Logra mejores metas con la inteligencia emocional.
La inteligencia emocional te hará incrementar la empatía.

No todo es inteligencia cerebral o mental, la inteligencia emocional es muy importante, aprende a desarrollarla.

Ya se ha demostrado que no basta la instrucción, educación o cultura en general, para desterrar problemas como el fracaso escolar o profesional, la violencia, la inestabilidad familiar.

Ya se ha comprobado que estas y otras patologías no se curan sólo con el conocimiento. Es necesario ir mucho más allá del conocimiento e inteligencia, hacia otro tipo de inteligencia.

Actualmente, se habla de un analfabetismo emocional es la raíz de muchos de estos problemas. Y que es necesario prestar atención a la educación sentimental.

Por ello, se hace cada vez mas necesario comenzar desde la niñez, a fin de tener una inteligencia emocional que pueda crear la empatía masiva en el mundo.

Hay que partir que en un determinado momento se dio tal importancia al coeficiente intelectual, así como a los exámenes de aptitud escolar que tienen que realizar los estudiantes al solicitar el ingreso en la universidad.

Dejándose de lado un aspecto que hasta ese momento era irrelevante la parte emocional así que forma parte de la reflexión ante crisis comunes a muchas sociedades: fracaso escolar y abandono de los estudios, aumento de la violencia juvenil y adulta, desintegración familiar, aumento de las tasas de divorcio y de nacimientos fuera del matrimonio, etc.

La inteligencia emocional es conocer las propias emociones, dirigirlas, motivarse a sí mismo, reconocer las emociones de los demás, saber mantener relaciones sociales. Esto es mucho más allá de la fuerza de la voluntad.

La inteligencia emocional trata en general de conocer las emociones y sentimientos propios, esto con el fin de hacer el diagnóstico. A partir de ello, crear las motivaciones y gestionar las relaciones que fueran necesarias para lograrlo.

Muchas veces las personas carecen de lo más elemental capacidad de sobreponerse a los cambios de ánimo, de concentrar su esfuerzo en la consecución de un objetivo, etc.

Por ello, se maneja ya el concepto de analfabetismo emocional y que tiene otras consecuencias gravísimas en el proceso de socialización: altas tasas de violencia, depresiones juveniles y de adultos mayores, pensamientos extremos y otros.





Un sujeto emocionalmente inteligente, puede ser tanto un héroe como un villano, tanto una persona de nivel social alto o medio.

Puede adaptarse a todo tipo de sistemas sociales o ser un inconformista anti sistema.

Encarar la realidad emocional

La simple realidad se encarga de demostrar que hombres y mujeres emocionalmente inteligentes (y con criterios morales) no reciben más satisfacción que la de su conciencia; que todos nos enfrentamos antes o después a fracasos (grandes o pequeños, evidentes u ocultos).

Es bueno hacer notar, que no debe pensarse que si somos emocionalmente inteligentes, automáticamente tendremos un puesto de trabajo acorde a nuestra valía, dinero, buenos logros y la aprobación general.

La educación sentimental se queda corta. Quizás no haya que educar afectivamente sólo para el éxito (sea eso lo que sea) sino, también, para hacer cosas grandes con el desorden del dolor, de lo inesperado, de la injusticia o de los límites propios y ajenos.

Inteligencia Emocional

La inteligencia emocional es la capacidad y habilidad que se puede desarrollar para hacer concientes los sentimientos, tanto propios como ajenos. Por supuesto, la intención es dominarlos, manejarlos y mejorar en todo en la vida.

Es una intelegencia que se puede desarrollar.
Es una intelegencia que se puede desarrollar.









El término fue introducido por Daniel Goleman, con la publicación de su libro: Emotional Intelligence, que salió a la luz en 1995. Este libro es la principal fuente de consulta del tema de inteligencia emocional.

Goleman, en su tratado, pone a consideración que la inteligencia emocional se puede organizar o determinar en cinco capacidades:

  • Conocer las emociones y sentimientos propios,
  • Manejar estas emociones y sentimientos,
  • Reconocerlos,
  • Crear la propia motivación,
  • Gestionar las relaciones con los demás.

La familia es la primera escuela de aprendizaje emocional, pero a esta se suma la escuela y los amigos desde los primeros años.

Sin minimizar su importancia, cabe dudar de que la terapia grupal o los programas concebidos a modo de entrenamiento puedan sustituir a la escuela del ejemplo de padres, profesores y amigos, a la conversación a solas con alguno de éstos.

Por otro lado, al influyente papel que la literatura, el cine y los medios de comunicación tienen en nuestra educación sentimental.

Es por ello imprescindible el hacer un autoexamen que nos permita aceptar y reconocer cuales son las debilidades que obstaculizan  nuestro crecimiento personal y profesional.

Muchas veces han sido puestos a prueba nuestros conocimientos por los cuales hemos sobresalido y hemos logrado meritos  pero que hay de nuestros sentimientos que muchas nos llevan a tomar actitudes poco coherentes que nos provocan dolor, amargura, desanimo ante una situación con la cual no podemos hacer frente.

Para desarrolar la inteligencia emocional se debe procurar:

  • La capacidad de auto motivarnos,
  • Ser perseverantes en las rutas principales de nuestra vida a pesar de las frustraciones,
  • Controlar los impulsos,
  • Diferir o no esperar gratificaciones,
  • Autoregular nuestros propios estados de ánimo,
  • Evitar que la angustia interfiera con nuestras facultades racionales y
  • Desarrollar la capacidad de empatizar y confiar en los demás, que finalmente es una de las claves principales.

La inteligencia emocional, es igualmente penetrar en la psiquis mas interna y en el poder llegar al Ser Interno y en esto, la meditación puede ayudar muchísimo. Algunos de los métodos de meditación los puedes descargar en la columna de la derecha de este blog.

Muy recomendable:

Ronquidos. Para no roncar.

Paté de aceitunas negras y verdes. Paté vegetariano.

Triptófanos. Serotonina. Alimentos. Contraindicaciones.

Sucralosa y la Stevia. Edulcorantes.

Dependencia Emocional.

Buen Humor. Buena Onda. Buena Vibra.

Baby Shower. Decoraciones. Manualidades.

Zhu Zhu Pets. Mascotas Virtuales.