El estrés y sus síntomas es algo muy común en la actualidad. Si te das cuenta a tiempo habrás dado un buen paso adelante.

El estrés es un problema actual de salud mundial. Todos o casi todos nos enfrentamos a diario con este problema  que se origina porque exigimos a nuestro cuerpo una carga extra de energía por presiones en el trabajo por estrés emocional.

El organismo agota las reservas de energía y, en consecuencia, las reservas de vitamina B, lo que nos vuelve vulnerables a padecer depresión, insomnio o irritabilidad.

Estrés síntomas

Los síntomas más comunes del estrés son:

  • La incapacidad de dormir.
  • Concentración pobre e irritabilidad.
  • Consumo excesivo de café o alcohol y la tendencia a fumar.
  • Palpitaciones aceleradas, un nudo en la garganta o estómago, boca seca y un ligero temblor en las manos.
  • El sentimiento continúo de que algo necesitas.

Existen otros síntomas que revisten más gravedad como; dolor en el pecho, la imposibilidad de tragar comida, pérdida de peso, pulso acelerado o errático, etc.

Siempre que tengas alguno de estos síntomas es necesario que consultes a un médico. El tratamiento del estrés es sumamente sencillo.

Primero debes comenzar por aprender a decir que no, sobre todo si sabes que no podrás cumplir con el favor solicitado, por ello es mejor ser sincero y decir que no puedes hacerlo e indicar razones válidas en lugar de hacerlo mal.





Debes de comer de forma equilibrada es básico para mantener en orden tu cuerpo y tu mente y evitar que el estrés afecte a tu estómago, tus defensas y tu sistema nervioso. De lo que comemos depende buena parte de nuestra estabilidad física y emocional.

La mejor estrategia frente al estrés es comer bien y de todo, pues de ello depende que nuestras defensas estén altas.

Los nutrientes que contribuyen a mantener fuerte nuestro organismo y, por tanto, a paliar el estrés, son: Las vitaminas. La A, la C y la E estos combaten directamente la formación de radicales libres.

Los  minerales como; el Potasio, magnesio, calcio y zinc son imprescindibles porque estimulan la reacción orgánica frente a las hormonas que el cuerpo segrega como respuesta al estrés.

También tienen propiedades relajantes y mantienen a raya el ritmo cardíaco. Frutas, verduras, cereales enteros y carne son alimentos ricos en potasio. El magnesio se encuentra en las verduras se recomienda no hervirlos mucho.








El calcio es conocido como el calmante natural y, desde luego, pocas cosas tienen un efecto tan sedante como beber un vaso de leche tibia antes de acostarse.

Muchas funciones inmunes trastornadas por el estrés pueden estimularse con el zinc. Un nivel insuficiente de zinc provoca trastornos y síntomas relacionados con el estrés, como irritabilidad, depresión, impotencia y baja inmunidad.

Entre los alimentos relajantes están el plátano, las almendras, el germen de trigo, la levadura de cerveza y las semillas de girasol. Un truco anti estrés y anti calorías: Ten siempre a mano una barrita de regaliz por si te asalta el hambre entre horas, además de calmar el hambre sin aportar apenas calorías, tiene un poderoso efecto anti estrés.

Evitar el estrés

Los deportes ayudan a aliviar el estrés y también te hacen sentir mejor elevan tu autoestima. Para que esto funcione es necesario que hagas ejercicio tres o cuatro veces por semana elevando tu ritmo cardíaco a niveles apropiados.

Saca a pasear al perro, camina. Un método efectivo para combatir el estrés es la aromaterapia, la colorterapia, etc.

Los síntomas de estrés en los niños pequeños pueden ser difíciles de detectar debes estar alerta de los síntomas de irritabilidad, somnolencia, dificultades para comer o ir al baño, temores, dificultades para adaptarse a cambios en la rutina y en el apego a personas, o el uso de palabras  como triste o miedo.

No estreses a tu hijo: teniendo sobre él la expectativa indebida. Todos queremos que nuestros hijos tengan éxito. Cuando el estrés comienza a presentarse, puede ser el momento para que nos preguntemos si nuestras expectativas no son muy altas.

Por ello debes escuchar a tu hijo. Enséñale destrezas para resolver problemas. Ayuda a que tu hijo vea la vida y sea más realista y positivo.

Sé realista en lo que puedes y no puedes hacer, las metas ambiciosas son causas frecuentes de estrés.

1.- Consigue reposo adecuado, estableciendo una hora regular para dormir.

2.- Evita apurarte y preocuparte.

3.- Controla tus emociones, decide si las circunstancias valen la pena para angustiarse.

4.- No recurras al alcohol, a drogas o la automedicación.

5.- Trata de seguir rutinas, evita la desorganización.

6.- Desarrolla un sentido del humor cuando las cosas no vayan bien.

7.- Come comidas bien balanceadas y busca dormir tus 8 horas diarias.

8.- Tómate un tiempo para ti y haz algo hermoso que te guste como salir a caminar, hablarle por teléfono a una persona querida, de vez en cuando ir al cine o a cenar con amigos, etc.

Los signos más comunes del estrés negativo son:

  • Fatiga, llanto ydepresión
  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Irritabilidad.

Inclusive puede provocar reacciones físicas en el cuerpo como:

  • Granitos
  • Manchas en la piel
  • Sudoración
  • Caspa
  • Caída del cabello
  • Problemas gastrointestinales (úlcera, dolor de estómago, gastritis, diarrea, etc)

Con el paso del tiempo, el estrés negativo puede ocasionar, también, dolores de cabeza, migraña, palpitaciones, asma y hasta presión alta. Anota algunos remedios naturales para combatir el estrés.

1.- Preparar un jugo de banano, media pera, cinco fresas y una cucharada de levadura de cerveza. Pela las frutas, pícalas y ponlas en una licuadora.  Añade la cucharada de levadura de cerveza.

Toma una infusión de las hojas y flores de lavanda antes de cada comida. Son suficientes un par de cucharaditas de lavanda por cada taza.

Preparar un placentero baño caliente. Para ello, debes añadir al agua del baño una infusión fría de manzanilla. Cuando te sumerjas en él, sentirás cómo se desvanece el estrés al tiempo que tu piel se perfuma deliciosamente.

Echa 5 gramos de hojas de albahaca en una taza de agua hirviendo. Después de tres minutos, cuela y endulza. La dosis adecuada es de una taza después de cada comida.

Lava una mandarina grande y luego raya su cáscara. Colocar en un vaso de agua que esté hirviendo, tapa y deja refrescar un poco. Toma aún tibia, una taza antes de dormir.

Vigilar nuestra dieta. Para ello, controle el uso de proteínas, disminuir el consumo de grasas saturada y azucares simples   Incluya  mucha fruta y verdura frescas y alimentos con un alto contenido en fibra.

El ejercicio es fundamental nos ayuda a aclarar las ideas, a eliminar algunas de las hormonas propias del estrés y a liberar endorfinas, las hormonas que nos hacen sentirnos bien. También puede mejorar la circulación lo cual supone un beneficio para la piel.

Aprender técnicas de relajación. El hablar con nuestros familiares o amigos de lo que nos preocupa es muy útil para tratar de encontrar la mejor manera de resolver el estrés.

Instituto Vitalblogsfelicidadvidael estrés,evitar el estrés,no te agobies más,síntomas del estrésEl estrés y sus síntomas es algo muy común en la actualidad. Si te das cuenta a tiempo habrás dado un buen paso adelante. El estrés es un problema actual de salud mundial. Todos o casi todos nos enfrentamos a diario con este problema  que se origina porque exigimos a...La vida en riqueza espiritual y material.