Vida Ok

La vida en riqueza espiritual y material.

La lipotimia. Causas y Tratamiento.

| 3 Comentarios


En nuestra vida hay pocas personas que sufren de desvanecimientos, y si lo padecen es por la lipotimia.

Los desmayos, conocidos clínicamente como lipotimia son alteraciones tan comunes, en las que se pierde el conocimiento, alguna vez hemos sido testigos de algún caso.

Son pérdidas repentinas del sentido y de los movimientos corporales que ocurren a miles de personas diariamente.

Es tan rápido sufrir de un desmayo y recuperarse de el que más tarda describirlo. La lipotimia es un problema que desde siempre acompaña al ser humano. De hecho, el origen del término se remonta al griego “lypothimia” que significa abandono del ánimo o sentido.

La lipotimia se presenta con más frecuencia entre los varones que entre las mujeres y el principal afectado es precisamente el cerebro, el órgano más sensible. Cuando la afluencia de la sangre al cerebro es inferior al 50 por ciento de lo normal, éste deja de funcionar con normalidad y se pierde el conocimiento.

Estos ataques pueden ser aislados o repetirse a lo largo de semanas o mese, para desaparecer después. El desvanecimiento es tan común que a nadie le sorprende en determinadas circunstancias, generalmente de tensión y agobio.

Lipotimia causas

La lipotimia puede producirse en algunas personas que presentan los siguientes problemas tales como:

Hipoglucemia.- Las personas que se inyectan insulina o ingieren medicamentos para la diabetes pueden desencadenar hipoglucemia (baja concentración de azúcar en sangre) y desmayarse si se exceden en la dosis de medicamentos

Anemia.- Las personas con anemia tienen menos glóbulos rojos de lo normal, lo que disminuye la cantidad de oxígeno que llega al cerebro y otros tejidos. Las chicas que tienen menstruaciones muy abundantes o las personas que padecen anemia son más propensas a los desmayos.

Embarazo.- En el embarazo, el organismo experimenta multitud de cambios, como los que afectan al sistema circulatorio, que pueden incitar desmayos. Además, las necesidades del cuerpo de beber líquidos aumentan, por lo que una mujer embarazada se puede desmayar si no bebe lo suficiente.

Trastornos de la conducta alimentaria.- Las personas que padecen de anorexia o bulimia se pueden desmayar por diversas razones, como la deshidratación, la hipoglucemia y los cambios en la tensión arterial o la circulación sanguínea provocados por la inanición.

Problemas cardíacos.- Si una persona se desmaya sorpresivamente, sobre todo mientras hace ejercicio físico, los médicos pueden deducir que atraviesa algún problema cardíaco y realizar las pruebas del caso.

Ciertas personas se sienten mareadas justo antes de desmayarse. Pueden experimentar cambios en la visión, taquicardia, sudoración y náuseas. Alguien que está a punto de desmayarse puede llegar a vomitar.

Tratamiento de la lipotimia

Si el diagnóstico no es difícil, el tratamiento tampoco lo parece, por lo que ante un desmayado, en seguida salen una serie de personas que saben qué hacer y como colocar el afectado hasta que se recupere.

Es algo que casi forma parte de la sabiduría popular, como el diagnóstico de la lipotimia se basa en la observación, hay que examinar con atención lo que sucede en estos escasos minutos de revuelo que suelen seguir a estos desmayos.

En primer lugar, hay que fijarse en el escenario del suceso, por lo general son lugares calientes y cerrados, muchas veces repletos de gente y en los que se permanece de pie durante mucho tiempo: puede ser una iglesia o algún espacio en el que tenga lugar un acto o espectáculo público.

También es característico el síncope allí donde acaba de tener lugar un accidente o algún suceso capaz de producir en los presentes un estrés emocional brusco o fuerte impacto psíquico.

Este último hecho es lo que hace que la lipotimia o desmayo sea muchas veces empleada en la literatura teatral. Este tipo de desmayos pueden sobrevenirles, por último, a quienes se hallen sometido a un dolor de gran intensidad.

Puede que quien esté próximo a sufrir un desmayo emita algún bostezo, que respire rápida y agitadamente y que se halle algo confuso.

Su pulso estará algo acelerado y las pupilas dilatadas, estas son otras señales que aunque no se aprecien a simple vista, delatan la proximidad del desmayo (la lipotimia).

Quien se apresure a atender al desfallecido lo encontrará pálido, sudoroso y con pelos de punta y si le tomasen el pulso y la tensión arterial, se hallará que el primero se encuentra débil y sumamente lento y con la tensión muy baja.

Por fortuna, esta situación no dura más que unos minutos y la recuperación sobreviene espontáneamente, poco a poco recupera el conocimiento.

Si tú crees que estás a punto de desmayarte, quizás puedas impedirlo adoptando las siguientes medidas:

- Acuéstate.- Esto te puede proteger, evitando el desmayo porque ayuda a la irrigación sanguínea cerebral.

- Coloca la cabeza entre las piernas. Así de esta forma favorecerás la irrigación sanguínea cerebral. Cuando te encuentres bien, levanta poco a poco tu cabeza hasta tener la espalda recta y luego ponte de pie.

- Bebe lo suficiente. Cuando tu cuerpo pierda mucha agua debido al sudor o al calor, bebe suficiente líquido.

 -Tensa periódicamente los músculos de las piernas o crúzalas para favorecer la circulación de la sangre con el fin de que pueda llegarte bien al corazón y al cerebro. Evita los entornos demasiados calurosos.

No dejes de leer:

3 Comentarios

  1. Misma situcion me sucedio hace una semana,frecuancia cardiaca alta:110;presion elevada 150_91 sudoracion excesiva en todo el cuerpo y perdida de conocimiento.

  2. Buenas, verán yo sufro de esta enfermedad a menudo por un tema neurológico.

    Leer esto me ha ayudado un poco a entender lo que me sucede y a prevenirlo, quiero agradecer al autor de este post ya que me ha servido en mi tema.

    Gracias.

  3. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.