El bocio es el incremento del tamaño de la glándula tiroides que origina un abultamiento en la parte anterior del cuello.

Es una enfermedad endémica, con frecuencia va acompañada de cretinismo. Bocio viene de spruma, que significa el aumento de la glándula tiroides, externamente se nota una tumoración en la parte antero-inferior del cuello justo debajo de la laringe.

Se dice que el bocio puede estar asociado a mal funcionamiento de la glándula tiroides, bocio normo funcionante, hipofunción, hiperfunción.

El bocio está presente principalmente por la no ingesta de yodo en la alimentación, de allí que a la sal se le agrega en muchos países.

Causas del bocio

El bocio es propio de zonas montañosas y sus orígenes o causas son múltiples como:

1.- Es idiopática (con certeza no tiene causa conocida).

2.- Deficiencia de yodo; este estado se conoce habitualmente como bocio endémico.

3.- Actualmente el bocio se debe esencialmente a un factor hereditario o a un factor fisiológico en la pubertad.

Morfológicamente existe dos tipos de bocio: urinodular y multilocular y según el tamaño son cuatro los niveles de bocio:

1.- Detectable a la palpación.

2.- Bocio palpable y visible con el cuello en híper extensión.

3.- Visible con el cuello en posición normal.

4.- Bocio visible a distancia.





El sinónimo de bocio es tirocele, que viene ser un tumor tiroideo benigno, se conoce con este nombre a las humectaciones de la glándula tiroides, de allí devienen los bocios cancerosos, fibrosos, quísticos, parenquimatosos, tuberculosos, etc.

Tipos de bocio

Aún se están haciendo estudios sobre otros tipos de bocio, debido a que la naturaleza de su origen no está definida, es decir aun su naturaleza es idiopática. Sin embargo tenemos algunos tipos de bocio como:

1.- Bocio aberrante: Desarrollado mediante una glándula tiroides accesoria; que se localiza en el mediastino, a los lados del cuello o en la base de la lengua.

2.- Bocio agudo o epidémico: Inflamación de la glándula tiroides se manifiesta como epidemia, este bocio desaparece, cuando los pacientes dejan la zona infectada.

3.- Bocio benigno metastásico: Es un tumor tiroideo de evolución lenta, similar a adenomas benignos, sin embargo son generadores de tumores de naturaleza ósea .En realidad podrían ser tumores malignos.

4.- Bocio endémico: Es una tumefacción tiroidea (bocio) por trastornos somáticos medianamente acentuados. Si la enfermedad aparece en el niño, se elimina la función tiroidea y se inicia el desarrollo del cretinismo.

5.- Bocio epidémico: Es un bocio agudo.

6.- Bocio exoftálmico: Ubicado debajo de la barbilla y se nota por su pronunciación.

7.- Bocio linfoma toso, tiroiditis o tiroiditis crónica: Identificado anatómicamente por una infiltración linfocitaria y una esclerosis discreta del cuerpo tiroideo, y clínicamente por un bocio difuso y duro asociado a signos discretos de mixedema.

8.- Bocio multilocular: compuesto por varios nódulos. Tras una larga evolución puede transformarse en bocio tóxico.

9.- Bocio pendular o en cencerro, voluminoso: Ubicado por delante del cuello e incluso, a veces, por delante del tórax.

10.- Bocio sumergible: Bocio que, al ser impulsado por los esfuerzos de la inspiración, se inserta en el orificio superior del tórax; se presenta en ancianos.








Cuando aparece el bocio lo hace mediante un bulto en la región anterior del cuello. Su crecimiento es lento. Si este es significativo se presentan síntomas compresivos por desplazamiento y presión sobre estructuras aledañas como la tráquea, el esófago o el nervio recurrente, lo que originaria dificultad respiratoria, para la deglución o afonía.

Estudios han confirmado que las mujeres sufren con frecuencia de bocio y este se incrementa con la edad. Es frecuente también su aparición en el curso del embarazo.

Diagnóstico del bocio

El diagnóstico médico se hace por palpación, y con la ecografía se aportan datos, para la administración de un tratamiento adecuado ya sea por ingesta de medicamentos, o grama grafías.

El yodo radioactivo o tecnecio, identifica los nódulos captantes o calientes y los no captantes o fríos. Para concluir el diagnostico se hace indispensable realizar una estimación de hormonas tiroideas y TSH en la sangre para determinar si la situación es normo, hipo o hiperfuncionante.

Si se observan formaciones nodulares tal se realice una punción-aspiración con aguja fina, este es el mejor método para conocer la estructura celular del nódulo y definir su  benignidad o malignidad.

Tratamiento del bocio

Los bocios pequeños difusos o con nodulaciones mínimas que son normofuncionantes solo necesitan vigilancia periódica. Los pacientes en el que el bocio pasa por hipotiroidismo deben ser tratados con tiroxina, logrando reducir el tamaño del bocio.

Si existe hipertiroidismo se trata con medicamentos anti tiroideos, iodo radioactivo o cirugía. La sospecha, ya sea por el resultado de la punción-aspiración, la existencia de crecimiento rápido o el desarrollo de síntomas compresivos, hace necesario definir tal vez un tratamiento quirúrgico, que puede consistir en hemitiroidectomía, tiroidectomía subtotal o tiroidectomía total.

El tratamiento y curación consiste también en un suplemento en la alimentación con yodo (en forma de yoduro o yodato). Es un problema en los países más pobres que carecen de recursos económicos para reforzar los alimentos con esta sustancia.

También puedes leer:

Hipertiroidismo. Síntomas. Tratamiento.

La Estimulación Temprana.

La Fibra. Dietética y Alimentaria.

Neuralgia del Trigémino. Neuralgia Facial.

Lipomas.

Sal Marina. Alimentos con sodio.

Andropausia.

Contracturas musculares.

Instituto Vitalblogseducacionbocio,causas,causas del bocio,diagnostico del bocio,tipos de bocio,tratamiento del bocioEl bocio es el incremento del tamaño de la glándula tiroides que origina un abultamiento en la parte anterior del cuello. Es una enfermedad endémica, con frecuencia va acompañada de cretinismo. Bocio viene de spruma, que significa el aumento de la glándula tiroides, externamente se nota una tumoración en la...La vida en riqueza espiritual y material.