La comunicación de y con animales es una realidad, un campo para la investigación y acercamiento.

El ser humano no es el único que puede comunicarse en este planeta. Mas bien, podemos aprender de los animales para mejorar mucho más.

Así como el hombre está continuamente en la búsqueda de nuevos mecanismos de comunicación, que nos han llevado a los actuales sistemas existentes, también en el reino animal, se han desarrollado estos mecanismos, para transformarlos y hacerlos más eficientes en la tarea de supervivencia.

No podemos irrogarnos el monopolio de la comunicación. La comunicación animal puede ser mucho mejor que inclusive los aparatos electrónicos más avanzados.

En los casos de sismos los animales han demostrado una percepción asombrosa y cuando ocurren los terremotos son una ayuda muy grande para ubicar a personas desaparecidas.

Las abejas en su vuelo establecen un código comunicacional, los delfines en sus sonidos y distintos matices de voz, las hormigas, los perros, los gatos, las aves; cada especie ha desarrollado un mecanismo de comunicación, y seguramente en los próximos años, se seguirán conociendo cambios tan marcados, que la misma raza humana se maravillará de lo que verá acontecer.

En este orden de ideas, se han realizado en el mundo diversos eventos sobre complejidad social animal así como el desarrollo de su inteligencia, en estos eventos se vienen reuniendo los más prominentes científicos que estudian la conducta del lenguaje y la inteligencia en animales que van desde los monos hasta los loros, y desde las ballenas y delfines hasta las hienas.

Dentro de este campo de la comunicación, surge la gran incógnita comunicacional: La comunicacion animal y la del ser humano con los animales.

Independientemente de cualquier evidencia científica, los amantes de los animales y más específicamente, aquellos que tienen una estrecha relación y compenetración con sus mascotas han desarrollado la capacidad de comprender mensajes, deseos, sentimientos y también razonamientos.





Desarrollar al máximo la comunicación con animales

De esta capacidad de comunicación con los animales, destaca como muy conocida una que data de gran antigüedad, como fue San Francisco de Asís (Italia 1182- 1126), quien además de ser un hombre santo, tenía la rara cualidad de hacerse querer de los animales y además comunicarse con ellos.

Así las golondrinas le seguían en bandadas y formaban una cruz por encima de donde él predicaba.

Cuando estaba solo en los bosques, una mirla lo despertaba con su canto, cuando era la hora de su oración de la medianoche, pero no así cuando el santo estaba enfermo; también fue acompañado por algún tiempo por un conejo, y un lobo feroz le obedeció cuando el santo le pidió que dejara de atacar a la gente. Cuando hacía referencia a alguno de éstos, hablaba de los “hermanos” menores.

Algunos perros como los siberianos, tienen la capacidad no sólo de imitar las voces humanas, si no de saber cuando “hablar” o responder a interrogantes. De la misma manera los loros y los gatos.

Actualmente esta inquietud por el conocimiento de la comunicación seres humanos-animales, ha adquirido carácter de seria investigación y existen proyectos que vienen desarrollándose a lo largo de muchos años.

Así, haremos referencia a dos estudios muy importantes en lo que se refiere a Comunicación con los Animales:

Este es un tema interesante que cubre pocos titulares en los diarios y pensamos que es importante que se difunda, porque no debemos olvidar que aunque ellos no hablen como nosotros, no quiere decir que no se comuniquen por otros sistemas, por ejemplo las ballenas emiten sonidos que se pueden escuchar a miles de km. También los delfines se dice que tienen su propio lenguaje, algunas “expresiones” ya comprobadas científicamente.

Pero estos no son los únicos animales que se comunican y es que, entre los animales existe  otros tipos de comunicación  como puede ser la comunicación química a traves de las feromonas.

Las abejas producen varios tipos de feromonas especialmente las reinas. Las feromonas al liberarse por el medio externo influyen en el comportamiento de otros animales de su especie.

También podemos observar la comunicación a través del sonido la cual constituye un lenguaje en sentido estricto. En los animales este tipo de comunicación se traduce en ladridos, rugidos, el canto de los pajaros, de los grillos, zumbidos etc etc.








Y por último podemos observar la comunicación gestual, no necesita palabras, ni sonidos, un solo gesto se explica completamente.

El animal utiliza todo su cuerpo para comunicarse en determinadas ocasiones, por ejemplo podemos ver que las aves son maestras en las danzas de cortejo.

