susceptible
Estar siempre al borde no es positivo.

Qué tan susceptible eres?, está relacionado con tu éxito, como mejorar.

Se escucha decir: Esta persona está muy susceptible luego de la pérdida de su negocio, o en la adolescencia que su carácter está muy susceptible. Se entiende también como que es una persona quisquillosa.

Pero esta susceptibilidad puede ser la gran diferencia entre el triunfo y el fracaso.

Las quisquillas son cosas pequeñas o menudencias. Un camarón también se llama quisquilla. Por lo que se refiere a que por casi nada las personas reaccionan exageradamente. No tienen la suficiente correa.

Pero también, la susceptibilidad, es poder aceptar el cambio. Todo es susceptible de perfeccionarse y cambiarse, de mediar, por supuesto, tanto la voluntad como la ayuda necesaria. La diferencia entre el triunfo y el fracaso en la vida, depende del grado de susceptibilidad que puedan tener las personas.
Dependiendo de las etapas por las que se vaya pasando, se debe prestar atención a la susceptilidad natural. Por ejemplo en la niñez, existe susceptibilidad a quedarse solo o sin los padres, por lo que tienen mucho apego.

Por el contrario en la adolescencia, ya no quieren estar con los padres. En la menopausia o andropausia existen otro tipo de susceptibilidades y allí se aplica mucho mas lo de quisquillosos.

Equilibrio emocional

El equilibrio emocional es mas inestable en las personas con cierta fragilidad o autoestima venida a menos. Mucho de lo cual proviene de no haber prestado suficiente interés en las susceptibilidad de los primeros años.

Todo carácter es modificable hasta ciertos límites y todos los equilibrios no son iguales. Cada persona tiene su propio tipo de equilibrio.

Pero tampoco se puede ser susceptible de todo y para todo. El límite corresponde a los diversos entornos o grupos sociales y familiares a los cuales pertenezcamos.





Se debe tener la capacidad de controlar estos límites y tener la suficiente correa. Precisamente la frase tener correa alude a San Agustín o paciencia de santo, la frase completa es “tener correa como San Agustín”.

Inclusive, existe una cofradía y devoción por la correa de San Agustín, llamada la Archicofradía de San Agustín. Sus seguidores se denominan corregiatos o acinturados. Los agustinos utilizan correa. Las otras órdenes religiosas sogas o cordones.

Las personas frágiles se pueden romper tanto en el triunfo como en el fracaso. Piensan que todos los problemas son contra ellas. Hasta los comentarios positivos las afectan. El triunfo no es posible en personas frágiles como el cristal.








No deben ser tratadas con especial cuidado, salvo que se prescriba en algún tratamiento, sino hablarles con la sinceridad debida. Lo que se debe evitar, es que levante la voz, debe propiciarse conversar con voz tranquila y pausada.

Saber utilizar la susceptibilidad

Por otro lado, la susceptibilidad no es mala. Si se sabe utilizar es positiva.

Por ejemplo, si alguien pertenece a un grupo político, su grado de susceptibilidad será muy diferente en el partido político vs. ante sus alumnos en la cátedra que dicte en alguna universidad.

No te aisles, los extremos no son buenos.
No te aisles, los extremos no son buenos.

La susceptibilidad tiene mucho que ver ante quienes se demuestre y el nivel de tolerancia que se debe guardar en cada ocasión.

Claro que si alguien es quisquilloso en todo tiempo y lugar, y no puede controlarse ni adaptarse a los diferentes grupos y lugares, su equilibrio emocional está con problemas.

No se trata de no ser susceptible, sino que debe aplicarse los diversos grados adaptándose a cada momento. Esa es la magia del equilibrio emocional.

Mientras mayor sea el equilibrio emocional, mayor grado de evolución se tiene. Se debe poseer la capacidad de mostrarse firme y enérgico ante los problemas y luego en pocos minutos, poder estar en paz para desempeñar el mejor papel de anfitrión del premio Nobel de la Paz.

Este switch como si fuera un interruptor de la luz, en la que se pueda apagar y encender a voluntad, es la gran diferencia entre tener o no el equilibrio emocional. Y, las personas que tienen equilibrio emocional, son los más llamados a ser líderes.

La susceptibilidad en tus relaciones

Por ello, el grado de susceptibilidad es muy importante en el éxito o ascenso de las personas. Muchas veces nos preguntamos, ¿Porqué no ascendemos políticamente, gerencialmente, empresarialmente?.

La respuesta es que el grado de susceptibilidad se nota, se aprecia, se irradia y se siente entre todos los que nos rodean.

La mayor parte de los problemas de pareja se debe a que las personas son demasiado susceptibles de lo insignificante. Y a pesar de ser modificable, los demasiado susceptibles no lo permiten.

Si mas de una persona nos aconsejan que debemos modificar algunos aspectos de nuestra vida, debemos escucharlos con atención. Lo único que no es modificable es la muerte. Mientras estemos vivos, podemos modificarnos.

No existe peor cárcel que vivir con una pareja o familia en dónde nadie está contento. Ningún esfuerzo o sacrificio por llevar adelante una empresa valdrá la pena.

Por ello, toma la susceptibilidad con mayor interés en el cambio. En ser cada vez menos susceptible. Si lo logras, verás como todo cambia a tu alrededor, veras que el triunfo en dónde antes las cosas fracasaban, se hace realidad.

leer masPosts imperdibles:

Instituto Vitalblogsmentalequilibrio emocional,modificable,quisquilloso,susceptibilidad,susceptible,susceptible de,tener correaQué tan susceptible eres?, está relacionado con tu éxito, como mejorar. Se escucha decir: Esta persona está muy susceptible luego de la pérdida de su negocio, o en la adolescencia que su carácter está muy susceptible. Se entiende también como que es una persona quisquillosa. Pero esta susceptibilidad puede ser la...La vida en riqueza espiritual y material.