El autismo es un problema de salud derivado del desarrollo de una persona que comienza a mostrarse a partir del 4 mes de nacido.

De allí que es muy importante tanto la estimulación temprana como el desarrollo infantil, a lo que hemos dedicado otros posts. Ello permite darse cuenta lo más temprano posible y así minimizar los efectos, aun cuando no existe cura definitiva.

En el desarrollo infantil comienzan a tener dificultades en el habla al quedar detenida su evolución lingüistica. Asimismo, su desarrollo psicomotor es muy lento y no responde inclusive a la estimulación de “echar los brazos” o señalar.

Aproximadamente, se presenta en 1 de cada 2,500 personas en promedio. Pero en las estadísticas infantiles las cifras son mucho mayores. Dependiendo del país y región puede llegar hasta 1 de cada 88 niños como es el caso del Estado de Oregon en los EE.UU.

La palabra autismo proviene del griego autós que significa auto o uno mismo, o por si mismo. Nomenclatura que viene desde comienzos del siglo XX.

El autismo infantil es un trastorno en el desarrollo de las funciones cerebrales del niño, que afecta a sus posibilidades de comunicación emocional con otras personas y a la organización de la conducta en su vida diaria.

El autismo infantil, como hemos visto, puede presentarse desde el primer año de vida y afecta a una proporción de niños del 0,5 al 2 ó 3 por mil según diferentes estudios, con una incidencia mayor hacia niños que hacia niñas. Los niños autistas tienen dificultades en las habilidades empáticas, son incapaces de percibir los estados emocionales de los demás y tienden a actuar de forma mecánica repitiendo rígidamente esquemas aprendidos.





Aunque las causas del autismo son aún desconocidas, se barajan diversas teorías:

1.     El autismo infantil puede ser consecuencia de las relaciones del niño autista y su entorno y medio social.

2.     El autismo infantil puede ser producto de deficiencias y anormalidades cognitivas, ya que parece tener una base neurológica, aún no demostrada.

3.     Puede surgir a partir de determinados procesos bioquímicos básicos, por ejemplo, un exceso de secreción de Serotonina encontrado en las plaquetas de los niños autistas.

Síntomas Autismo infantil

Los síntomas del autismo infantil son claros: el niño autista tiene una mirada que no mira pero que traspasa. De bebé suele presentar un balbuceo monótono y tardío del sonido, falta de contacto con su entorno y ausencia de lenguaje gestual. En la etapa preescolar, el niño autista se muestra extraño y no habla. Además, le cuesta asumir el yo e identificar a los demás, no muestra contacto y puede presentar conductas agresivas incluso a sí mismo.

Esta descripción puede verse acompañada de otros síntomas que pueden indicar la presencia de autismo:

•        Al niño autista le cuesta reconocer la existencia y los sentimientos de los demás.

•        El niño autista no busca consuelo en momentos de aflicción.








•        Es incapaz de imitar o establecer actividades imaginativas, como jugar a ser adulto.

•        El niño autista rechaza el juego social.

•        Carece de vías de comunicación adecuadas.

•        Presenta una marcada anormalidad en la comunicación no verbal, anomalías en la emisión del lenguaje con afectación y en la forma y contenido del lenguaje.

•        En el autismo infantil se realizan movimientos corporales estereotipados.

•        Los niños muestran una preocupación persistente por parte de objetos.

•        Igualmente, presenta una intensa aflicción por cambios en aspectos insignificantes del entorno.

•        En el autismo infantil se insiste irrazonablemente en seguir rutinas con todos sus detalles.

•        El niño autista tiene una limitación marcada de intereses, concentrándolos en un interés particular.

Si notas en tus pequeños algunos de estos síntomas, recurre a un especialista para descartar sin tiene problemas de autismo.

Origen del Autismo Infantil

Se piensa que puede ser una interacción de factores del entorno con alguna causa genética que al unirse precipitan su manifestación.

Se ha estudiado una relación entre la vacuna de tosferina de célula completa, adicionalmente a otros daños que puede producir en la niñez.

En estudios de gemelos, se ha determinado que es elevada la posibilidad de que ambos presenten autismo, aunque podría ser en diferentes grados.

Existen indicios de que dentro del desarrollo fetal algunas áreas del cerebro sufren de de crecimiento atípico, siendo inclusive común que los cerebros de los autistas sean mas grandes y pesados que los promedio.

La falta de amor, apego y respeto, es otro de la factores que influyen en la precipitación de los casos.

En todo caso, observa bien a tu niño, que vale la pena por su futuro desarrollo. No dejes de consultar con un especialista calificado.

No puedes perderte:

Oligoelementos. Oligoterapia.

La escoliosis. Causas.Tratamiento.

Cara redonda.

Tres Cuentos breves de autoayuda.

Ser Feliz y no morir en el intento

El aburrimiento y sus beneficios.

 

Instituto Vitalblogsniñosautismo infantil,niño autistaEl autismo es un problema de salud derivado del desarrollo de una persona que comienza a mostrarse a partir del 4 mes de nacido. De allí que es muy importante tanto la estimulación temprana como el desarrollo infantil, a lo que hemos dedicado otros posts. Ello permite darse cuenta lo...La vida en riqueza espiritual y material.