El aborto espontáneo puede suceder al poco tiempo del embarazo o prolongarse varios meses. Toda precausión nunca está demás.

Aborto es la terminación del embarazo antes de la viabilidad del feto hacia el parto.

Generalmente, un feto es viable al alcanzar la edad de 28 semanas, cuando su peso sobrepasa un poco los 1000 g. con los cuidados apropiados durante el periodo neonatal, el infante puede sobrevivir.

El aborto puede suceder tempranamente antes de la 16ª. semana; o bien, tardíamente, a partir de la 16ª. a la 28ª. semanas.

Aproximadamente el 75% de los abortos ocurren antes de la 16ª.; y de éstos, las tres cuartas partes se presentan antes de la 8ª. semana de gestación.





La relativa incidencia de aborto es mayor al principio de la edad adulta, precisamente antes de la menopausia. Más o menos el 12% de todos los embarazos terminan en aborto espontáneo.

Causas del aborto espontáneo

Entre el 50% y 60% de los abortos espontáneos obedecen a defectos ovulares, el 15% son causados por factores maternos, y en el resto se desconocen las causas.

Los abortos casuales suceden sin predisposición alguna y los recurrentes son el resultado de defectos plasmáticos germinales en el óvulo o en el espermatozoide (0.5%).

El aborto habitual osea la pérdida de 3 o más embarazos consecutivos antes de la viabilidad, es generalmente secundario a causas recurrentes.

Factores ovulares: La estructuración de un concepto incipiente puede ser defectuosa, aun cuando el lugar de niquidación le sea favorable. Entonces, al no poderse desarrollar un feto normal, sobreviene el aborto. Esto resulta particularmente cierto cuando la implantación se efectúa fuera del útero.

Trauma indirecto: El aborto puede ser inducido por shock médico, por una irradiación coproral total superior a 3,000 r o por un shock eléctrico.

Trauma directo: Una contusión en el hemiabdomen inferior, después del 4º. Mes de gestación, puede lesionar el útero y producir la separación de la placenta. La cirugía abdominal o el coito pueden excitar la contractilidad uterina y provocar el aborto.








Infecciones: La rubeola, la sífilis, la brucelosis y la toxoplasmosis aumentan las posibilidades de aborto.

Dieta: La avitaminosis C o B, o las dietas extremadamente deficientes en proteínas o en aporte calórico.

Endocrinopatías: Hipotiroidismo, diabetes mellitus.
Tóxicos: Antagonistas del ácido fólico, intoxicación por plomo, hipoxia materna.

Psíquicos: No existen pruebas convincentes para fundamentar la idea de que el aborto puede ser inducido por estímulos psíquicosd, tales como terror, aflicción, ira o ansiedad exagerados.

Úterocervicales: La incompetencia del cérvix, que puede ser resultado de embarazos y desgarros previos, causa aborto en el segundo trismestre del embarazo. Las anomalías del útero pueden causar aborto en el primero o en el segundo trimestres.

Clasificación del aborto

El aborto se clasifica desde el punto de vista clínico, en inevitable, completo, incompleto y retenido. En la amenaza de aborto, que implica un riesgo para el concepto, la gestación continúa.

1. Inevitable o en evolución: El aborto es inevitable cuando concurren dos o más de las siguientes condiciones: Borramiento moderado del cérvix, Dilatación del cérvix mayor de 2 cm, Ruptura de las membranas.

2.  Completo o consumado: En el aborto completo, el concepto ha sido expulsado en su totalidad. Cuando el aborto completo es inminente, con frecuencia desaparecen los síntomas de embrazo y se inicia súbitamente un sangrado que es seguido por un dolor de tipo cólico.

3. Incompleto: En el aborto incompleto quedan retenidas porciones del concepto, habitualmente placenta. Por ello no cesan ni el sangrado ni los cólicos.

4. Retenido o diferido: En el aborto diferido la gestación tiene un mes de terminada, pero el concepto no ha sido aún expulsado. Los síntomas de embarazo desaparecen y la temperatura corporal basal no se encuentra elevada. El cérvix tiene una consistencia poco firme y está levemente entreabierto. El útero disminuye de tamaño y presenta zonas irregulares de resblandecimiento.

La hemorragia es la causa principal de muerte materna. La infección es una secuela más común del aborto provocado o criminal, y la muerte en este caso puede ser consecutiva a salpingitis, peritonitis y septicemia o embolismo séptico.

La perforación del útero, complicada con lesiones del intestino y de la vejiga, hemorragia e infección, puede suceder durante la dilatación y raspa, por encontrarse la pared uterina resblandecida y sus contornos muy vagos. La esterilidad o la infertilidad puede ser consecuencia de oclusión tubaria o de cervicitis crónica, desarrollada a consecuencia de un aborto uterino.

Gran número de abortos pueden ser prevenidos por el estudio y tratamiento de alteraciones maternas antes del embarazo. La atención obstétrica temprana, con la terapéutica adecuada para las complicaciones, como son la diabetes, la hipertensión, etc.; y asimismo la protección de las mujeres embrazadas contra los peligros de la salud de la industria, la exposición de la rubeola, etc., son fundamentales.

El buen resultado del tratamiento del aborto depende del diagnóstico precoz. Cada paciente dbe ser explorada en forma completa(incluyendo un examen pélvico) y la historia clínica debe realizarse minuciosamente.

El especialista ha de realizar estudios de laboratorio deben incluirse cultivos de moco cervical, para determinar patógenos en caso de infección, pruebas de sensibilidad a antibióticos, determinación del grupo sanguíneo y una biometría hemática completa.

Aborto espontáneo y acupuntura.

La acupuntura tiene varios puntos para tomar en cuenta para mejorar las posibilidades del nacimiento del bebé y llegar a buen término. Adicionalmente, existe un punto para acomodar al feto a mejorar la posición fetal.

De la misma manera, algunos puntos que no deben punzarse tales como 6 B y 9 B. Asimismo, no se deben punzar los puntos especiales Ti Tuo, Zi Gong y los puntos terminales de los dedos.

Por supuesto, nunca se debe hacer estimulación violenta de ninguno de los puntos de acupuntura.

Uno de los puntos especiales para acomodar la postura del bebé hacia el séptimo mes de gestación es aplicando moxas al punto 67 V, en ambos lados, a la par que se hacen maniobras convencionales en el vientre materno.

Muchas veces solamente estimulando con agujas este punto se consigue el mismo resultado sin necesidad de manipulaciones en el útero.

Para los vómitos se recomiendan los puntos 6 PC, 36 E y 22 VC.

Instituto Vitalblogsvidacausas del aborto espontáneo,clasificación del aborto,el aborto espontáneo,interrupción del embarazoEl aborto espontáneo puede suceder al poco tiempo del embarazo o prolongarse varios meses. Toda precausión nunca está demás. Aborto es la terminación del embarazo antes de la viabilidad del feto hacia el parto. Generalmente, un feto es viable al alcanzar la edad de 28 semanas, cuando su peso sobrepasa un...La vida en riqueza espiritual y material.