La artritis es susceptible a ser tratada con eficacia con las plantas medicinales. Mira las opciones más utilizadas.

Existe en la naturaleza un sin número de plantas  que integran  el gran bagaje de la fitoterapia, técnica que sirve para curar y tratar diversas enfermedades en forma natural mediante el empleo y la elaboración de jarabes y cápsulas.

Efectivamente curarte de la artritis es un poco tedioso con la técnica del fitonaturismo es muy eficaz. Pero antes debes saber que artritis se deriva de dos palabras griegas “athron”, que significan articulaciones; e “itis”, que quiere decir  inflamación.

En consecuencia la artritis es una inflamación de las articulaciones que se caracteriza por el dolor, hinchazón, deformidad y/o rigidez de la articulación. Las áreas más afectadas por la artritis son las articulaciones como las rodillas, dedos de las manos, de los pies, las muñecas, codos y hombros aunque también el cuello, la espalda y la cadera.

Tipos de artritis

Existen diferentes tipos de artritis:

Osteoartritis.

Artritis reumatoide.
Artritis psoriásica.
Lupus.
Gota.
Síndrome de Kawasaki.
Artritis Reumatoide Juvenil.
Artritis infecciosa.

De todos  estos tipos de artritis  los más frecuentes son: la osteoartritis y artritis reumatoide. La primera es una enfermedad degenerativa que aparece por lo general a los adultos mayores en tanto que la artritis reumatoide es una dolencia que afecta no sólo las articulaciones de los dedos,  muñecas, rodillas, y de los pies, sino  también los músculos y otros tejidos finos del cuerpo.

La artritis afecta con más frecuencia  a las mujeres que los varones y casi el 80% de la población se encuentra por encima de los 50 años.

Medicina natural para la artritis

Si quieres curarte de la artritis tienes que tener paciencia y buen humor, las  plantas medicinales hacen efecto pero no de inmediato sino en forma gradual anota el siguiente compuesto:

Deja  hervir durante media hora a fuego medio, en tres litros de agua, una mezcla de plantas medicinales compuesta por: 20 gramos de raíz de zarzaparrilla, 20 gramos de regaliz, 20 gramos de genciana, 50 gramos de bardana y 125 gramos de taraxacón. Una vez filtrada y edulcorada se tomarán dos vasos diarios de preparado, durante unos cuantos días.





La zarzaparrilla es una planta la cual es sometida a un procedimiento  en el que se aprovecha las propiedades sudoríparas de esta planta, por ello para mayor eficacia se recomienda  tomarlo  antes de acostarse. Para ello prepara un té :

10 gramos de raíz de zarzaparrilla por taza de agua y beberlo cuando aún está caliente.

En caso de preparar una cantidad superior a una toma, el líquido deberá calentarse un poco justo antes de ser ingerido veras que tus dolores artríticos  desaparecerán.

La preparación de la zarzaparrilla se realiza de la siguiente manera:
Se hace hervir  durante unos veinte minutos a fuego medio, en un litro de agua, 35 gramos de raíz de zarzaparrilla y 5 gramos de raíz de saponaria. Una vez filtrado el líquido, se edulcora al gusto y se toman dos tazas al día.

Este tratamiento sirve tanto para aliviar dolores artríticos puntuales como para ser usado en tratamientos más largos, pero no te equivoques porque no es un remedio para ser usado en una dolencia crónica.

Sin embargo, de todos estos tipos, las  más frecuentes son: la osteoartritis y artritis reumatoide.

La primera es una enfermedad degenerativa que aparece generalmente en los adultos mayores mientras que la artritis reumatoide es una dolencia que afecta no sólo las articulaciones de los dedos,  muñecas, rodillas, y de los pies, sino  también los músculos y otros tejidos finos del cuerpo.

La artritis afecta más frecuentemente a las mujeres que los varones y casi el 80% de la población se encuentra por encima de los 50 años.

Los remedios más  conocidos y populares son:

En relación al ajo y a la artritis, existen tres remedios tradicionales. Se puede comer tres dientes de ajo al día.

También se puede partir un diente de ajo por la mitad y frotarlo por las zonas donde se siente más dolor. Finalmente muele o machaca  1 diente de ajo y luego viértelo en el jugo de un limón y toma esta preparación en ayunas todos los días y lograrás una mejoría.

Toma dos cucharadas de miel de abeja en cada comida.








Consume cerezas, de ser posible, varias veces al día.   Puede ser en forma de pasteles o  mermeladas a las cuales no se les debe agregar  azúcar.
Pon un puñado de perejil en un litro de agua hirviendo, se quita el agua del fuego y se deja que repose durante 20 minutos. Luego, se cuela y  se toma media taza de esta agua antes de cada comida.

La manzanilla es buena para la artritis.  En este sentido, se puede elaborar una loción con 100 g de manzanilla y 250 ml de aceite de germen de trigo.  Se prepara juntando en un tarro la manzanilla y el aceite y se deja macerar 15 días dentro de un armario. Pasado ese tiempo, sólo queda colarlo y untarlo en las zonas afectadas por la artritis.

Tomar jugos de vegetales como zanahoria, nabo, berro, espinaca, toronja, apio y remolacha puede ayudar a las personas que sufren artritis.

Tomar cuatro veces al día un vaso de agua que contenga una cucharadita o una cucharada de vinagre de sidra de manzana.

Bañar las partes afectadas con agua y ortiga, enebro o azufre
Usar un ungüento caliente a base de mentol con pimientos picantes. Éstos deben ser picados hasta reducirlos a polvo y añádalos al ungüento. Se aplica en la zona dolorida tres o cuatro veces al día.

Mezclar 50 gramos de hojas secas o frescas de romero en medio litro de alcohol de 96 grados.  Luego se deja reposar 2 semanas y se pasa el área afectada con esta mezcla durante 4 a 6 semanas.

Triturar tres hojas de col y colocar en un horno por unos minutos.  Aplicar caliente como una cataplasma sobre el área adolorida.

Preparar un emplasto con un poco de arcilla y agua y aplicar caliente sobre las articulaciones inflamadas. Repetir este remedio hasta lograr mejoría.
Colocar 1 cucharada de semillas de alfalfa en medio litro de agua. Hervir y dejar reposar toda la noche. En la mañana siguiente colar y tomar un vaso después del desayuno.

Recomendaciones para la artritis

Las personas que sufren de artritis debe seguir las siguientes recomendaciones:
Mantenerse delgado, ya que el sobrepeso requiere más esfuerzo y presión en las articulaciones.

Tomar, por lo menos, ocho vasos de agua al día.

Consumir pescados como sardina, salmón y trucha, ya que poseen ácidos grasos como el Omega 3 que ayudan a contrarrestar las inflamaciones propias de la artritis.

Evita consumir los siguientes vegetales: Pimientos, berenjenas, frijoles, tomates y papas blancas.

Evita el consumo de carnes rojas, cerdo, leche y sus derivados, café, páprika, sal, tabaco, bebidas alcohólicas, etc.

La persona que sufre de artritis debe mantenerse activa, ya que la inactividad debilita los músculos en los que se apoyan las articulaciones y aumenta la rigidez y el dolor artrítico.

  • Ejercicios de estiramientos para tonificar los músculos, sirven de precalentamiento para otros ejercicios y pueden ser efectuados en la cama o en una bañera llena de agua tibia.
  • Ejercicios aeróbicos, como caminar y nadar, no se recomiendan actividades que ponen presión sobre las articulaciones, tales como trotar.