La fertilidad humana ha sido históricamente una cuestión culturalmente significativa. No solo por desear la continuación de nosotros mismos, si no hasta por asuntos políticos.

Al ser los hijos una fuente crucial de mano de obra en sociedades agrarias o de economía de subsistencia, la capacidad de ofrecer al núcleo familiar una prole numerosa era un rasgo muy valorado en las mujeres, y en muchas tradiciones el marido estaba autorizado a anular el matrimonio con una esposa infértil.

La infertilidad masculina, de frecuencia similar, permaneció mucho tiempo desconocida, atribuyéndose sólo a las mujeres la responsabilidad de la reproducción, como parte del régimen patriarcal de Occidente.

Otro de los problemas sociológicos es la herencia y la identidad cultural a ser preservada. Por lo que la fecundación y la fertilidad es un asunto con muchas connotaciones y no solo el deseo de ser padres.

Cuando no, el sexo en fecundación es otro de los aspectos que se estudian y poco a poco se van llegando a nuevas conclusiones. Muchos darían gran parte de su fortuna para que nazca un varón. Esto cada vez se viene erradicando más.

En el video podrás ver el proceso de la fecundación desde el interior de una mujer:

Por el lado científico, la fecundación o fertilización, también llamada singamia, es el proceso por el cual dos gametos se fusionan para crear un nuevo individuo con un genoma derivado de ambos progenitores. Los dos fines principales de la fecundación son:

  • Sexualidad o combinación de genes derivados de ambos progenitores.
  • Reproducción u origen de un nuevo individuo.

Los detalles de la fecundación varían entre las diferentes especies, en este post trataremos de hacerlo lo más simple, pero realmente es algo muy complejo. Existen cuatro eventos que en general se mantienen:

1.     Primer contacto y reconocimiento entre el óvulo y el espermatozoide, que en la mayoría de los casos, es de gran importancia para asegurar que los gametos sean de la misma especie.

2.     Regular la interacción entre el espermatozoide y el gameto femenino. Solamente un gameto masculino debe fecundar un gameto femenino. Lo que se puede conseguir permitiendo que solo un espermatozoide entre en el óvulo impidiendo el ingreso de otros.





3.     Fusión del material genético proveniente de ambos gametos.

4.     Formación del cigoto e inicio de su desarrollo.

Fecundación en la especie humana

  • El proceso de fecundación se inicia con el contacto entre los gametos, teniendo este encuentro en las trompas de Falopio del aparato genital femenino normalmente en la región de la ampolla uterina.
  • Primero el espermatozoide penetra la corona radiada del ovocito II, hasta entrar en contacto con la zona pelúcida. Esto da origen a la reacción acrosómica en la cabeza del espermatozoide, que le permite entrar a la zona pelúcida.
  • Tanto la cola del espermatozoide, que es muy importante, así como enzimas de la mucosa tubárica contribuyen con la hialuronidasa acrosómica para abrirle el paso al espermatozoide por la zona pelúcida.
  • Otras enzimas del acrosoma, además de la hialuronidasa, que pueden tener un papel en la penetración de la zona pelúcida incluyen ciertas esterasas, acrosinas como la arrocina y la neuroaminidasa.
  • El proceso culmina con la singamia y la fusión de las membranas celulares del ovocito y el espermatozoide o pronúcleos.
  • Finalmente el espermatozoide logra penetrar el ovocito II, lo que iniciará su activación. Una vez que el primer espermatozoide penetra a través de la zona pelúcida, se disparan una serie de reacciones que alteran las propiedades de la superficie del huevo tornándola impermeable a otros espermatozoides.
  • La unión del espermatozoide queda bloqueada por una primera reacción rápida y transitoria que consiste en la entrada masiva de iones Na+ al interior celular, lo que despolariza la célula alterando la superficie; en segundo lugar se liberan al espacio perivitelino vesículas con enzimas que endurece la zona pelúcida.







  • Es notable la capacidad que tienen los zooides para levantar el 2do bloqueo meiotico, que imposibilitaba al ovocito II a continuar con el proceso de meiosis.
  • Una vez que el zooide penetra la zona pelúcida y toma contacto con la membrana plasmática del ovocito II, se produce una intensificación del metabolismo respiratorio de esta célula, se forma el segundo cuerpo polar, que es una célula más pequeña y sin material genético, producto de la conclusión del proceso meiótico.
  • A partir del momento de la fecundación se restablece el número cromosómico y se define el sexo del embrión, dependiendo de si el espermatozoide porta un cromosoma X o un cromosoma Y (los ovocitos sólo pueden llevar un cromosoma X).
  • Es común la idea de que para fecundar a un único ovocito se necesita un solo espermatozoide, actualmente se conoce que es necesario la aportación de varios espermatozoides para poder fecundar un ovocito.

Como se ha mencionado anteriormente, los espermatozoides presentan hialurasa en el acrosoma.

Esta enzima se secreta solamente si el espermatozoide llega a la zona pélucida, pero a veces hay espermatozoides que llevan a cabo la reacción acrosómica antes de tiempo, de forma que van degradando el ácido hiarulónico que rodea al ovocito, van despejando el camino a otros espermatozoides.

Es por ello, que se necesitan varios espermatozoides para llegar a fecundar un único ovocito. Todo contribuye a la fertilidad y cada parte si falla es cuando se producen los problemas para fecundar.

Además, el movimiento hiperactivo conjunto se cree que también ayuda en la penetración en el ovocito.

  • Otra duda que podría surgir es si las mitocondrias y la cola del espermatozoide entran dentro del citoplasma del ovocito ya que se conoce que las mitocondrias del individuo adulto proceden de la madre, pues resulta que tanto las mitocondrias como la cola entran en el ovocito, pero una vez dentro, tiene lugar la degradación activa de las mitocondrias paternas y la eliminación del flagelo.
  • Existen casos en los que algunas mitocondrias del espermatozoide no son eliminadas y quedan presentes en algunos tejidos del feto, esto conduce a raras enfermedades genéticas.
  • Habría que recalcar que, aunque se emplee comúnmente la palabra fecundación en este aspecto, realmente la fecundación hace referencia a todo el proceso desde que los espermatozoides entran al útero, viajan y encuentran al óvulo, mientras que, la concepción sería realmente el momento exacto en el que el espermatozoide entra en el ovocito y desencadena una serie de cambios que darán lugar al embrión.

Luego, solo queda esperar a que se desarrolle sano y se conserve por el tiempo requerido para su formación, hasta que finalmente podamos disfrutar del nacimiento de los hijos que es como volver a nacer nosotros mismos.

Te recomendamos:

Placa bacteriana. Definición. Eliminación.

Violencia domestica o familiar. Violencia psicológica.

Hacer Chocolate.

Dormir al bebé.

El Sistema Inmunológico.

Entrevista de trabajo. Preguntas. Respuestas.

Henna Para el Cabello y Tatuajes.