La lipoescultura te hará lucir una mejor apariencia. Pero, debes saber los detalles antes de realizártela.

Desde hace siglos la mujer siempre ha estado obsesionada por la forma de su cuerpo.

En cada una de las épocas se han ideado técnicas que permitían que ellas tengan una forma de cuerpo que las haga más atractivas ante el sexo opuesto y porque no decirlo se conviertan en la envidia de sus congéneres.

Sin ir muy lejos recordemos los tortuosos corsés que se ponían las mujeres durante la Edad Media, para estilizar su cintura, lo hacían tan ajustados que les impedía respirar y sus cuerpos parecían unos trompos.

Posteriormente vino la lipoaspiracion que consistía en aspirar la grasa excedente sin importar la forma.

Con la modernidad a llegado para beneficio de las mujeres y varones la lipoescultura la misma que aparte de aspirar la grasa interna se talla la  piel dándole nueva forma la tejido que queda obteniendo un efecto cutáneo liso, brillante y aporcelanado.

Anteriormente, solamente se hacía la liposucción, hoy ha evolucionado hacia la lipoescultura.

Etapas de la lipoescultura

La lipoescultura, en resumen es una técnica quirúrgica empleada para eliminar depósitos de grasa de determinadas zonas del cuerpo, incluyendo las mejillas y el cuello, los brazos y las mamas, el abdomen, las nalgas, las caderas, los muslos, las rodillas y los tobillos. Este proceso si  se realiza en un lugar de mucha garantía se hace por etapas:





1.- Anestesia: Se ejecuta con   bajo los efectos de la anestesia local con sedación endovenosa o bloqueo epidural.

2.- Tiene una duración de 2 a 3 horas cuando es corporal total.

3.- Se empieza a aspirar la grasa excedente y usando cánulas delgadas se talla y afina el grosor de la piel cuidando de no dejar secuelas como: “piel de naranja” o “piel con ondas de mar”.

4.- Evolución: Después de la cirugía se pasa a un ambiente de cuidados intermedios y luego de una periodo de observación de 12 horas, la paciente ya se puede ir a casa con un vendaje especial para edemas y hematomas el que será cambiado a los 3 días por la faja postoperatoria.

Postoperatorio de la lipoescultura

Después de la  cirugía de lipoescultura, queda cierta cantidad de líquido debajo de la piel. Si las incisiones se cierran con puntos de sutura, el líquido drena con más dificultad y produce moretones o inflamación.

Si se emplea este método, es indispensable el uso de una faja elástica semejante a un cinturón para forzar a los vasos sanguíneos a absorber el exceso de líquido.

La actual técnica de “drenaje abierto” accede que las incisiones estén abiertas luego de la cirugía de lipoescultura y que el líquido continúe drenando desde la zona durante varios días.

El láser.- En la actualidad es la técnica más avanzada del mundo en relación a contornear el cuerpo.








Esta técnica es capaz de disolver el tejido graso mediante un haz de luz antes de ser succionado, dejando incólumes los tejidos vasculares y conectivos permitiendo un moldeamiento y una recuperación más armoniosa. Las ventajas de este tratamiento es que no necesitan internamiento ni anestesia general.

Disminuye los inconvenientes postoperatorios como hematomas y edemas, lo que si sucede comúnmente con el método tradicional de remodelación corporal quirúrgico. Por lo tanto, la recuperación es más rápida así como el periodo de convalecencia, para ayudar a remodelar es recomendable se usar una venda elástica y realizar ejercicios.

La técnica del ultrasonido también es moderna y el método se hace con las ondas de ultrasonido son transmitidas a la punta de la micro-cánula, para licuar el tejido graso.

El ultrasonido se aplica directamente sobre la piel, la que debe ser impregnada previamente con gel conductor.

La sensación de crepitación acompañada de un ligero calentamiento en la zona, indica el dinamismo del tratamiento. Lo que se quiere es conseguir campos de cavitación estables, que generen microburbujas de gran tamaño, muy eficientes en la destrucción de las células grasas, antes de ser succionadas.

La técnica del radio.- En la que se usan las ondas de Radio, para remodelar el contorno corporal. Se trabaja con un electrodo ubicado en la punta de la cánula el cual disuelve las células grasas al generar ondas de calor.

La hidrolipoclasia es una técnica que ayuda a la ultracavitación es recomendable en los casos que existe lipodistrofia, se usa especialmente en cartucheras y glúteos. Consiste en infiltrar previamente una discreta cantidad de solución hiposomolar con baja concentración salina para potenciar el efecto en la zona a tratar.

Bueno, si tienes unos kilitos más de grasa en determinadas partes de tu cuerpo y no son estéticos, ahora con el aporte de la ciencia te pondrás bella eliminando las imperfecciones de tu cuerpo, ya no es un sueño ser una mujer escultural.

Escoge la técnica que más se acomode a tu bolsillo y a tus necesidades consultado con una profesional que te ofrezca garantía.