Este prodigioso fruto, procedente de la India, debido a sus múltiples propiedades alimenticias, ha tomado gran importancia en las industrias alimentarias, farmacológicas y estéticas.

Lo que más ha causado sensación es su aplicación contra la obesidad y los problemas cardíacos. Además contribuye a formar los tejidos nerviosos y cerebrales en el crecimiento de los niños.

Por supuesto, es uno de los ingredientes del famoso y delicioso cóctel “piña colada” que encuentras en los principales restaurantes del mundo.

Propio de las islas de clima tropical y subtropical del océano Pacífico, su cultivo se ha extendido por Centroamérica, el Caribe y África tropical.

El coco es una fruta, obtenida del cocotero, la palmera más cultivada a nivel mundial. Tiene una cáscara exterior gruesa y fibrosa y otra interior dura, vellosa y marrón que tiene adherida la pulpa blanca y aromática. Mide entre 20 a 30 cm.

La cosecha de este fruto delicioso, cambia según el tipo de producción. Si se comercializa como fruta fresca o se destina a la industria con fines de envasar agua, la cosecha se realiza cuando el coco tiene entre 5 y 7 meses.

Si existe la producción de coco rayado, la cosecha se realiza cuando los cocos después de permanecer durante 12 largos meses; se desprenden uno a uno de la planta.

Los especialistas en nutrición indican que esta fruta, pese a ser bastante alimenticia no es recomendable comerla sola, porque puede originar ciertos malestares digestivos, por lo tanto es recomendable combinarlo con miel de abejas, tomar junto con miel y otras frutas. También resulta prudente comerla con verduras.

Propiedades del coco

El coco es una fruta tropical de alto nivel nutritivo y medicinal que favorece el crecimiento de los niños y adolescentes en gran medida.





Su comida blanquizca, contiene abundante cantidad de proteínas y vitaminas que permiten el rápido desarrollo del tórax en los varones, mientras que por otro lado, tiende a fortalecer los tejidos cerebrales, pulmonares y nerviosos.

El coco está constituido básicamente de grasa, aporta una baja cantidad de hidratos de carbono. A su vez, el coco es rico en sales minerales que participan en la mineralización de los huesos y en potasio. Entre otros nutrientes, destaca su aporte de fibra, que mejora el tránsito intestinal y contribuye a disminuir el riesgo de ciertas enfermedades.

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

El fósforo participa en el metabolismo energético. Además su contenido de vitamina E, de acción antioxidante.

Tipos de coco

Los tipos de cocos se clasifican en gigantes, enanos e híbridos:

Gigantes: se emplean para la producción de aceite y los frutos para consumo fresco. Su contenido de agua es elevado y su sabor poco dulce.

Las variedades gigantes son: Gigante de Malasia, Gigante de Renell de Tahití, Gigante del Oeste Africano de Costa de Marfil, Alto de Jamaica, Alto de Panamá, etc.

Enanos: Se caracterizan por su buen sabor del agua y se emplean fundamentalmente para la producción de bebidas envasadas.

Híbridos: Producto del cruce entre las dos anteriores variedades. Son frutos de tamaño mediano o grande, rico sabor y óptimo rendimiento.

El cocotero es un árbol de gran tamaño, cuyos frutos alojan una sustancia dura, blanca y aceitosa de exquisito sabor, que se encuentra adherida a las paredes internas, además de la mundialmente conocida agua de coco.

Es una bebida diurética refrescante y terapéutica que se puede consumir tanto en forma natural como en la preparación de vinos, licores y whisky, sin alterar sus propiedades medicinales.








La fibra mejora el estreñimiento, contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia en la persona que tiene padece de diabetes. Por su alto nivel energético, las personas que tienen exceso es recomendable moderar sus consumo  y tampoco se les aconseja a quienes tienen insuficiencia renal.

Agua de coco

El agua de coco es el líquido que se halla en el interior del delicioso “madero” es realmente una sustancia efectiva para bajar de peso. Asimismo es recomendado como un remedio muy eficaz contra la tenia solitaria y las lombrices intestinales de toda clase.

El agua de coco cuyos beneficios relajantes y refrescantes calman las sensaciones de calenturas, reponiendo la estabilidad emocional en mujeres con menopausia. La propiedad del agua de coco también lo hace un candidato ideal para ayudar con problemas hepáticos, hepatitis o inflamación.

Su magnífico líquido que alberga en su interior se puede tomar en ayunas para eliminar una serie de tóxinas y refrescar los riñones y el hígado. En las Antillas, esta misma agua se utiliza para ablandar los pies y los cabellos.

Alrededor de todo el mundo las mujeres han usado los productos derivados del coco. Es un ingrediente común en los diversos productos de belleza, el coco propicia que el consumidor obtenga una piel más saludable y bonita.

En muchos países el agua de coco es considerada como materia prima para la elaboración de numerosos medicamentos para combatir la ictericia, infecciones gastrointestinales, enfermedades del pecho, inflamaciones de los ojos, vómitos durante el embarazo y también como un excelente diurético.

No te pierdas:

Instituto Vitalblogssalud naturalvidaagua de coco,el coco,propiedades del coco,tipos de cocoEste prodigioso fruto, procedente de la India, debido a sus múltiples propiedades alimenticias, ha tomado gran importancia en las industrias alimentarias, farmacológicas y estéticas. Lo que más ha causado sensación es su aplicación contra la obesidad y los problemas cardíacos. Además contribuye a formar los tejidos nerviosos y cerebrales en...La vida en riqueza espiritual y material.