Aqui algunos consejos para que tu hijo vaya a la escuela, debes estar atenta a sus reacciones.

Todos los padres y madres han pasado por ratos desagradables, bochornosos y jocosos, al ver que sus hijos gritan, se tiran al suelo, se aferran a la puerta y a las ropas de sus padres con tal de no ingresar a la escuela, sobre todo las primeras veces.

Otros sufren cuando sus hijos ya un poco mas grandecitos se resisten ir al colegio y dan cualquier excusa para no ir.

Pero, la negativa de los niños a ir al colegio es un miedo irracional, que suele aparecer en niños que por primera vez asisten a escuelas infantiles de edad preescolar, siendo hasta el segundo grado o segundo año del inicio de la escuela.

Esta negativa a menudo también es para manifestar su disgusto por asistir al colegio. Esta actitud es muy frecuente en los primogénitos, sobre todo, cuando tras la llegada de un hermanito ven cómo él debe salir de casa, mientras su mamá se queda al cuidado del hijo menor.

Es muy importante que desde muy temprana edad se les relacione con amiguitos en grupos, así se prevendrá una de las causas.

Algunos niños requieren un tratamiento extensivo para determinar las causas del miedo. Los niños mayores o los adolescentes, que se niegan a ir a la escuela, requieren un tratamiento aún más intensivo.

Las principales formas o excusas son tales como: Rehusarse a levantarse de la cama, se esconden, lloran, se quejan de dolores estomacales o de cabeza.

Inclusive pueden llegar a fingir una enfermedad con síntomas de nauseas y vómito, algunos simplemente se encaprichan y se cierran en que no van a ir.

Pero, también se pueden producir fiebres y erupciones en la piel de manera recurrente. Lo que puede implicar hasta un principio de hipocondría.

Todos los días o por periodos puede ser una batalla con ellos para conseguir que vayan al colegio esto genera una tensión en el hogar.

Los padres dudan si está bien obligarlos ir al colegio o  se les debe permitir quedarse en casa, si tiene fiebre de más de 37 grados y síntomas de estar pasando por alguna enfermedad real.

En el caso de que haya certeza de que el niño finge, deben permitirle que se quede en casa pero en condición de enfermo estar en cama, dieta liviana, sin video juegos, no recibir visitas, no salir de su cuarto, para después tomar cartas en el asunto.





Los padres deben saber que lo más importante es conocer la raíz por la cual el menor rechaza ir al colegio.

Causas porque no quieren ir a la escuela

Las causas más comunes que puede tener su hijo son:

1.- Niños muy apegados a la familia les cuesta estar sin la compañía de sus padres.

2.- Miedo a abandonar el hogar, constantes conflictos en el hogar pueden  hacer que el niño sienta miedo de que en su ausencia ocurra algo malo.

3.- Temor a decepcionar a los padres muy exigentes académicamente.

4.- Miedo a un profesor que le exige mucho o a un compañero que lo molesta.

5.- Temor a mucha gente, algunos niños se sienten cohibidos cuando se encuentran en un salón de clases con muchos alumnos.

6.- Problemas de aprendizaje. Niños que no prestan atención a clase y son desorganizados para el cumplimiento de las tareas, les duele tener que enfrentarse a su fracaso escolar.

Para estos niños es un sufrimiento la asistencia a la escuela o guardería tras un fin de semana, las vacaciones, si ha estado enfermito varios días o tras un acontecimiento especial en la familia, como la muerte de un familiar, una mudanza y cambio de escuela.








Ante esto los padres deben de tener paciencia y ser comprensivos con sus hijos preguntando.

– ¿Qué es lo que más le gusta del colegio o ¿Qué es lo que más le disgusta, que detalle sus razones.

– Si el niño no tiene confianza con sus padres, recurrir a los hermanos, primos o amigos, ellos generalmente tienen mayor intimidad con el niño porque se desenvuelven en el mismo ambiente y ven  lo que está pasando.

– Otras personas implicadas son los profesores del colegio, ellos ven lo que los padres no ven y pueden ser mejores aliados para la solución del problema.

Como padres, deben comprender, que el hijo está obligado a asistir a la escuela, de lo contrario podría desarrollar problemas sociales o escolares.

Por cierto si hay días en los que si mamá o papá se quedan en casa y todavía va a la guardería, puede quedarse, y aprovechar para que siga realizando actividades.

Consejos para que se queden en la escuela

– No prolongar la despedida, un besito y un hasta luego es suficiente.

– Enviarlo acompañado de otra persona como abuelos, etc.

–  No mostrar preocupación porque el niño se queda al contrario que vea que estamos tranquilos.

– Ser  puntual a la hora de recogerlo del colegio eso lo hace sentirse más seguro. Pero, debe decírseles que si por algún motivo se llega unos minutos tarde es por el tráfico u otro motivo, pero que los padres no dejan a sus hijos nunca.

Si notas que el miedo por ir al colegio es pasajero, no preocuparse esto pasara con el tiempo pero si lo que el niño tiene es verdadero temor, es preciso consultar con el especialista, puede ser un trauma que si no se soluciona le traerá secuelas negativas.

Hay que tener presente que:

A.- La confianza y la comunicación son factores que  ayudan a los niños a enfrentarse y superar sus problemas.

B.- Los niños no hablan acerca de lo que les molesta, pero sí de lo que les gusta, hay que conversar sobre lo que le interesa para acercarnos a ellos.

C.- Leer un cuento o ver televisión, jugar los hará mas amigos el niño tendrá más confianza.

D.- Si sabe que va a haber un evento especial en el colegio, , hable del tema con el incentivándolo a participar.

E.- Fomentar las amistades, invitando algunos compañeros a jugar a casa, hacer pijamadas, salir de paseo o simplemente ir a comer algo.

Te recomendamos:

Depresión en niños.

Ojos Hinchados. Ojeras.

La infertilidad. Masculina. Femenina. Syscan.

Liposucción. Estética Corporal. Lipoescultura.

Minerales en los Alimentos.

Picaduras de insectos.

Los familiares y el Alzheimer. Cuidadores.

Neurosis. Nerviosismo. Calmar los nervios.