definido esto iniciarás el camino para poner en marcha la franquicia.

Suele pasar una media de diez semanas entre el momento en el que el emprendedor se decide por una franquicia y establece un primer contacto hasta que el negocio se pone en marcha.

Lo primero que se tiene que hacer es escoger el sector que nos interesa y el negocio por el que se quiere apostar. Una vez aclarado esto, es el momento de iniciar el camino que nos permitirá poner en marcha la franquicia.

El proceso, desde que el potencial franquiciado se pone en contacto con la central hasta que empieza a funcionar la actividad, suele ser de unas diez semanas. Aunque cada central dispone de sus propias condiciones, plazos y pasos, reproducimos un esquema tipo que, en principio, podría aplicarse a la mayoría de actividades.

Tener un primer contacto es una buena forma de que el franquiciador y el franquiciado puedan evaluarse mutuamente y crearse una primera impresión.  Si en este momento las dos partes están interesadas en la relación, lo más habitual es firmar un preacuerdo de franquicia, es decir, un contrato mediante el que el franquiciador otorga al franquiciado la reserva de una zona hasta que se encuentre el local adecuado.

A la firma del precontrato, el franquiciado debe aportar una cantidad (que cambiará en función de la franquicia).

Una vez firmado el precontrato, se inicia la árdua labor de encontrar el local idóneo para desarrollar la actividad.

El último paso es la firma del contrato de franquicia y la puesta en marcha del negocio, que se lleva a cabo una vez se concluidas todas las gestiones enumeradas hasta ahora.

leer masNo te pierdas:

Instituto Vitalblogsnegociosvidagran oportunidad de crecimiento,la franquicia,montar una franquicia,partes de la franquiciaMontar una franquicia es algo que te convendrá sin invertir mucho tiempo y estar sin saber que hacer. Si compras una franquicia de marca muy conocida de hecho saldrás ganando. Este procedimiento que en buena cuenta es la cooperación entre dos empresas diferentes y legalmente independientes unidas por un contrato. Un contrato...La vida en riqueza espiritual y material.