Las mujeres hacen de todo para mejorar su estética, los glúteos es una parte a tener en cuenta.

Si no tienes unos glúteos que llamen la atención en la actualidad puedes hacer uso de la tecnología para ser una  Miss Colita ya no sufras poniéndote almohadillas o cualquier otro relleno incómodo.

Te recomendamos es que cualquier procedimiento que uses debes hacerlo con un especialista porque se trata de tu cuerpo y nadie mejor que tú para cuidarlo. La forma del glúteo depende de la piel y de la grasa que está debajo de ella y de los músculos glúteos.

En caso de carencia de volumen de estas estructuras es posible se recupere o incremente esta falta con el uso de la técnica de la glúteoplastia.

Aumentar volumen de glúteos

El incremento de volumen de las nalgas se ejecuta con implantes glúteos y/o mediante inyección glútea de grasa extraída de otras partes del cuerpo por intermedio de la liposucción, este procedimiento aparentemente simple se denomina injerto de grasa y usa la propia grasa del paciente para añadir volumen a los glúteos con apariencia  de ser naturales.

Tanto la liposucción como el injerto de grasa otorgan resultados bastante satisfactorios y ambos han demostrado eficacia para mejorar el tamaño y la forma de los glúteos por lo general se ejecutan para mejorar el contorno corporal a veces también como un proceso reconstructivo.

Si tu cuerpo no tiene tendencia a acumular grasa o lo mantienes en forma sin acúmulos de grasa, la única técnica  que le brindaría mayor tamaño a tus glúteos es el implante de silicona, ya que no existe la posibilidad de recolectar grasa suficiente como para recurrir a un lipo injerto.

Existen implantes de forma redonda u ovalada y la superficie puede ser lisa, texturizada o de poliuretano.





La forma y dimensiones de la región glútea; alto, ancho, y proyección, son un punto de inicio muy importante para definir el tipo y tamaño del implante que se va a colocar con el objetivo de lograr el resultado deseado.

Se debe evaluar el tipo de piel y la grasa existente, en caso de exceso de grasa en la región puede ser necesaria de una lipoescultura para obtener un resultado estéticamente más fino.

La cirugía de aumento de glúteos es realizada con anestesia epidural.

Se realiza una pequeña incisión en la línea interglútea lugar en el que  las cicatrices son casi imperceptibles, por donde se introducirán las prótesis glúteas, la misma que  soporta altas presiones y no se deforman con el tiempo, los implantes se colocan por dentro o debajo del musculo glúteo mayor.

En el postoperatorio inmediato se emplea una faja o prenda posoperatoria por 2 a 4 semanas. y en esta misma etapa el paciente debe:

Dormir boca abajo por algunas semanas.
Evitar permanecer mucho tiempo en la posición sentada.
Por lo general los pacientes retornan a sus actividades a los 10 días y a los 14, se le quitan.

Cirugía de glúteos, pasos

Los implantes en la actualidad corrigen las imperfecciones del contorno corporal, otorgando apariencia natural, son estéticos y casi siempre imperceptibles.








Los implantes de glúteos son de gel de silicona, las prótesis son más planas y tienen más resistencia que las que se utilizan en el aumento de mamas.

En cuanto al implante de silicona es excelente para personas que deseen mejorar o quieran aumentar el contorno de los glúteos. Este procedimiento se realiza mediante una incisión de aproximadamente 5 a 7 cm en la depresión que separa ambos glúteos, se forma un bolsillo dentro de cada glúteo donde se colocan los implantes.

Dependiendo de la anatomía del paciente, el cirujano procederá a la colocación de los implantes, que pueden ser submuscular, intramuscular o subfacial.

Este procedimiento de acuerdo a la naturaleza del paciente puede ser:

Ambulatorio o requerir una hospitalización de 24 hrs.

La anestesia puede ser local, epidural o general. La cirugía dura aproximadamente 2 horas y media y la recuperación puede durar entre 3 a 5 días.

El aumento de glúteos es un procedimiento seguro, pero como en cualquier intervención quirúrgica, hay riesgos asociados con la cirugía y complicaciones especificas asociadas con el procedimiento.

Hay que tener en cuenta que para un trabajo verdaderamente estético, se requiere de un profesional no sólo con capacidad y experiencia como médico, en cirugía plástica y estética.

Antes de la intervención, el especialista deberá evaluar la calidad y textura de su piel, además de la estructura particular de sus glúteos, su región lumbar, las caderas y los muslos, y cómo resultarán afectadas estas zonas después del implante de glúteos.

Un porcentaje mínimo de pacientes de aumento de glúteos, presentan una infección alrededor del implante. Esto puede ocurrir en cualquier momento, pero es más habitual en la primera semana tras la cirugía.

En algunos casos, puede ser necesario retirar el implante durante algunos meses hasta que la infección desaparezca para después volver a colocar un nuevo implante.

Cabe manifestarte que la inyección de silicona líquida para fines cosméticos está prohibida en algunos países, sin embargo existe un floreciente mercado negro que comercializa con la sustancia.

Para muchos, los riesgos que implican las inyecciones bien valen la pena. Con tal de tener unos glúteos atractivos.

Para seguir: