Siempre se ha mencionado que la orina es un deshecho de nuestro organismo, y siempre ha sido relacionado a la suciedad y mal olor.

Pero, la ejercen terapeutas de medicinas alternativas, que utilizan sus propiedades como elemento beneficioso para nuestra salud para ello utilizan métodos tan antiguos como cuestionables.

Para muchas personas dedicadas a la búsqueda de procedimientos naturistas, han encontrado en la orina un sustancia con grandes cualidades beneficiosas también ayuda al equilibrio funcional del organismo en personas saludables, hay quienes no dudan en otorgarle el calificativo de agua de la vida y oro líquido de la salud.

La orinoterapia, es también designada como uroterapia o amaroli, se basa en ingerir orina o colocarla sobre la piel, para calmar molestias; no es un hallazgo reciente sino que, de acuerdo a algunas evidencias, se utilizó hace miles de años en la América precolombina y Asia  para aliviar dolores y enfermedades muy diversas, sin olvidar que constituyó parte de rituales religiosos.

A pesar de las muchas burlas que ha recibido, sigue siendo tan actual como en épocas remotas, y hay millones de personas en todo el mundo que la beben.

Beneficios de la orinoterapia

La orinoterapia o urinoterapia, no es más que un tratamiento complementario el cual su resultado es benéfico, pero siempre y cuando tiene este resultado cuando la persona que lo aplica tiene disposición y la convicción de que es efectiva.

Entonces, la orinoterapia forma parte de la autoterapia, es decir el paciente es el que produce el producto que se tomará o se aplicará a su propio organismo, el cual tiene múltiples propiedades.

La Orina

Cabe resaltar que la orina no es un material inservible, sino que este es un líquido que contiene un alto porcentaje de minerales, y además este líquido posee propiedades antígenas, es por ello que al aplicar la orina a nuestro organismo permite ayudar a que el sistema de defensas de la personas sea inmunológico.





Según los estudios realizados por los médicos de este tratamiento han concluido en el que nuestros propios desechos contienen códigos de regeneración y curación.

La orina se encarga de transportar material genético, como por ejemplo el ácido desoxirribonucleico. Es por ello que esta función de transporte se le otorga ya que poco antes de ser expulsado por el organismo se encontraba en la circulación, además se encontraba formando parte del plasma sanguíneo, y es esencialmente esta función la que se trata de aprovechar mediante el tratamiento de la orinoterapia.

Tratamiento de la orinoterapia

La orina se reintegra actuando como una vacuna personalizada que se encargará de estimular al cuerpo contra los problemas que le aquejan, actuando así como un anticuerpo.

Pero para este tratamiento es imprescindible que la orina que se tome para el tratamiento no sea la que se emite al principio o al final del momento que la persona está miccionando, sino el chorro de en medio es el que debemos aplicarnos, ya que ahí se encuentra libre de bacterias.

La orinoterapia o urinoterapia es un buen elemento para aplicarse en la piel, ya que se va a encargar de restablecer la función sudorífica normal, debido a que la epidermis vuelve a tonificarse, ya que de ésta manera el cuerpo se encarga de  eliminar toxinas del folículo piloso, de los poros y de los tejidos.








Por otro lado, el aplicarse la orina a la piel da como resultado borrar ciertas manchas que fueron generadas por el envejecimiento, por el embarazo, por ciertas enfermedades como el vitíligo o por el mal funcionamiento del hígado.

Precausiones de la urinoterapia

Este tratamiento no se debe aplicar cuando la persona toma ciertos medicamentos para tratar o curar algunas enfermedades, por ejemplo: cuando la persona está teniendo tratamientos como la quimioterapia debido a que sufre de cáncer o porque consume corticoides, los cuales son derivados de la cortisona, o para aliviar el asma, ambos casos no pueden aplicarse este tratamiento ya que éstos se encuentran controlados por especialistas.

Si una persona con los casos mencionados con anterioridad, bebe su propia orina equivaldría entonces a  volver administrar parte de la dosis de los medicamentos que están recetados por sus respectivos médicos.

Es por eso que lo más recomendable es que las personas que se encuentran muy interesados en este tratamiento por las diversas facultades o propiedades que trae la orina, debe ser aplicada cada 6 meses.

También puedes leer:

Miel de agave. Agave Azul.

Semillas de Girasol.

Casa ecológica. Recursos renovables.

Germen de Trigo.

Infección Vaginal. Candidiasis.

Glucosa. Diabetes Mellitus. Tratamiento y prevención.

Hemorroides. Almorranas. Síntomas. Tratamiento.

Enfermedades y Síndromes del adulto mayor.