Todas las especies mamíferas son alimentadas por la leche materna. Es lo mejor que existe.

Pero en las últimas décadas se han hecho investigaciones con respecto a las leches derivadas de las legumbres, semillas y frutas.

Normalmente, la leche para el bebé corresponde a la leche de su misma especie, sin embargo, por diversos motivos muchas veces no es posible el amamantamiento de la misma madre.

Sin embargo, existen múltiples razones por las que la madre no da de lactar a su bebé, por el tipo de trabajo, por la ingesta de medicamentos o sustancias que no son aptas para el bebé, por masectomía, por la estética corporal, la ausencia de la madre u otros motivos.

Las actividades de la vida moderna, que llevan algunas mujeres, limitan o eliminan la alimentación o lactancia materna, casi el 60 % de madres recurren a un sucedáneo de la leche materna denominada, “leche artificial” que generalmente es un producto derivado de la leche de vaca, pero, otros tipos derivados de cereales y soya pueden ser mejores.

Hoy en día existen leches artificiales que no representan ningún problema, en la alimentación del bebe y dan opción a que el papá participe. Pero, lo mejor siempre será la lactancia materna o en todo caso mixta.

Haciendo un poco de historia veremos que la alimentación artificial en un recién nacido se conoció casi fines del siglo XIX, primero, se uso en la alimentación de terneros y cabras, de las granjas con la finalidad de vender la producción de leche de sus madres, este método de alimentación se difundió como un boom aproximadamente el año 1960.

Hace poco los gobiernos han empezado a realizar campañas sobre la importancia de la ”lactancia materna” incluso han realizado concursos para incentivar la alimentación natural.





Se han dado leyes para que las madres trabajadoras lleguen una hora después del ingreso normal a su trabajos o en su defecto salgan una hora antes de la salida, en algunos lugares se han instalado cunas maternales dentro de sus centros laborales para que las madres trabajadoras tengan la facilidad de amamantar a su bebes, esto ha ocasionado que la lactancia artificial disminuya

Sin embargo, a pesar de eso hay madres que por razones: sociales, laborales o por enfermedad se ven obligadas a sustituir la alimentación materna por la artificial.

Existe mucha difusión para preferir la leche materna, lo que es muy positivo. Pero, tampoco debe hacerse un drama si se tiene que optar por la lactancia artificial. El problema mayor, si, para muchas mujeres es el costo.

Se recomienda que antes de empezar con la alimentación artificial se consulte con el pediatra, este le prescribirá el tipo de leche que debe tomar su bebe.

Hay bebes que tienen alergia a determinada leche artificial, en ese caso se tendrá que dar a su hijo leche especial, hay casos en que el organismo del bebe no tolera las proteínas ni de la leche materna ni de vaca.








La lactancia artificial derivada de la soya, es una buena alternativa para el bebé y no presenta los problemas de la lactosa u otros problemas de asimilación. La leche derivada de la vaca ocasiona a menudo alergias y desarrollo inadecuado de los sistemas digestivos y hasta respiratorios.

Por eso es importante la consulta con el pediatra o una nutricionista, ya que también antes de dar inicio a la lactancia artificial puede darle la lactancia mixta es decir leche de madre con la fórmula adaptada, este sistema es sencillo porque en las mañanas con la ayuda de la pezonera se extrae la leche materna y se conserva congelada, para administrarla en un biberón en caso de necesitarse.

Leche para el bebé

En el caso específico de la lactancia artificial esta se divide en dos grupos las leche de inicio y las de continuación.

Se denomina leche de inicio cuando se usa desde el nacimiento hasta los 5.6 meses, esta leches contiene una cantidad mínima de proteínas y hierro. Las leches de continuación van desde los  5 o 6 meses hasta el año o los 15 meses.

Estos dos tipos de leche para el bebé se expenden en los mercados en dos presentaciones. Una: liquida, su manejo es más simple y fácil y la otra en polvo requiere de un liquido para disolverla. Cuando el bebe entra a los 12 meses se puede usar las diferentes tipos de leche, la que toma toda la familia incluso y se le puede añadir cereales.

El biberón o tetero

Al comprar un biberón o tetero hay que escoger los de buena calidad en la actualidad los hay de plástico, sin embargo para evitar la acumulación de gérmenes y bacterias lo ideal será de vidrio.

Se debe tener mucho cuidado, en la limpieza del biberón o tetero, cuando el bebe termine la leche, esto para evitar alguna enfermedad diarreica.

Por otro lado escoger la tetina es muy importante esta debe ser bien redondeada o aplanada, el agujero de la tetina no debe ser muy grande que propicie la  salida abrupta de la leche ahogando al bebe o muy chico que la leche no salga y el bebe no pueda mamar, la salida ideal de la leche debe ser lenta por goteo.

Finalmente, siempre se aconseja, revisar la tetina porque con el uso se rompe o el biberón se puede agrietar.

Alimentar a un hijo en la actualidad no es un problema y si se hace de manera artificial de ninguna manera significa  que no se le quiere.

Para seguir leyendo:

La Dislexia.

Alimentos con calcio. Importancia.

Hábitos de Estudio. Como estudiar.

Arroz blanco. Arroz integral. Dieta del arroz.

El Tomate. Propiedades. Secretos. Cultivo Ecológico.

Los Melanomas. Prevención. Protección. Cáncer de piel.

Prepararse para exámenes. Nerviosismo.

Instituto Vitalblogsniñoslactancia artificial,leche para el bebeTodas las especies mamíferas son alimentadas por la leche materna. Es lo mejor que existe. Pero en las últimas décadas se han hecho investigaciones con respecto a las leches derivadas de las legumbres, semillas y frutas. Normalmente, la leche para el bebé corresponde a la leche de su misma especie, sin...La vida en riqueza espiritual y material.