Inversiones

Las inversiones deben estar bien programadas, estructuradas y con obejtivos muy bien definidos. El capital es de suma importancia.

Antes de invertir tu dinero analiza bien como donde, cuando y cuanto quieres colocar tu dinero para crear tu empresa o negocio.

Es necesario que antes de invertir tu dinero para que este se transforme en utilidades sepas a cuantos tipos de inversiones puedes acceder.

Existen distintas definiciones de inversión que han sido conceptualizadas por renombrados economistas. Entre ellos, podemos mencionar a Tarragó Sabaté quien manifiesta y sostiene que la inversión consiste en la aplicación de recursos financieros a la creación, renovación, ampliación o mejora de la capacidad operativa de la empresa.

Peumans, otro famoso economista indica que, la inversión es todo gasto de recursos financieros para conseguir bienes concretos durables o instrumentos de producción, llamados bienes de equipo, y que la empresa usara durante varios años para cumplir sus objetivos.

De esta forma podríamos mencionar y hacer acopio de muchos autores y grandes economistas que han dado definiciones similares, o con ligeras diferencias y matices.





En general todos manifiestan que las inversiones consisten en un proceso por el cual un sujeto decide vincular recursos financieros líquidos a cambio de expectativas de obtener unos beneficios también líquidos, a lo largo de un plazo de tiempo, denominado vida útil u horizonte breve  del proyecto.

Tipos de inversiones

Las inversiones son colocaciones de dinero sobre los cuales una empresa, negocio o persona natural  espera conseguir una utilidad y un rendimiento económico en el futuro, de corto, mediano o largo plazo  ya sea por la realización de un interés, dividendo o mediante la venta a un mayor valor de su costo de adquisición inicial. En este sentido se tiene:

Las inversiones temporales.- Por lo general las inversiones temporales consisten en documentos a corto plazo como; certificados de depósito, bonos de la tesorería publica  y documentos negociables, valores negociables de deuda  especialmente bonos del gobierno de compañías estatales y privadas  así como de valores negociables de capital que se traducen en; acciones preferentes y acciones comunes, adquiridos con efectivo que no se requiere de inmediato para las operaciones.

Estas inversiones se pueden mantener temporalmente, en vez de tener el efectivo, y se pueden convertir rápidamente en efectivo cuando las necesidades financieras del momento hagan deseable esa conversión.

Las inversiones a largo plazo.- Son colocaciones de dinero por las cuales una empresa o entidad, resuelve mantenerlas por un período mayor a un año o al ciclo de operaciones y se cuentan a partir de la fecha de presentación del balance general.

Las diferencias básicas entre inversiones temporales e inversiones a largo plazo son:








1.- Inversiones temporales.- Consiste en documentos a corto plazo.

2.- Inversiones a largo plazo,. Son colocaciones a largo plazo.

De esta definición, se deduce y hay que resaltar:

a) Liquidez de los recursos financieros vinculados.
b) Certeza más o menos exacta del desembolso inicial.
c) Incertidumbre de los beneficios futuros.

Elementos de la inversión

Algunos  autores, establecen como elementos de la inversión:

1) El sujeto de la inversión generalmente es la empresa o negocio.

2) El objeto de la inversión ejemplo: adquisición de equipo

3) El coste de la inversión o inversión inicial. Desembolso que hay que hacer en el momento cero para llevar adelante el proyecto.

4) La corriente de cobros y pagos líquidos que originará la
inversión durante su vida útil.

5) El tiempo  son momentos durante el cual el proyecto generará flujos financieros.

6) El posible valor residual

Cuando invierte se está pensando en hacer crecer ese monto de dinero. Esa inversión tiene que generar rentabilidad. La materialización y conversión de los medios financieros en bienes que serán empleados en un proceso productivo, en la adquisición de bienes equipos, servicios o materia prima de una empresa o negocio.

Se dice que una inversión es rentable cuando esta genera utilidades y da paso al proceso de reinversión. Eso quiere decir que la empresa está creciendo y que se ha acertado al escoger el tipo de empresa o negocio que se ha escogido.

Para ello la inversión debe contar con variables como: rendimiento, rentabilidad, riesgo, utilidades, capital, metas u objetivos. Flujo, valor capital, tasa de crecimiento, etc.