Para establecer la pareja, el macho exhibe los mejores colores de su plumaje y realiza una serie de movimientos para impresionar a la hembra. Si tiene éxito, ésta le corresponderá uniéndose a la danza. Los bailes pueden tener una duración de varias horas.

Comunicación telepática con animales

¿Alguna vez un animal te ha observado a los ojos y has sentido que te está diciendo algo? ¿Alguna vez te has preguntado si puedes hablar con los animales? ¡Sí es posible!

Quienes compartimos nuestras vidas con animales no humanos y sabemos del amor y apoyo que nos dan, muchas veces hemos intuido que “están a punto de hablar”, incluso estamos seguros que nos han “dicho” algo.

Y en realidad lo hacen, de un modo distinto a nuestra comunicación verbal transmiten emociones, ideas, cosas que quieren o necesitan que sepamos.

Sin embargo, entrenados en la falsa idea de que esto es imposible, tendemos a ignorarlos. La comunicación telepática o intuitiva permite abrir este vínculo de nuevo.

Todos los animales -domésticos o silvestres- pueden comunicarse telepáticamente y por otros medios desconocidos con nosotros y entre ellos.

Caballos, peces, perros, gatos, mosquitos, gallinas, ballenas, cocodrilos, serpientes, arañas, pulgas, pájaros, delfines, vacas, lombrices, anémonas, lagartijas, patos, escorpiones, zebras, o cerdos…etc. Todos ellos (y nosotros incluidos) poseemos la capacidad innata de comunicarnos telepáticamente.

Telepatía significa “percibir a distancia”. Es una transferencia de sensaciones físicas, emociones, sonidos, formas, imágenes mentales o una sensación de “simplemente saberlo” que emite el animal con el que me comunico.

Ésta comunicación no está mediada por un lenguaje simbólico (en palabras) y por ello permite un conocimiento de primera mano, sin dobles interpretaciones, vaguedad o mentira.

Se podría llamar el lenguaje del Ser, muchos viven este tipo de lenguajes universal, como un conjunto multidimensional de información que llega de manera instantánea.

Investigaciones en torno a la comunicación con animales

Los resultados de la comunicación diferente con animales son tan variados como lo que produce entre los humanos una buena charla con un amigo, alguien que realmente nos escucha y que nos apoya con su presencia, y es sin duda una puerta ancha a la aventura de vivir con una conciencia despierta.

La comunicación entre especies surgió como una “profesión” en Estados Unidos en la década de los setenta, y hoy día está extendida a Europa, Australia y comienza a introducirse ahora en América Latina (principalmente en México y Brasil).

Sin embargo, el contacto respetuoso e intuitivo con animales es una constante de las civilizaciones anteriores a la nuestra, como lo son los chamanes de todo el mundo, los indios norteamericanos o los aborígenes australianos.

En realidad la experiencia está mucho más a la mano si uno está dispuesto a abrirse a ella: toda persona que mira su perro, gato o caballo (así como a cualquier otro animal) a los ojos, lo intuye: “hay alguien ahí, en una forma física distinta a la mía, que me está comunicando algo”.

La telepatía es accesible a todos los seres humanos, es una capacidad innata que hemos ignorado y deshechado en la actualidad, pero que podría ser una muy valiosa herramienta en esta época de emergencia ecológica, donde una de las constantes ha sido nuestro monólogo y aislamiento como especie.

La comunicación con los animales no-humanos puede ayudarnos a vivir de una forma más sabia, plena, conciente y gozosa.

Nos puede acercar como especies y saber que todos somos hermanos en este planeta, ya que los animales muchas veces tienen comportamientos más nobles de lo que se sabe.

Te puede interesar leer:

Reflejos de los espejos para la energía positiva.

Las habilidades, astucias y mañas que hacen la diferencia.

Trabajos desde casa para ganar dinero extra.

El mundo globalizado y tu futuro personal.

La esperanza y las posibilidades en la vida Ok.

Tener una vida con propósito.

Que hacer en los viajes de turismo.

Instituto Vitalblogsvidacomunicacion animal,comunicacion con animalesLa comunicación de y con animales es una realidad, un campo para la investigación y acercamiento. El ser humano no es el único que puede comunicarse en este planeta. Mas bien, podemos aprender de los animales para mejorar mucho más. Así como el hombre está continuamente en la búsqueda de nuevos...La vida en riqueza espiritual y material.