Sucede que hay personas que tienen debilidad, fatiga, falta de energía, vértigos y además la mirada se torna triste, ojeras muy pronunciadas, arrugas prematuras, ojos cansados, deficiente memoria, respiración corta y esforzada, dolor de cabeza constante.

Si hay heridas, su curación es muy lenta debido a la falta de coagulación, la piel y las membranas mucosas se tornan pálidas.

Con mucha probabilidad se tiene una enfermedad hemática (sanguínea) debido a una alteración en la composición sanguínea, generada por la disminución de la masa eritrocitaria que establece una concentración baja de hemoglobina.

La anemia se origina cuando el organismo no está produciendo suficiente hemoglobina, proteína compleja y vital para la vida, que se encuentra dentro de los glóbulos rojos, y transporta el oxígeno desde los pulmones hacia todo el organismo.

Primigeniamente se debe a la carencia de hierro, componente que fabrica la hemoglobina.

La anemia se define como una disminución de la cantidad de hemoglobina o del número de células rojas. De todas las dolencias más comunes que afectan al organismo humano la anemia es la que más ataca.

Casi la mitad de la sangre que fluye por nuestras venas y arterias esta en las células de sangre que transportan oxígeno a los tejidos. Aproximadamente un trillón o 100 millones de nuevas células de la sangre se forman diariamente en la médula. Una célula roja tiene la expectativa de vida de aproximadamente ciento veinte días luego se destruye y se sustituye.

Debido a que la alimentación cada día se vuelve más deficiente, por el consumo de comida chatarra, comidas al paso como: perros o hot dog calientes, papas fritas al hilo, hamburguesas, refrescos y gaseosas y toda una variedad de comida artificial. No se consume adecuadamente alimentos indispensables para producir células de sangre rojas.





Causas de la anemia

Las razones y causas de la anemia se deben principalmente a:

1.- Falta de proteínas, vitaminas que contienen ácido fólico como son la vitamina B12. El hierro como las proteínas son indispensables para la acumulación de la hemoglobina en los eritrocitos.

2.- Falta de hierro en la dieta.- El hierro forma parte de la molécula de hemoglobina, sin él, ésta no puede construirse.

3.- Las mujeres jóvenes en la actualidad, siguen dietas, para estar a la moda, razón por la que a veces tienen deficiencia de hierro.

4.- Crecimiento acelerado.- Los niños menores de cinco años crecen tan rápido que su organismo tiene dificultad para mantener el nivel apropiado de hierro que ellos necesitan. En este nivel están los adolescentes que son sometidos a procesos de crecimiento acelerado sin tener en cuenta la necesidad de tener una dieta rica en hierro.

5.- Por deficiencia alimentaria.- Las mujeres que están embarazadas o que están lactando no consumen la cantidad de hierro que necesitan, 2,5 veces más hierro que los hombres.

6.- Pérdida de sangre.- De todas las causas esta es la más común la deficiencia de hierro en los adultos. Las menstruaciones fuertes suelen causar anemia.

La pérdida de sangre por hemorragias (sangrado interno), usualmente en las vías digestivas. Una úlcera duodenal, colitis ulcerativa, cáncer, o tomar aspirina o un medicamento similar durante largo tiempo puede causar sangrado en el estómago o intestinos.








Si existiera la probabilidad de estar inmerso, en algún grupo proclive a la anemia es mejor consultar con un médico para que el determine la realización de una prueba de sangre u otras necesarias para poder diagnosticar si tiene anemia.

Consecuencias de la anemia

Las secuelas que deja la anemia en algunos casos son determinantes para el futuro de la persona como es el caso de:

La anemia ferropénica en países en vías de desarrollo afecta a casi la mitad de la población total. Las mujeres en edad fértil, los niños y los ancianos son los más afectados.

En los niños puede producir retardo en el crecimiento y en el desarrollo cognocitivo.

En los adultos, produce fatiga, disminuye la capacidad de trabajo físico y poca resistencia a las infecciones, esta falencia en la hemoglobina hace que el sistema inmunológico funcione de forma anormal.

En las embarazadas es muy peligroso, por el bajo peso. La desnutrición de la madre y del bebé hace que se incremente la mortalidad materno-infantil. Cierto es que la deficiencia de hierro ataca a todos los grupos de edad, sin embargo sus efectos en los primeros años de vida son irreversibles, no hay tratamiento que devuelva el daño.

Una secuela muy grave y desconocida por la población, es que la anemia también puede originar intoxicación con metales pesados.

Si la ingesta de hierro es deficiente, el organismo corre riesgo de muerte, entonces su sistema de autodefensa recurre a su capacidad de adaptación, aumentando la capacidad de absorción de este metal y otros metales como: el plomo, el cadmio y otros metales pesados tóxicos, que tienen una configuración química parecida al hierro.

Lo ideal, sería que, no se tenga anemia, pero si ya se tiene el problema encima, el tratamiento puede consistir en cambios en la alimentación, suplementos nutricionales, ingesta de hierro o intervenciones quirúrgicas si son graves debido al mal funcionamiento del bazo, ya que si el bazo está enfermo retira muchos glóbulos rojos y causa anemia.

Muy recomendables: