jamesbond
Las mañas pueden más que la fuerza.

Las habilidades pueden venir desde nacimiento,  pero, también se pueden aprender.

Las mañas pueden entenderse en el buen o mal sentido. En el mal sentido pueden ser vicios o malas costumbres, lo que deben ser evitados.

Pero, si lo vemos desde el punto de vista del buen sentido, como el dicho popular: “Más vale maña que fuerza”, eso hará la diferencia entre ser o no mejores que los demás.

En la actualidad, los niños se hacen de maña para manejar los últimos aparatos tecnológicos y que ya forman parte de sus habilidades básicas. Antiguamente cada niño nacía con un pan bajo el brazo, ahora nacen con una computadora y un ipad a la mano.

En los juegos de destreza, las personas más lógicas y con tendencias tecnológicas, obtienen un término medio en los resultados y los que se mueven con intuición o con mañas, obtienen mejores resultados.

En todo caso, se debe ser mucho más práctico que teórico. Aquellos que son pegados a la letra terminarán siendo más duros, rígidos y no se ajustarán al futuro.

Las personas más exitosas, continuamente se salen del libreto. Aquellos que no tienen un buen desarrollo de habilidades no saben como hacerlo. Si no está escrito, si no se sujeta a un plan, muchas personas no saben que hacer. Los actores ganadores de óscares son los que más improvisan.

Por ello, desde la ninez, se debe preparar en el desarrollo de habilidades y destrezas. Con mayor criterio, dejando libertades para saber hasta dónde puede llegar el niño. De no hacerlo, se corre el riesgo de hacer niños cuadriculados, que luego, en la adultez, continuarán de dicho modo.

El astuto, que practica por supuesto la astucia, puede tanto engañar como evitar el engaño. En la vida, en el desarrollo de habilidades y destrezas, se debe estar preparado y alerta para evitar el engaño.


Entrenarse en astucia

Existen, astucia buena y astucia mala. Si a la policia y a los jueces, no se les entrena en astucia, no tendrán los suficientes medios para poder enfrentar a los astutos malos.

Por ello, desde la niñez y la adolescencia, debe hacérseles saber a los jóvenes, las implicancias de la vida en estos aspectos. Para que tengan el mejor desarrollo de habilidades. Se debe incluir dentro de su gama de posibilidades los juegos de destreza y habilidades.

El ajedrez es un claro ejemplo de ello. No sólo los formará en las habilidades básicas en donde la trampa, el engaño, la astucia, se mezcla con la estrategia, inteligencia y arte, sino que inclusive los prepara para las habilidades sociales.

Desarrollo de habilidades

De la misma manera, existen programas de desarrollo de empresas o de criterios, que en la computadora pueden jugar. En las más prestigiosas universidades se utilizan para formar a los futuros masters o doctores en negocios e inclusive en el arte de la guerra, estos juegos para entrenarlos.

Estos juegos de destreza y habilidad, vienen a ser la octava superior del clásico juego de monopolio.

Los atajos son buenos si sabes usarlos.
Los atajos son buenos si sabes usarlos.

El juego de monopolio hasta hoy no ha pasado de moda, pero si practicas los juegos computarizados en dónde puedes comprar y vender grandes empresas, ya podrás emplear las herramientas de administración, negocios, finanzas, logística y muchas herramientas importantes, aprendiéndolas en medio del juego.

Nuevas mañas y habilidades sociales

Las nuevas mañas, se pueden aprender, siempre en el buen sentido. Las habilidades sociales, implican lograr las mejores capacidades para lograr objetivos que se pretenden.

Para la vida Ok, lo que se pretende es el éxito. Inclusive dentro de la vida espiritual, los mejores discípulos son aquellos que se dan maña para que el Maestro les de mejores enseñanzas.

Las habilidades sociales se fundamentan mayormente en la comunicación y el autocontrol emocional. Tal cual el ajedrez, el poker, la bolsa de valores, la compra venta, las negociaciones colectivas y hasta el amor.

El desarrollo de habilidades sociales utiliza la asertividad y la empatía. La asertividad se refiere al comportamiento comunicacional con madurez, en dónde se expresa sus convicciones y se defiende los derechos, descartando la rabia, ansiedad o culpas.

La empatía, supone el ponerse en el lugar de los demás, el poder decir nosotros, el poder formar grupos congruentes, ser capaces de poder escuchar a los demás, entendiendo sus problemas y motivaciones.

Entonces, las mañas, no tienen que ser malas ni negativas, sino que son parte de la vida. Se deben aprender ambas, pero practicar las buenas.

Es bueno enseñarles a los niños los trucos de magia, no que solo vean el truco, sino que puedan hacerlo. De la misma manera, saber aplicarlo a la vida.

Como consecuencia de las destrezas y habilidades, las posibilidades de éxito son mayores. Nunca un campeón mundial de ajedrez ha revelado su estrategia antes de que termine el partido.

Se astuto, hazte maña para llegar, que la vida Ok, requiere saber todo lo de la vida y luego, aplicarlo correctamente.

Te recomendamos leer los siguientes artículos:

Refranes y proverbios populares para su éxito.

La importancia de los slogan para tu imagen.

Estrategias de persuadir y seducir.

Amor y sexualidad en la vida Ok.

Cuidados del adulto mayor.

Ponle glamour a tu vida.

Cómo ponerse en forma para la vida Ok.

No importa la distancia cuando existe el amor.

Las maravillas del bicarbonato de sodio.

Instituto Vitalblogsexitomentalnegociosvidaastucia,astuto,desarrollo de habilidades,destreza,habilidad,habilidades basicas,habilidades destrezas,habilidades sociales,maña,mañasLas habilidades pueden venir desde nacimiento,  pero, también se pueden aprender. Las mañas pueden entenderse en el buen o mal sentido. En el mal sentido pueden ser vicios o malas costumbres, lo que deben ser evitados. Pero, si lo vemos desde el punto de vista del buen sentido, como el dicho...La vida en riqueza espiritual y material.