malasnoticiasNo solamente debes saber dar las buenas noticias, debes saber comunicarte de manera apropiada en toda circunstancia.

Todo crea vibraciones tanto dentro como fuera en el entorno circundante.

Se puede comunicar una mala noticia, sin que las palabras empeoren la situación que de por si ya es negativa.

La psicología aconseja diversas formas para comunicar directamente a los enfermos terminales su real problema, pero otras teorías lo desaconsejan.

Puede ser también utilizar la forma gradual, pero depende también quien es el que tiene que comunicar la mala noticia, ya que puede ser una persona sin tacto o tino, que parecería más bien que desea vengarse de algún problema personal o que es frío como una calculadora.

De la misma manera los despidos, las renuncias, pésames, condolencias, no tienen que ser traumáticos. La armonía, sabiduría, buen criterio, deben venir en auxilio en estas situaciones.

Cómo renunciar

Una carta de renuncia debe ser agradecida, nunca mostrar odio. No se sabe cuando volverás a necesitar el apoyo o referencias de tu antiguo trabajo.

Tal vez en esta carta de renuncia por cuestión estratégica no sea necesario dar muchos detalles, pero debe ser lo más corta posible y dejar la posibilidad de retornar.

En otras situaciones de comunicar malas noticias. No disfrazar o mentir, sino tener las palabras adecuadas que lleven al siguiente paso a mejorar y no empeorar la situación.

En los tratamientos de regresiones aparecen los despidos, rechazos, malas noticias, que frecuentemente ocasionan traumas, miedos, depresiones y otros no deseados.

Despido de un amor

En los casos de despido de los amores, depende si la persona tuvo éxito posterior en otras relaciones, de ser negativo, se le recuerda con añoranza aun cuando este haya sido violento. Si el futuro fue positivo, no se le da mayor importancia.

Los despidos en el trabajo si fueron violentos o humillantes si se recuerdan y tienen efectos positivos como negativos.

En las personas con liderazgo puede provocar la venganza, en los casos de personas emprendedoras motiva generar sus propios ingresos. En las personas depresivas pueden derivar a la ruina y hasta enfermedades del sistema inmunológico. Todo por no saber comunicarlo.

Las frases de pésame, condolencias, no se recuerdan de manera particular, todo forma parte de un conjunto del hecho, pero si quedan grabadas quienes acompañaron en esos momentos, principalmente los que estuvieron más tiempo presentes o se hicieron cargo de las tareas más complicadas.

Todo esto que comentamos, es dentro de los diferentes tipos de observaciones y tratamientos que hacemos en nuestro Instituto.

El hecho de dar pésames, se siente como un golpe en cada deudo, lejos de mitigar el dolor de la pérdida, precipita los sentimientos de tristeza. Por ello, dependiendo de la situación, puede ser mejor coger de la mano cariñosamente, que dar un abrazo.

No guardar el llanto

Aunque el llanto también es parte del proceso. No se debe guardar el llanto en ninguna situación. Pero si se ve que la persona sufre demasiado, hasta el desmayo, es preferible no dar el pésame tan prolongadamente. Los llantos reprimidos tarde o temprano saldrán como un volcán.

Las malas noticias no deben darse directamente a la persona involucrada, por ejemplo en caso de enfermedades terminales. El sistema inmunológico puede descender a niveles muy bajos y precipitar el descenlace fatal.

Se puede decir lo mismo con ayuda de los familiares más cercanos, con su presencia. Luego, sin dar muchos rodeos, explicar la situación delicada y dar las posibilidades de recuperación, las cuales pueden ser muy remotas.

Darle la tranquilidad al paciente de poder arreglar sus cosas antes de partir, o incentivarlo a la práctica de la relajación o meditación. Enseñarle a ver la energía y la luz dentro de si.

Prepararlo a identificar las otras vibraciones con las que se encontrará al partir. No tiene que irse de este mundo sufriendo inncesariamente porque alguien le dijo: ¡Mañana te mueres!

Si no sabes dar malas noticias, mejor no lo hagas, puede ser que se termine teniendo más el mal recuerdo de recibir la mala noticia que del hecho mismo.

Te pueden interesar:

Instituto Vitalblogseducacioncarta de renuncia,condolencias,dar pesame,despido,despidos,despidos por,frases de pesame,mala noticia,malas noticias,pesameNo solamente debes saber dar las buenas noticias, debes saber comunicarte de manera apropiada en toda circunstancia. Todo crea vibraciones tanto dentro como fuera en el entorno circundante. Se puede comunicar una mala noticia, sin que las palabras empeoren la situación que de por si ya es negativa. La psicología aconseja diversas...La vida en riqueza espiritual y material.