hipnosisEl poder de la mente subconciente puede darte facultades extrasensoriales que puedes usar como ventaja. El hipnotismo aumentará tu fuerza mental.

La hipnosis ha fascinado a millones de personas. Justamente fascinación es lo debe producir el hipnotizador, como una especie de seducción, gran atracción, embrujo, hechizo.

Todas las personas son sugestionables. La sugestión puede ser personal o masiva. Tan sólo se tiene que convencer de algo a determinado grupo y estará listo para que obedezca determinadas órdenes.

Los grandes líderes fascinan a las masas, son los mayores hipnotizadores. Con el poder de la palabra, sus gestos, movimientos y llamar la atención focalizada, logran que miles de personas hasta den la vida por ellos.

Para que el hipnotismo logre sus objetivos, el hipnotizador debe activar el poder de la mente subconsciente del hipnotizado, que puede ser mucho mayor que la mente conciente.

Una persona o grupo hipnotizados, tendrán la fuerza multiplicada. Esta característica es propio del poder de la mente subconsciente ya mencionada y que ha demostrado que la mente puede estar por encima de todo esfuerzo físico o aspectos materiales.

El estado hipnótico puede producir no solo acciones externas, sino también internas y sus aplicaciones son múltiples en el campo del comportamiento, estado de ánimo, adicciones, depresión, dolores, rejuvenecimiento, mejoramiento del carácter y diversas enfermedades orgánicas.





En lo referente al dolor, bajo estímulo de la sugestión hipnótica se ha logrado modificaciones a nivel del córtex prefrontal, que interviene en los procesos cerebrales del dolor.

En la universidad de Montreal el profesor Pierre Rainville ha efectuado importantes investigaciones recientes al respecto. Realmente, son varios siglos de investigaciones y sus aplicaciones cada vez aumentan más.

De la misma manera, el entrenamiento mental se ve favorecido con la hipnosis que no solo mejora la capacidad mental para muchas tareas, sino el rendimiento físico en deportes, ya sea para mejorar la resistencia, velocidad o establecer nuevos records en alta competencia.

La inconsciencia

La utilidad de emplear la inconsciencia para inducirle instrucciones en las adicciones, sobrepeso, ansiedad, insomnio, depresión, nerviosismo, fobias y otros han demostrado su efectividad en dónde no tienen respuesta favorable otros métodos o medicamentos.

Por supuesto que el hipnotizador debe poseer una fuerza mental adecuada, debe tener condiciones de voz, experiencia, debe ser una persona que fascina realmente, que gane la confianza del paciente o consultante.

 

La fascinación y el hipnotismo te pueden ayudar.
La fascinación y el hipnotismo te pueden ayudar.

Estado hipnótico o de fascinación

Uno de las formas para lograr hipnotizar es hacer sentir que la sugestión es real. Por ejemplo, en el proceso de la relajación, decirle al paciente que va a sentir que la frente se calienta, que sentirá calor en la frente.

Ello se logra colocando la palma de la mano sobre la frente, son tocarlo. Con la fuerza mental del que hipnotiza, llevará calor a su mano y el paciente se convencerá que la sugestión está funcionando.

Puedes emplear cualquier otro método a medida que vayas ganando experiencia, como por ejemplo contar hasta tres diciendo, a la cuenta de tres sentirás que estarás en un estado mucho más profundo y al contar hasta tres puedes terminar poniendo un dedo en el entrecejo o la parte superior de la cabeza.

Para hipnotizar

Para hipnotizar existen miles de métodos, pero todos tienen que pasar por llevar al paciente a ondas cerebrales alpha (8 a 12 Hz), luego disminuir a ondas theta (4 a 8 Hz) y hasta deltha (menores a 4 Hz).








El éxito para hipnotizar depende de que el paciente crea en el que fascina o hipnotiza. Una vez que confía, llegará hacia el subconciente o inconciencia y la labor puede comenzar.

Uno de los métodos que dan resultados en la mayor parte de los casos es hacer acostar al paciente y pedirle que imagine que se encuentra en un ascensor en el piso número diez y a medida que vaya descendiendo de piso en piso se relajará más y más. Entonces, haces el conteo de piso en piso, de uno en uno, hasta que llegando al primer piso, el paciente estará muy relajado.

Regresiones

Se encuentra en discusión si en estado hipnótico se puede hacer regresiones hacia la niñez, el vientre materno o vidas pasadas. Muchos de los experimentos bajo condiciones controladas han demostrado que es fácil sugerir recuerdos falsos.

Las regresiones pueden tener que ver con escenas vistas en el pasado de las películas, cuentos de hadas, historias de Egypto y de China por citar algunos ejemplos. Una buena parte de las personas que acuden a las regresiones tienen predisposiciones místicas o espirituales, por lo que se identifican con lugares afines.

Sin embargo, también existen casos en los cuales se logra verdaderas regresiones a la niñez y vientre materno, solucionando muchas enfermedades o casos crónicos.

Si fue una regresión real o no, tal vez nunca se sepa, pero se logra mediante el poder de la mente subconsciente, solucionar patologías que con otros métodos no se podía lograr.

Es realmente fascinante el mundo del hipnotismo. Con el adecuado entrenamiento mental, con la práctica tal vez tu puedas lograr ser hipnotizador o simplemente ayudarte de sus métodos para lograr muchas cosas que considerabas imposible.

Te recomendamos no perderte:

Practicar las pausas activas para mejorar el rendimiento.

Superar el sentimiento de culpa para la vida Ok.

Ponerse en forma para mejorar integralmente.

El monte de Apolo en la suerte de tu vida.

Acercarse a las comunidades nativas es muy importante.

Profundiza tus sentidos para el desarrollo de poderes.