Vida Ok

La vida en riqueza espiritual y material.

La mejor forma de aprender. Aprendiendo.

| 6 Comentarios


aprenderLa práctica supera y complementa la teoría, las manos en la obra es lo que se debe procurar desde temprana edad.

Las mejores formas de aprender son haciendo o enseñando.

Para aprender no hay mejor escuela de que hacerlo. Aquellas universidades que se dedican solo a las teorías no tienen tanto éxito como por ejemplo en el estudio de casos.

El estudio de los casos más relevantes del mundo, hacen practicar en la realidad en las mejores universidades como Harvard, Cambridge, Massachusetts (MIT), Yale, Oxford, UNAM (México), Sao Paulo y otras importantes universidades.

Confucio hace miles de años dijo: “Lo que oigo olvido, lo que veo recuerdo, lo que hago aprendo” y esta enseñanza no ha perdido vigencia ni la perderá.

Enseñar para aprender parece contradictorio, ¿Cómo voy ha enseñar si recién estoy aprendiendo?. Muchos padres y maestros no saben muchas cosas, pero cuando tienen que enseñar, se esfuerzan en adquirir mayores conocimiento ya que la necesidad los obliga.

Tomas Alva Edison aprendía haciendo, para inventar la bombilla incandescente intentó más de 1,000 veces, lo que no consideraba fracasos, si no que había aprendido 1,000 formas de como no hacerlo.

En China los nuevos líderes decían hasta hace poco: “Aprender a guerrear en la lucha”. Se lideró un gran movimiento que sentó las bases del crecimiento de la nueva China. Independiente de su ideología, se formaba a sus hombres en la necesidad del crecimiento.

A nuestros hijos, a las personas a nuestro cargo, debemos transmitir ese deseo del aprendizaje. La diferencia de los seres humanos con los animales es el aprendizaje.

Actualmente existe la tendencia del facilismo, de escuchar la radio, de seguir miles de cursos, de ver televisión o chatear. Pero sin practicar.

Los alumnos salen de la escuela o de la universidad sin ningún tipo de práctica. En las universidades se estudia 5 años y se practica 3 meses, algo totalmente desproporcionado.


A los niños debe enseñárseles desde temprana edad haciendo las cosas. Desde la lectura de los cuentos, que ellos se disfracen de los protagonistas o que hagan los movimientos o sonidos de los cuentos. No que los hagan los padres.

Los cursos que se dicten deben ser eminentemente prácticos, aún los de ciencia pura.

Einstein aseguraba que la gravedad curveaba el espacio de acuerdo a sus cálculos. Einstein es uno de los más grandes genios de la humanidad, pero con la teoría pura se equivocó.

Cuando lo vio en la práctica, el mismo pudo corroborar que se había equivocado en el doble de sus estimaciones iniciales. Cuando lo vio con sus propios ojos, volvió a calcular. La práctica corrigió el cálculo a la mayor mente del siglo pasado.

Al comienzo, para Einstein, fue todo un drama, el primer intento fue como una película de espionaje, en medio de la guerra, con encarcelamientos, pérdida de costosos equipos, ya que tuvo que verificar un eclipse en un país en medio de una guerra mundial.

Cuanto más nosotros nos equivocaremos si no pasamos a la acción.

Aprender a hacer

El aprender a hacer es lo mejor que puede suceder en todo proceso de aprendizaje. Aprender por el simple hecho de tener un certificado o un diploma y luego no puedas aplicarlo, es una de las más tontas decisiones.

Aprender en la ejecución es lo mejor.

Aprender en la ejecución es lo mejor.

Existen miles de cursos en internet que puedes seguir y que luego nunca aplicarás. Inclusive, existen miles de productos que te ofrecen tanto cursos como aparatos que nunca utilizarás.

Lo mejor es aprender a hacer. Que lo que aprendas te sea realmente útil.

La educación es una de las más poderosas herramientas que existe en este nnuevo milenio, ahora ya en la segunda década del siglo XXI. La UNESCO como política de desarrollo para la educación en el nuevo milenio establece cuatro columnas fundamentales:

  • Aprender a conocer
  • Aprender a actuar
  • Aprender a ser
  • Aprender a vivir juntos

Todo estos factores deben hacerse adaptándolos a cada realidad tanto cultural como geográficamente.

El aprender actuar es fundamental luego del aprender a conocer y que no se quede en simple conocimiento.

El aprender a ser, igualmente, dará no solo identidad personal si no como comunidad, que se complementa magníficamente con el aprender a vivir juntos.

Aprendiendo y aprender enseñando

Si tu quieres aprender, hazlo. Si enseñas, aprenderás mucho más. Aprender enseñando es una de la mejores maneras de afianzar todos los conocimientos.

Aprender a hacer es realizarte en todo lo que estés estudiando. No se puede aprender a tocar el piano sin piano, una vez que aprendas ya podrás tocar aún sin piano, pero no al contrario. Los más eximios pianistas pueden tocar imaginando las teclas.

No se puede aprender a nadar sin agua y basta con que tomes un poco de agua mientras te ahogas practicando y aprenderás a nadar más rápido.

Luego que aprendas, puedes regresar a la teoría y descubrirás mejores cosas, pero no a la inversa.

Hace poco en Inglaterra se hizo un experimento con niños de algunas tribus de Africa, niños con culturas de hace 10,000 años. Una forma de vivir con recolección, con padres cazadores y viviendas y herramientas muy rudimentarias.

A los niños se les llevó a Inglaterra y se les hizo aprender muchas cosas, principalmente prácticas. Los resultados fueron extraordinarios y en los hechos se dio un salto de 10,000 años hacia el futuro con estos niños.

Todos los seres humanos, sin ninguna distinción podemos aprender y luego, estos niños llevaron este aprender enseñando y el efecto multiplicador continua y continuará.

Parte de tu vida Ok es el saber más y mejor que otros, si logras mejorar este aspecto de tu vida, aprendiendo, el éxito está asegurado.

Te sugerimos leer también:

Deja tus huellas en el mundo

Aceite de oliva de primera presión

Sacar los alfileres de tu vida

Dieta perfecta de loctao, Kitcheri.

Beneficios del sauna para la vida Ok.

Punto de equlibrio perfecto con el yin y yang.