taj mahalVivimos en el mismo planeta, pero algunos lugares nos parecerán como substraídos de las leyendas.

La mayor parte de los países de Asia ya se encuentra occidentalizado, los chinos y japoneses visten con trajes y corbata, diseños de Armani, Dolce y Gabana, Versace, Klein y de los más reconocidos que te puedas imaginar.

Las grandes cadenas de comida rápida de pizzas, hamburguesas y papas fritas han invadido todo el mundo. Muchas fragancias derivan de Asia y se piensa que vienen de Francia.

Sin embargo, Asia es un continente que mantiene su identidad. En apariencia occidente a penetrado en Asia, pero realmente es bajo sus normas.

Así se tienen en China grandes cadenas de comida rápida ofreciendo hamburguesas con taufú o queso de soya, mayor cantidad de verduras, consumo limitado de lácteos y diversos platos al vapor.

La cultura hindú o india por su parte ha hecho lo mismo. Mantiene su propia identidad y a la vez, al igual que China vienen exportando su cultura hacia occidente.

Vale decir que el mundo se beneficia con el intercambio cultural. Vemos en los países de habla hispana: academias de bailes hindúes, escuelas de kung fu, vestimentas de Asia en todos los grandes almacenes y por supuesto productos de meditación, feng shui, películas y millones de productos industrializados.


Que no decir de los restaurantes de comida de Asia que se cuentan por miles en cada ciudad importante.

Viajar a China e India

Pero, el viaje a India y China es toda una experiencia que no debes perderte si quieres enriquecerte cultural, espiritual y económicamente.

Esta vez hablaremos más de viajar a la India. Ya sea de vacaciones, turismo, meditación y religión, yoga, Tibet, Ghandi, Taj Mahal y tantos motivos que encontrarás sin mucho buscar.

El Taj Mahal es una de las 7 maravillas del mundo, el río Ganges es considerado sagrado y liberador del karma, el Tibet en exilio con su sabiduría y prácticas ancestrales te conmoverán en tu Ser Interior, los ashram y lugares espirituales de los miles de gurues y santones que existen te harán cambiar el modo de ver el mundo.

Cultura India

La religión en India es de lo más variopinta, son incalculables, aunque las principales podrían llegar a mil. Pero, no debes fijarte en la forma sino en el fondo, en sus orígenes tan ricas en mitos, leyendas e historia.

Puedes encontrar religiones que tienen en buena estima a las serpientes, ratas, elefantes, cocodrilos. El viaje a la India te sacudirá del mundo de las formas para penetrar en la profundidad del pensamiento humano y saber que a través de cualquier forma o estado existe la Divinidad.

El río Ganges con toda su contaminación reune a millones de personas de todo el mundo. Es como la Meca para los islamistas o el Vaticano para los católicos. Se dice que limpia de pecados, karma, mala suerte. Purifica el espíritu para evitar el ciclo continuo de las reencarnaciones.

Dentro de todo lo que puedas creer o no, siempre encontrarás maestros de yoga, tantra, magia, fakires, ascetas, que te transportarán hacia diversos mundos que ni pensabas que pudieran existir en este planeta.

Los tibetanos en exilio, merecen destacarse muy especialmente. Un pueblo tan espiritual, sabio y que vive las crisis de los cambios políticos y sociales. Sin pretender juzgar la injusticia de verse sin su país, deben continuar dialogando para conseguir retornar con dignidad y recuperación territorial.

Por la fuerza de las armas, al ser un pueblo tan pacífico, será difícil o imposible, pero con sabiduría se puede lograr. Las fronteras pronto desaparecerán de todos los países. Ya Europa lo hizo.

Tibetanos en India

Los tibetanos, Maestros de la meditación, mantras y sonidos, con sus ricos rituales y alta filosofía budista, deben ser visitados en Dharamsala en donde vive el Dalai Lama, aunque se encuentran en casi todo el subcontinente.

En Nueva Delhi tienen una comunidad muy agradable en dónde tienen escuelas, templos, productos, restaurantes, hoteles.  Este lugar se llama Majnu Ka Tila que es un lugar muy agradable y seguro, siendo como un pueblo tibetano compuesto por hoteles, restaurantes, templos y por supuesto habitantes tibetanos.

Es muy enriquecedor darse algunos días para visitar el Monasterio del Dalai Lama en exilio al norte de India. Personalmente fue una visita que marcó positivamente mi vida.

Turismo en India

El parque tumba en honor a Mahatma Gandhi es hermoso, inmenso y lleno de paz, como el hubiese querido. Una llama siempre está encendida al lado de la tumba en su honor. Gandhi representa uno de los objetivos de la humanidad, la no violencia.

Gandhi recibe el apelativo de Mahatma, que significa Grandeza o el mas grande.

India es un choque de grandes contrastes entre lo ancestral y lo moderno. El problema mayor es que no se cumplen las normas o reglamentos, por lo que el viaje a india supone acostumbrarse a vivir  dentro del caos, al que uno se llega a acostumbrar.

El turismo en India lleva a todo lo diferente para los occidentales. El tránsito vehicular es a la izquierda; en las vías rápidas o lentas van todo tipo de vehículos incluyendo los tirados por animales. Por las calles van libremente las vacas como si fueran los perros en las ciudades occidentales.

Encontrarás helados mezclados con ingredientes de comida como los cominos y pimienta. Comida muy picante, que harán llorar hasta a los mexicanos y peruanos. Buena parte de la población son vegetarianos.

No encontrarás papel higiénico en los almacenes del barrio. Se utiliza un pequeño tarro o taza con agua para el lavado, a menudo una llave o caño al lado del inodoro

La pobreza en las calles se puede percibir sin el menor esfuerzo, pero también la opulencia. Por las calles de Delhi ruedan inmensos roll royce al lado de humildes coches tirados por animales o elefantes llevando carga.

La cultura india antigua dice que no se debe progresar materialmente ya que a la India se viene a pagar karma, es decir a sufrir.

Pero la cultura moderna dice todo lo contrario, ahora la riqueza es un objetivo de los jóvenes. India es uno de los primeros países del mundo en adelantos tecnologicos y electrónicos. Las producciones de películas y música es inmensa.

La historia de India es muy rica y apasionante. En Agra, a unas dos horas en auto de Nueva Delhi, se encuentra el Taj Mahal y el Fuerte Rojo. En el Fuerte Rojo vivió el Rey que construyó el Taj Mahal como tumba de su amada.

Desde sus balcones se puede ver el Taj Mahal a varios kilómetros, evocando el amor que le profesaba a su reina. El Taj Mahal es realmente impresionante, tanto como por la historia de amor como la de su apresamiento por parte de uno de sus hijos.

Visita algunos ashram

Los ashram o lugares espirituales son imperdibles. Existen realmente Maestros espirituales de yoga, en todos sus tipos: hatha, tantra, bakthi, raja, kundalini. Templos por doquier. Personas con turbantes, túnicas, rapados, que harán sentirte por lo menos extraño.

Debes cuidarte de algunos ashram o adivinos que estafan a los incautos. Igualmente de los guías de turismo que luego te persiguen para venderte lo que sea.

No compres al precio que te piden. Siempre regatea o pide rebajas hasta el 70% menos. Si te piden 100 ofrece 30. Es probable que lo compres por 35.

Para tus vacaciones realmente inolvidables y enriquedoras de por vida, considera viajar hacia la India. Todos los paises de habla hispana están lejos, pero vale la pena.  Los vuelos a la India son mucho más baratos desde Europa en dónde se consiguen grandes ofertas.

En los vuelos a la India, practicamente ya estas en India. Verás rostros, vestimentas, comida y hasta costumbres diferentes desde el avión.

Ah, todo es muy barato, hoteles, restaurantes, souvenirs, telas, pero comprando en los lugares comunes de los mismos hindúes. Si te dejas llevar por los tours o los guías, será todo lo opuesto.

Ponlo en tu lista de proridades en tu vida.

Te recomendamos leer:

Qué te hace feliz, hazlo más a menudo.

Exista la casualidad o todo es causalidad.

Escapadas de fin de semana para la vida Ok.

Siempre Joven con antioxidantes a tu alcance

Viajar al lugar mas hermoso del mundo

Los Masajes Terapéuticos de la Reflexoterapia.

Ser diferente: forma de ser, vacaciones, pensar, negociar, ver, actuar.