Vida Ok

La vida en riqueza espiritual y material.

Crear una empresa. Recursos de la empresa.

| 1 Comentario


Antes de  crear una empresa tienes que programarte y planificar bien, tanto en recursos como en saber a dónde quieres llegar.

Si estás pensando en crear una empresa, no lo hagas si primero no analizas y sobre todo si no cumples con estos tips a continuación:

Primero: ¿Qué quieres hacer?

Segundo: ¿Quién o quienes forman parte de tu proyecto?

Tercero: ¿Cómo vas a implementar tu idea?

Cuarto: ¿Donde establecerás tu empresa?

Quinto: ¿Cuándo comenzaras a trabajar?

Sexto: ¿Con qué dinero cuentas para empezar?

Séptimo: ¿Para qué quieres realizar ese proyecto empresarial?

Octavo: ¿De qué forma crearas el negocio aprovechando la legalidad vigente?

Noveno: ¿A quién le vas a vender tu producto o servicio?

Décimo: ¿Cuánto vas a invertir en tu negocio y qué resultados quieres obtener de él?

Proyecto de negocio

Al momento de que nazca tu negocio debes darle un cariño especial a este, serás un emprendedor, asumirás retos y actuarás conforme a tus ideas para llegar al éxito tan ansiado.

Todo emprendimiento necesita los siguientes puntos:

Primero.- Lo que se tiene que saber, para crear una empresa, es determinar qué se quiere hacer. Qué proyecto de negocio tienes, para esto tienes dos caminos a escoger:

1.- Crear un negocio nuevo y original, que no existe en el mercado y que te ayudara a abrir nuevos mercados, nuevos requerimientos, etc.

2.- Impulsando y mejorando un producto o servicio que ya existe y lo que harás es darle un aire nuevo. Una forma distinta de captar las necesidades que se habían creado pero que no han quedado satisfechas por alguna razón que nosotros hemos detectado y valorado como elemental.

Segundo.- En este factor, debes definir quienes son los que integran tu proyecto. Cabe hacer notar que el proyecto lo puedes desarrollar con diferentes agentes como:

1.- Con promotores del proyecto La idea nace de una o varias personas que, en un momento determinado y por unas circunstancias especificas, deciden emprender una aventura empresarial. Sería el caso de socios trabajadores.

2.- Con un socio capitalista, es decir, que el promotor tenga una idea y los recursos suficientes para generar una empresa pero adolece por completo del compromiso del trabajo diario por ello contrata tanto a directivos como a empleados para que hagan funcionar y manejen el negocio en tanto que el promotor sólo participa económicamente de la misma.

3.- Los promotores del proyecto más la ayuda externa. Es el caso en el que el promotor o promotores tienen una idea pero carecen de recursos para poder realizarla.

Esta falta de recursos no solo tiene que ser únicamente monetaria también pueden ser por falta de capacitación empresarial o de dominio de las características básicas de la idea.

En este caso se puede tener socios capitalistas, de socios trabajadores que aporten además capital o, simplemente, de los recursos humanos capacitados para poder trabajar con eficiencia la actividad empresarial.

4.- Cómo se implementa la idea.- Este punto es una de las características básicas de todo proyecto que se quiera emprender, tanto profesional como personalmente.

Este es el momento de planificar de reflexionar de cómo se desarrollara el proyecto. Tener una plan de empresa es elemental ya que en ella quedar plasmado las estrategias y los objetivos fijados, apoyado siempre con la herramientas de marketing.

Las decisiones empresariales

Tercero.- Ahora que ya todo está preparado, llego el momento de decidir dónde vas a desarrollar la idea empresarial. Este es un aspecto vital porque afecta en gran medida el éxito de la empresa.

Para eso se debe tener en cuenta que la localización geográfica de la empresa puede traer una serie de ventajas que tal vez se vuelvan inconvenientes si te equivocas al elegir. Entre estas ventajas podemos tener en cuenta los siguientes factores:

A.- Hay que ubicarse cerca del cliente potencial, considerando los medios de transporte.

B.- Tener una ubicación cerca a los recursos necesarios para el desarrollo de la actividad empresarial.

Si no aciertas en uno de los dos puntos indicados habría el peligro de correr con una serie de gastos como los desplazamientos o transportes, o con una sucesión de menores ingresos si cobramos por producto o servicio un menor precio de lo debido, que podrían en peligro el desarrollo futuro del proyecto.

 Recursos de la empresa

Saber cuándo se empieza a trabajar, es una decisión que por estrategia la deben tomar los directivos para optar por tal o cual decisión se tiene que tener en cuenta factores como: el plazo en el pago de impuestos, esperar al momento en el que la estacionalidad de la actividad sea la más adecuada, etc.

En relación a los plazos para empezar a trabajar depende mucho de la posibilidad que tienen los promotores para empezar a andar la empresa. Cada proyecto requiere de un tiempo de planificación distinto.

Es hora de ser realista y saber con qué recursos cuentas tu o los promotores para iniciar el trabajo. Los recursos que deben considerarse son de distintos tipos:

a) Los recursos económicos son lo más elemental ya que con ellos podemos enfrentar el inicio de la actividad.

b) Los recursos humanos también son necesarios para comenzar.

c) Una red de contactos resulta algo fundamental en la sociedad actual. Esto permitirá la consecución de  proveedores de mayor o menor calidad de acuerdo a las necesidades, lo más difícil para una empresa  que empieza, son los primeros clientes.

8.- El aspecto legal es muy importante porque si queremos que la empresa funcione  s necesario enmarcarla dentro de la ley para evitar problemas. Para ello hay que conocer cuáles existen y cuales nos podemos acoger para decidir entre una u otra.

Esto permitirá adoptar mejoras económicas que saneen la empresa como pueden ser: el pago de menos impuestos, el acceso a ayudas y subvenciones que se ofrecen a determinadas formas, acceso a financiación, etc.

El futuro como empresa está en manos de nuestros clientes. Por ese motivo debe estar muy claro definir, a que personas o entidades va dirigida la actividad para poder saber qué es lo que realmente necesitan o qué es lo que pueden necesitar.

Para ello es mejor segmentar el mercado. Agrupando a los clientes en conjuntos con características diferenciadoras importantes entre unos y otros. Los conjuntos se pueden hacer en función de criterios geográficos, sociológicos, demográficos, etc. o de variables como; calidad de vida, comportamiento, estilo de vida, etc.

10.- El saber con cuánto dinero contamos para invertir y que resultados obtendremos, es un punto básico pero dudoso.

Se trata de saber con cuanto costara la ejecución del proyecto para determinar si necesitamos ayuda para su financiación o si, podemos hacerlo solo con recursos propios.

Para eso hay que valorar necesidades como:

  • De activos materiales e inmateriales
  • De recursos humanos
  • De caja
  • De formación, etc.

Una vez que se fijen las estrategias de precios pensando en que no debe haber perdidas, siempre debemos de tener en cuenta un margen de error que seguro que se va a dar pero que habrá que estimar. Visto todos estos puntos básicos para que tu empresa empiece a caminar, da los primeros pasos y mucha suerte.

Para continuar:

Un Comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.