La salsa agridulce ayuda en la buena mesa.

Si deseas variar  los sabores y salir de la monotonía, la salsa agridulce es una excelente opción.

Salsa de ají, de rocoto, maní, de guacamole, de soya y así un sin fín de salsa todas listas para acompañar las comidas.

Por lo general son la comidas orientales las que siempre van acompañadas con este tipo de salsa.

Pero no es óbice para que en el mundo sea conocida la salsa agridulce de esta salsa como su nombre lo indica no es ni dulce ni salada está en el medio, no obstante aun así cuando no tiene un sabor definido es muy exquisita.

Historia de la salsa agridulce

De la historia de la salsa agridulce poco o nada se sabe. Se sabe que en la época romana se servía una salsa de base similar entre los miembros de la alta sociedad.

En la Edad Media  los rastros de esta salsa se pierden y poco se sabe de su uso, o siquiera conocimiento.

Ya en la época moderna la salsa tiene una presencia fuerte en muchas regiones de occidente, aunque solo va como  un acompañamiento exótico.

En el siglo XX, específicamente a fines, la salsa agridulce se populariza, incorporándose con facilidad a todas las cocinas locales.


Esta salsa es  excelente como acompañamiento de aperitivos. Debes observar  que una vez en la comida no hay que cocinarla nuevamente.

La salsa agridulce es una exquisitez por el de contraste de sabores y aporta a cualquier plato un sabroso toque exótico.

La salsa está cimentada en una composición de azúcar y vinagre de vino y es típica de la comida china. Pero a nivel mundial a sido muy aceptada y en la actualidad se le puede encontrar como  complemento protagonista de la gastronomía de muchos países.

Acompaña especialmente  a los platos de carne, que por supuesto no llevan ninguna otra salsa, también enriquece los preparados rebozados, pescados y platos de verduras hervidas.

A veces se lo sirve con témpora  o junto a otras frituras. Es el acompañamiento ideal para el pollo y el cerdo, dándoles a ambos un  toque más exótico.

Recetas de la salsa agridulce

Coge  tu libreta y anota sobre la preparación de una exquisita salsa la misma que es muy fácil de hacerla y que la puedes conservar por  4 ó 5  días  en el refrigerador.

Ingredientes si quieres hacer más  cantidad sólo duplica las cantidades:

  • 6 cucharadas de azúcar.
  • 2 cucharadas de salsa de soya (sillau).
  • 3 cucharadas de ketchup.
  • 3 cucharadas de vinagre (de preferencia blanco).
  • 2 cucharadas de vino blanco (opcional).
  • 1 vaso de caldo de carne (opcional, puede ser agua, 250 cc.).
  • 1 a 2 cucharadas soperas de maicena.
  • 1 chalota pequeña (o sustituirla con puerro, cebolleta, cebolla china) es opcional.
  • Sal a gusto.

Preparación:


1.- En una olla pequeña  pon a caramelizar el azúcar, cubierto con el vinagre y el vino. Añade además la chalota finamente picada. Deja a fuego  intermedio  hasta que notes  una gran reducción del líquido y remueve para que no se pegue.

2.- Reservar un poco de caldo (o agua) aparte para disolver la maicena.

3.- Añade la salsa de soya, el ketchup, el caldo y la maicena  bien disuelta en el caldo. Mezcla bien y sazona a gusto.

4.- Remueve y hazlo hervir.

5.- Poner en una salsera  o bowl pequeño y servir una vez tibio o frío.

Si te gusto la receta aquí hay otra para que varíes  un poco tu salsa agridulce, es para cuatro porciones.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de azúcar.
  • 1/4 de agua (250 ml.)
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz o vinagre blanco.
  • 1 a 2 cucharaditas de harina de maíz (maicena, o chuño).
  • 2 cucharadas de salsa de soya.
  • 1 cucharada de salsa de tomate ketchup.

Preparación:

Pon todos los ingredientes, excepto la cuchara de maicena en una olla o cacerola y caliéntalos.

En un vaso diluye la harina de maíz o el espesante con un poco de agua fría;  añade a la cacerola u olla  y remueve todo homogéneamente.

Hierve  a fuego lento durante 2 minutos y  sirve caliente.

No todos los platos de  salsa se cocinan de la misma forma, algunos  van  como acompañamiento de ensalada de frutas agridulce, otros como acompañamiento de platos de fondo, otros combinados en ensaladas de verduras como por ejemplo; el pepino, el tomate, los pimiento y las cebollas en una mezcla con piña, vinagre y azúcar que se sirve fría.

Cada persona prepara la salsa agridulce de acuerdo a su gusto por ello encontraremos salsa más saladas, dulces, líquidas o espesas.

Si quieres mejorar la calidad nutricional de tu salsa agridulce:

  • Cambia el azúcar blanco refinado por azúcar integral o concentrado de manzana.
  • Usa  vinagre de arroz o de manzana en lugar de vinagre de vino o vinagre blanco.