Vida Ok

La vida en riqueza espiritual y material.

Hábitos: Buenos y malos hábitos.

| 4 Comentarios


Los malos hábitos se pueden enraizar.

Los malos hábitos se pueden enraizar.

Se dice que el mundo y la vida no es más que un tejido de hábitos, pero, lo bueno será que primen los buenos y no los malos, mira como:

Los hábitos o costumbres de las personas son los que nos diferencian de los demás.

Muchas veces tanto los hábitos como las costumbres se vuelven tiranos, pero debes procurar evitar los negativos.

Son tan importantes para las relaciones interpersonales como para el éxito en la vida profesional o laboral.

Detalles de como lavarse los dientes, comer o rutinas diarias para vestirse, ir al baño, conducir el auto, comenzar o terminar el día, pueden ser la causa de nuestro éxito o fracaso.

Los Beckhan, por ejemplo, tienen dos cuartos de baño separados, no soportan los simples hábitos de como dejar la pasta dental o cierto tipo de desorden entre ellos.

Algunos hábitos pueden ser recomendables para el trabajo, pero jamás en casa, como las maneras de control o la forma de hablar.

Confucio decía: “Todos las personas somos iguales, solo nos diferenciamos por nuestros hábitos”.

Esta diferencia, es la que marca la diferencia en nuestro favor o en contra. Lo bueno, es que los hábitos dependen exclusivamente de nosotros.

Tenemos hábitos de higiene, estudio, alimentación, laborales, para dormir, despertar, sexuales, rutas, vestirnos, que justo por ser habituales no les prestamos atención y cada vez se enraizan mucho más que se hacen más difícil corregirlos.


El enraizar los hábitos nos robotiza, nos hace perder la noción de la vida.

Puedes conservar algunos hábitos que son benignos como el del orden, que podrían molestar a otras personas que por signo astrológico son desordenadas,  pero tampoco que sea algo traumático.

Malos hábitos

Lo que son malos hábitos para alguién, pueden ser buenos para otros y, de la misma manera, lo que son malos hábitos en ciertos lugares, son malos en otros lugares.

Para poder determinar si son malos hábitos, debes situarte en el contexto del lugar, el tiempo y las personas.

Si trabajas en una biblioteca adquieres los hábitos de hablar despacio, pero no puedes hacerlo en casa. Si eres vendedor, puedes tener el hábito de hablar convincéntemente, pero puedes ocasionar problemas si lo haces con tu esposa e hijos.

habitos

Evita los malos hábitos desde la niñez.

El hecho de corregir los hábitos que originen problemas es parte del crecimiento del hogar, siempre y cuando no se reste la libertad de sus integrantes. Libertad no quiere decir libertinaje.

Buenos hábitos

Se deben buscar nuevos hábitos que posibiliten nuestra expansión, innovación, reinventarnos en general. En Japón se ha inventado el “kaizen” o “mejora continua”, que se aplica tanto en el trabajo como en casa.

El cambio de costumbres, por pequeñas que sean, traen consigo grandes mejoras en todo sentido. Lo más importante es en la conciencia, nos hacemos concientes, nos desautomatizamos. La mejora continua debe ser una de las formas que debemos lograr.

Tantas máquinas que nos rodean, que nos estamos convirtiendo en otra.

Los seres humanos tenemos cuatro formas de resolver los problemas: analizando, procediendo, relacionando e innovando. La innovación es lo nos llevará a mejorar y vivir en armonía y seremos mucho más felices descubriendo nuevas formas de vivir.

Para originar buenos hábitos debes tener como objetivo la convivencia y el bien común. Mucho se está perdiendo el sentido del bien común. Desde una plaza pública hasta el jardín de la casa, cuanto menos los baños, pasadizos la sala y el comedor.

Las malas costumbres se pueden hacer crónicas.

Las malas costumbres se pueden hacer crónicas.

Debes saber que le molesta a los demás y corregirlo. Lo mejor es hacer reuniones generales con todos los que habitan un hogar o una empresa y expresarse sin temores lo que nos molesta de los demás.

La vida es como una especie de vasos comunicantes de fluidos o de agua, en la que en determinado momento todos los vasos tendrán el mismo nivel de agua. De esto se trata de que todas las personas equilibren sus niveles con todos.

Para eliminar los hábitos nocivos puedes ir cambiando poco a poco. Lo primero es ver lo que causa disgustos, pérdidas o descoordinaciones. Existen hábitos costosos, como el de llamar a los hijos todos los días hacia otros países o el de tener encendidas las luces todo el día.

Luego, hacerlas concientes, anotarlas y revisar la lista continuamente. Todos en la casa deben hacer lo mismo. Luego, establecerás nuevos hábitos, así con la innovación tu vida renacerá siempre.

Al final, los hábitos son buenos, no se pueden hacer las cosas diferentes todos los días, las personas tenemos que ser predecibles. Así como los hábitos pueden ser la mayor fuente de conflictos, pueden ser también el motor del éxito.

Prueba hoy mismo con cambiar algo pequeño, tu vida cambiará significativamente.

Te recomendamos leer también Significado del culto a los ancestros para la prosperidad

Lo perfecto es enemigo de lo bueno

Programacion de los cristales para tu éxito

Cuando los niños no quieren comer

Descubre tus poderes con el péndulo

Enfrentar con éxito las crisis de la edad madura.

¿Cuánto vale todo lo tuyo? ¿Cuánto vales?

Activa lo femenino y masculino para tu desarrollo integral.