Los trucos de maquillaje te darán la ventaja necesaria.
Los trucos de belleza te serán útiles toda la vida.

Los trucos de belleza para el cuidado del rostro no deben faltarte, mira algunos y verás pequeños pero grandes cambios.

Se dice que no hay mujer fea sino mal arreglada, en estos tiempos ya no tienes porque pasarte casi todo el día en un salón de belleza, con unos cuantos secretitos quedarás bellísima.

Lo más importante es tu persona de cómo te sientas y veas, eso ayuda a tu autoestima. La alimentación influye mucho en la belleza natural, pues una persona desnutrida no puede reflejar un semblante terso y radiante.

Cómo tener cuidado el rostro con los trucos de belleza

Existe un primer secreto para el rostro y es el de que, debes preparar la piel del rostro mucho antes de aplicar otros productos de forma efectiva. Para esto tienes dos opciones.

1.- Si la piel de la cara está bien sana, el hidratante facial es suficiente para prepararla.

2.- Si quieres eliminar algunas imperfecciones como granitos, poros abiertos, manchas, etc. o simplemente quieres iluminar tu rostro, entonces aplícate una buena base de maquillaje que debe contar con unas sustancias hidratantes y protectoras.





3.- Cuando quieras quitarte el maquillaje o hacer una limpieza tu rostro nada como el agua mineral, quedarás radiante.

4.- Aprende a hacerte un peeling por lo menos una vez a la semana.

Anota esta receta revitalizante para piel grasa como mascarilla para pieles grasas:

Ingredientes: 1 aguacate o un limón o unas hojas de col, y medio vaso de aceite de oliva.

Corta en trozos pequeños el aguacate y colócalo en medio vaso de aceite, mézclalo bien y aplica la mezcla como si fuera una mascarilla en la cara. Coloca la mascarilla haz un masaje leve en la zona.

Déjalo durante unos minutos y después retírala con agua tibia y agregále un tónico vitamina, puedes cambiar el aguacate por limón o por hojas de col, e ir alternándolas.

Trucos de Maquillaje

Otro de los trucos de maquillaje de cara más importantes es saber qué tono de fondo de maquillaje le va a tu piel:

No cambiar el color natural de la piel. Escoge el tono que más se parezca a tu piel. El beige neutro le va bien a todos los tonos de piel.

Es recomendable elegir sólo un tono de fondo de maquillaje.

Para las pieles más pálidas o de aspecto enfermizo, los mejores trucos del rostro son tapa ojeras, bases de maquillaje o coloretes. No es conveniente tratar de cubrir el rostro con un fondo de maquillaje de otro color simplemente.

Dentro de los trucos de belleza, si quieres firmeza en el rostro aplícate un cubito de hielo y pásalo por la nariz, frente, barbilla esto es ideal para pieles mixtas, por los ojos si los tienes hinchados. Se cerrarán los poros y la piel resplandece y se alisa para que el maquillaje quede perfecto. Después de aplicarlo, usa tu crema hidratante.








Si conoces las cápsulas de vitaminas, úsalas son lo mejor para tener la piel perfecta si surge un imprevisto y tienes una cita importante.

Ponte la mitad en la cara y cuello, bien repartida y déjala absorber bien, y la otra mitad mézclala con la base. Esto hace que se fije y dure más. Además la piel estará radiante.

La base de maquillaje se aplica en pequeñas cantidades. De esta forma se consigue el deseado efecto luminoso.

Entre las bases de maquillaje o cremas correctoras cada una de ellas cuenta con diferentes elementos para resolver cada tipo de problema:

  • El blanco.- forma un fondo homogéneo muy natural.
  • El rosa.- rejuvenece la piel ya que la unifica e ilumina.
  • El malva para iluminar la piel.
  • El verde para esconder las imperfecciones.
  • El azul para las pieles más oscuras y por la noche.

Si el maquillaje está muy fuerte o no ha quedado perfecto, basta disimular el color o el error con un poco de polvos transparentes aplicados con un pequeño pincel.

Durante el día lo más apropiado son los tonos neutros gris, marrón, negro, rosa, beige, más naturales y favorecedores.

Los tonos mate o semimate favorecen a todo el mundo, pues eliminan los efectos del brillo.

Los tonos nacarados son muy difíciles de llevar porque son demasiado visibles y en lugar de atenuar resaltan los defectos.

En general, las pieles mates o bronceadas les sientan bien los tonos profundos, en tanto al cutis pálido les va mejor los tonos pastel.

No te pierdas: