La actividad imaginativa se caracteriza por la capacidad de crear mundos fantásticos íntimos y propios donde el sujeto es generalmente el protagonista y donde no existen ni límites ni restricciones de ninguna clase para el impulso de su libertad.

La fantasía es uno de los placeres de la vida sobre todo cuando se vuelve realidad. Y, contra lo que se pueda creer de que la fantasía es irreal, existe inclusive una clasificación de los tipos o clases de fantasía como veremos luego.

Para los grandes negocios y no solo para Disney, la imaginación es fundamental para lograr adelantarse a la competencia. Desde el marketing, la producción hasta ir un paso adelante de los demás.

Albert Einstein decía: “En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”.

Luego, él mismo remarcaba: “Cuando examino mis métodos de pensamiento, llego a la conclusión de que el don de la fantasía me ha significado más que mi talento para absorber el conocimiento positivo”.

Por su parte Arturo Graf mencionó: “¡Pobre del amor a quien la fantasía abandona!”

Gustavo Adolfo Becker dijo: “El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo”.

Imaginación

Fundamentalmente consiste en formar representaciones de objetos, cosas situaciones o afectos, etc. en ausencia de esos objetos o cosas.

La imaginación en si misma es una actividad reconstructora y anticipadora ya que mediante la actividad imaginativa podemos realizar dos funciones de máxima importancia en el psiquismo humano.

La anticipación es el aspecto más creativo de la imaginación y por supuesto el más original mediante la anticipación podemos imaginar cosas, mundos, situaciones y experiencias jamás realizadas.





La anticipación salta por encima de los estrechos horizontes de la vida cotidiana y se eleva por encima del aquí y del ahora. Ya no es el pasado o el presente los que cobran vida sino el futuro.

Factores de la imaginación

La imaginación, como cualquier otra actividad humana depende de distintos factores

  • Factores de tipo interno: Son las tendencias individuales, el tipo de asociación, el estado de humor, las experiencias anteriores, etc., por ejemplo, las distintas formas de la sensibilidad dan como resultado los distintos tipos de fantasía: fantasía visual, como la del pintor; auditiva, como la del músico.
  • Factores de tipo externo: Entre estos hay que enumerar lo estímulos, situaciones, elementos, y circunstancias exteriores que potencian, provocan y afectan de alguna manera a la fantasía. Tomemos como ejemplo el arte. La imaginación artística se ve influida por la civilización y la cultura de la época.
  • Imaginación subjetiva y objetiva: Son aquellas formas de actividad imaginativa en las que predomina, o bien lo subjetivo cuando el artista expresa lo que siente en su intimidad, o bien lo objetivo, cuando el artista expresa lo que todos ven, porque se da en la realidad exterior, y a él le impresiona de una manera más profunda.

Clases de imágenes

En principio debemos hacer una aclaración. Advertir que la palabra imagen además de referirse a la imagen visual, tiene aplicaciones más amplias. Las imágenes pueden clasificarse en relación con nuestro sentido, y existen por tanto imágenes visuales, auditivas, gustativas, olfativas táctiles, etc. También se clasifican las imágenes en:

  • Icónicas: o imágenes normales
  • Eidéticas: Que son imágenes que persisten inmediatamente después de una percepción. Por ejemplo, cuando miramos un coche, al desaparecer éste detrás de un obstáculo, durante unos breves segundos permanece en nosotros la imagen del coche.
  • Hipnagógicas: Son las imágenes que surgen antes de dormirnos profundamente.
  • Oníricas: son las imágenes elaboradas durante el sueño.
  • Alucinatorias: Son las que provienen de las alucinaciones.








Otra posible clasificación tiene su origen en la relación asociativa de las imágenes y así podemos considerar que existe una imagen inductora, y junto a ella un grupo de imágenes inducidas. Por ejemplo, la imagen de un estadio de fútbol lleva asociada las imágenes de los jugadores, espectadores, árbitro, pelota, entrenador, etc.

Modalidades de la actividad imaginativa

Entre las modalidades de la actividad imaginativa hay:

Fantasía diurna:

Soñar despierto. Son formas de actividades en las que el sujeto crea un propio mundo distinto de los demás, para refugiarse en él y dar imaginación a sus frustraciones.

Aquellos que logren hacer realidad la mayor parte, tendrán éxito en la vida. El mundo productivo y empresarial tiene en estas personas muchas esperanzas.

En ella suele sublimar la propia vía de los deseos íntimos. Suele anticipar el futuro o suele buscar refugio huyendo de las incomprensiones del mundo real y objetivo. El protagonista es siempre el propio sujeto. En esta fantasía diurna se distinguen dos aspectos principales:

Fantasía desiderativa:

Mediante ella satisfacemos de manera recompensada nuestros propios deseos. Se percibe claramente que lo deseado es diferente del mundo exterior; es un refugio frente a la realidad.

Fantasía del temor:

Cuando el mundo real nos mete miedo, o tenemos miedo de enfrentarnos a él, surge la fantasía del temor. El miedo puede ser muy variado: miedo al fracaso, al destino, a la derrota, a la lucha por la vida, al ridículo, etc.

Este debe minimizado, las grandes empresas tienen temores y riesgos, pero, hacen sus previsiones cientificamente, entre ellos con aseguradoras. Una empresa con riesgos es normal, pero con temores no estará bien.

Fantasía lúdica:

Los juegos son formas de manifestar de un modo activo y exteriorizado los impulsos de la fantasía. La actividad lúdica y la actividad imaginativa van muy ligadas.

El juego es un fenómeno de la naturaleza psicológica lúdica de múltiples aspectos y que ha constituido siempre uno de los ejes de la vida de las comunidades humanas ¿porqué se juega?

Se sabe que existe una gran diferencia entre los juegos de los niños y el de los mayores. El niño se identifica con sus propios juegos creando los objetos y los personajes. El juego de los mayores es más competitivo e interesante.

La fantasía creadora:

Llamamos fantasía creadora a aquella capacidad de poder crear en forma de representaciones un tipo de realidad que no ha sido percibida sensorialmente con antelación.

Tiene un carácter cognoscitivo del mundo que no es posible sin la experiencia pero que trasciende la experiencia. Es una manera de transformar la realidad.

Esta fantasía es una de las más importantes y que debes procurar. De la nada puedes hacer una gran empresa, de la nada puedes hacer una obra de arte y por supuesto, de la nada puedes hacer surgir tu vida Ok.

Sea como fuere, sin imaginación no habría progreso, la humanidad no saldría de la monotonía y por supuesto del aburrimiento.

Te recomendamos:

Cabello Maltratado.

Alimentación en adultos mayores.

Alimentos con calcio. Importancia.

Hábitos de Estudio. Como estudiar.

Arroz blanco. Arroz integral. Dieta del arroz.

El Tomate. Propiedades. Secretos. Cultivo Ecológico.

La Dislexia.