Vida Ok

La vida en riqueza espiritual y material.

El Tomate y la salud. Propiedades. Secretos. Cultivo Ecológico.

| 0 Comentarios


Secretos del tomate

Conviene para toda la familia saber los secretos del tomate y la salud.

El tomate es imprescindible en la comida de todos los continentes. Pero, debes saber más acerca del tomate y la salud.

Reduce el colesterol y protege eficazmente al corazón. El contenido de licopeno en el tomate previene la oxidación de lípidos séricos, ejerciendo así un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares, adicionalmente a sus propiedades anti inflamatorias.

En algún momento no muy lejano el tomate fue considerado como una planta no apta para el consumo humano a contraparte de hoy en día que es uno de los frutos más consumidos del mundo.

No se puede imaginar una pizza sin salsa de tomate, ni tampoco muchas comidas sin ketchup, además de las típicas ensaladas de verduras y muchos platos en todo el mundo.

Originaria de Sud América es una baya cuyos testimonios históricos mas antiguos aparecen en el norte de Perú, en las culturas pre incaicas.

Su nombre científico es: Lycopersicon lycopersicum.  Se trata de un fruto de la familia de las Solanáceas.

Su aporte a la alimentación y el perfume son mayores cuando el tomate madura al sol en pleno campo, es decir, en primavera, aunque actualmente se tiene la posibilidad de consumir tomate todo el año cultivado en invernaderos.

Los invernaderos son una excelente opción tanto para la producción ecológico, como la industrial. En muchos países inclusive se llega a exportar tomates de buena calidad con mejores controles de cutivo que al aire libre. Todo depende de la tecnología correcta a ser aplicada.

Por supuesto, nosotros aconsejamos el cultivo ecológico u orgánico. La tecnología debe estar al servicio de la humanidad y se tienen todas las formas para ser aplicadas de manera asequible.

Valor nutritivo, tomate y la salud:

Es un alimento poco energético, dos tomates medianos tan sólo aportan 22 calorías. Aproximadamente el 95% de su peso es agua, cerca de un 4% son hidratos de carbono.

Se le considera una fruta-hortaliza ya que contiene mayor cantidad de azúcares simples que otras verduras, lo que le confiere un ligero sabor dulce.

También es fuente importante de ciertas sales minerales (potasio y magnesio, principalmente). De su contenido en vitaminas destacan la B1, B2, B5, vitamina C y carotenoides como el licopeno (pigmento que da el color rojo característico al tomate).

Estas dos últimas sustancias tienen carácter antioxidante con función protectora de nuestro organismo. Durante los meses de verano, el tomate es una de las fuentes principales de vitamina C.

Ventajas e inconvenientes de su consumo, tomate y la salud:

Durante muchos años se ha estado prohibiendo el tomate a las personas que padecen cálculos renales debido a su contenido en ácido oxálico.


Esta sustancia junto con el calcio forma sales insolubles (oxalato cálcico), las cuales precipitan en forma de cálculos o piedras.

Sin embargo, su contenido en ácido oxálico es moderado (5,3 mg/100 g), similar al de muchos otros alimentos e inferior al de la lechuga (17 mg/100 g), el té (83 mg/100 g) o las espinacas (779 mg/100 g).

Por tanto, se puede considerar al tomate como alimento depurativo. Además, es eficaz para tratar el estreñimiento dentro de una dieta rica en fibra.

En caso de estómago delicado, debido a su acidez, su consumo puede estar contraindicado, aunque dependerá de la tolerancia de cada persona. A algunas personas no les sienta bien y esto se suele manifestar con úlceras en la boca recurrentes y eccema.

Para las inflamaciones, puedes colocar tanto rodajas de tomate, como el tomate entero directamente en la parte inflamada. La inflamación se reducirá poco a poco.

Para la inflamación de la próstata consumir tomates cocidos diaraiamente aliviará y reducirá las inflamaciones, sobre todo en la hiperplasia benigna de la próstata por su contenido de licopeno que ha demostrado sus propiedades beneficiosas.

Entre los muchos beneficios para la salud del tomate se ha demostrado que mejora la vista, proporciona buena salud intestinal, mejora y hasta sana la hipertensión arterial baja, ayuda efciaz contra la diabetes, mejora también los problemas de la piel y las infecciones del tracto urinario.

Para comprar tomates

Preferiremos los tomates frescos, con la piel lisa y suave al tacto, sin reblandecimientos ni manchas en la piel ya que esto último nos indica que el producto está deteriorado.

Conviene comprarlo semimaduro porque sigue respirando (madurando) durante el almacenamiento. Si se va a consumir crudo conviene lavarlo con abundante agua y unas gotas de lejía, para eliminar cualquier germen.

No necesitan condiciones especiales de conservación, aunque pueden refrigerarse.

Entero, se puede guardar -preferentemente en la nevera- de 6 a 8 días y en zumo natural o triturado, se conserva un máximo de dos días. Su piel y su acidez, permiten que no haya pérdidas significativas de vitaminas.

El tomate crudo no resulta apto para la congelación ya que se reblandece, aunque si se pueden utilizar para cocidos, guisados y salsas.

El tomate es uno de los alimentos o ingredientes más populares en Europa, debido en parte a su versatilidad y su facilidad para combinarse bien con queso, huevos, carne y una amplia variedad de alimentos y de hierbas aromáticas.

Variedades de tomate

  • Tomate en rama, de pequeño tamaño y piel fina, apreciado sabor y textura, además se conserva muy bien.
  • Tomate de pera, adecuado para elaborar conservas, debido a su sabor y aroma.
  • Tomate canario, muy rojo y redondo, de sabor dulce. Se suele utilizar para untar el pan de tostadas.
  • Tomate cherry, que tiene un sabor afrutado y se utiliza más bien como elemento decorativo de platos y en ensaladas.
  • Tomate verde, de color poco intenso, esconde una pulpa dura y es muy apreciado para ensaladas.
  • Tomate de Monserrat, de aspecto lobuloso y achatado, es muy aromático y sabroso e ideal para ensaladas.
  • Tomate raf, muy parecido a los de Monserrat, pero con más pulpa, también ideal para ensaladas.

Los nutrientes del tomate

El tomate fresco es muy rico en agua (casi un 94% de su peso) y apenas contiene hidratos de carbono (3,50%), proteínas (1%), grasas (0,11%) y fibra (1,40%) con lo cual apenas aporta calorías (18 kcal/100 g). Sin embargo, destaca su riqueza vitamínica y mineral.

Vitaminas y minerales

En cuanto a las vitaminas, la más abundante es la vitamina C (26,6 mg).

Un tomate de 100 g cubre el 45% de las necesidades diarias de esta vitamina para un adulto sano.

Además resulta muy interesante el hecho de que el tomate sea un vegetal que puede consumirse en crudo o en zumo, porque de esta manera su contenido en vitamina C se mantiene prácticamente intacto y se aprovecha mejor.

En el caso del zumo, es conveniente consumirlo inmediatamente después de haberlo obtenido para evitar las pérdidas de esta vitamina.

También aporta vitaminas de los grupos B y E, una aceptable cantidad de ácido fólico y una pequeña cantidad de betacarotenos, precursores de la vitamina A.

Entre los minerales, destaca su contenido en potasio (250 mg), hierro (0,70 mg), magnesio (8,30 mg) y fósforo (27 mg).

Consejos prácticos que conviene recordar

1.  A la hora de comprarlos, se deben rechazar aquellos tomates que muestran una piel alterada y una coloración extraña o están demasiado blandos.

2.  Deben conservarse en lugar fresco y protegido de la luz, evitando guardarlos durante un tiempo excesivo.

3.  Se aconseja lavar bien la piel del tomate antes de su consumo. En todo caso es preferible no utilizar la piel si no se sabe su procedencia. Suelen acumularse en la piel los pesticidas.

4.  No se debe preparar el tomate crudo o en zumo con mucha antelación, ya que puede perder rápidamente sus propiedades nutricionales, sobre todo la vitamina C.

5.  Para su consumo en crudo, como puede ser en ensaladas, se evitará quitar la piel puesto que ésta es rica en vitaminas, minerales y fibra.

6.  Los tomates rojos, maduros, son excelentes para preparar salsas y sopas.

7.  Para eliminar la piel de los tomates sin problemas se deben sumergir en agua hirviendo durante un minuto. Después se pasan por agua fría y se retira la piel cuidadosamente con ayuda de un cuchillo.

Para continuar leyendo:

Quiropraxia. Quiropráctica.

Ronquidos. Para no roncar.

Paté de aceitunas negras y verdes. Paté vegetariano.

Triptófanos. Serotonina. Alimentos. Contraindicaciones.

Sucralosa y la Stevia. Edulcorantes.

Dependencia Emocional.

Buen Humor. Buena Onda. Buena Vibra.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.