Prestar atención inmediata al colon irritable.
El colon es un reflejo del estrés u otras causas de mala salud.

Saber las causas y remedios del colon irritable te hará llevar una mejor calidad de vida, más de lo que se piensa.

El síndrome de colon irritable es un problema frustrante. Aún cuando desencadena episodios de intenso dolor abdominal, generalmente, los exámenes no revelan alteración alguna.

El colon irritable, es un síndrome que ha sido definido como un transtorno de la forma en que trabaja el intestino. Aunque molesto, doloroso, y a veces vergonzante, no es mortal.

Pese a su frecuencia, sólo la mitad de quienes lo sufren buscan ayuda. Las mayorías son mujeres, tal vez, por que ellas suelen consultar más.

Regularmente, se culpa al estrés y a la depresión como responsables. Sin embargo, estas emociones, sólo lo agravan. La verdadera causa no se conoce.

Los síntomas, que pueden incluir dolor abdominal y diarrea, constipación, gases hinchazón y naúseas, son originadas por espasmos musculares en las paredes del estómago o el intestino.

Aunque el evacuar alivia en forma momentánea, algunos sienten que no logran vaciar.





Completamente el intestino. Las deposiciones pueden ser cintadas, o rodeadas de mucosidad. O duras, y secas como, bolitas.

Por desgracia, no hay manera alguna de prevenirlo.

Ante los síntomas descritos, sólo el médico puede decir con certeza si el problema obedece a este síndrome y no a un cáncer, una afección vesicular, úlcera u otra enfermedad del sistema digestivo.

Alimentos para el colon irritable

El tratamiento del colon irritable suele durar varios años. Es un transtorno que aumenta y disminuye en intensidad y no hay terapia única.

Pero simples medidas aliviarlo. Quienes sufren este mal deben analizar sus hábitos alimentarios. Si descubren que determinados productos le cae pesado, evitarlos. Además comer en forma adecuada y regular.

No comer en grandes cantidades, y menos, en forma apresurada. La urgencia y los grandes volúmenes agravan la irregularidad intestinal.

Un espasmo en la pared del intestino puede producir dolor abdominal y otros síntomas desagradables, comúnmente asociados al síndrome de colon irritable.

Hay medidas como agregar fibra a la dieta: La fibra se encuentra en frutas, vegetales, salvado y otros granos enteros y legumbres como porotos y garbanzos. Se deben incorporar en forma gradual porque, a veces, producen gases.

Evitar sustancias que irritan al intestino.- Tabaco, alcohol, cafeína, comidas picantes, jugo de frutas concentradas, verduras crudas, y algunas frutas pueden causar diarrea.

Evitar las comidas grasosas.- La grasa estimula al intestino más que cualquier otro tipo de alimento.








Limitar la ingesta de productos lácteos.- A veces producen dolor abdominal, de tipo retortijón, gases, y diarrea, especialmente si la persona no tiene una cantidad suficiente de lactasa, una enzima intestinal necesaria para dirigir el azúcar de la leche.

Evitar los edulcorantes dietéticos.- Sorbitol o manitol, frecuentemente presentes en caramelo, goma de mascar y comidas que no engordan pueden producir diarrea.

Pero se debe recordar lo siguiente: respecto de la dieta: lo que funciona para unos puede no servirles a otros. Ir probando constituye la mejor forma de aproximarse al ideal. Hay que consumir las comidas que mejor se toleran, basándose en cada experiencia personal.

Manejar el estrés y la parte física

También es necesario preguntarle al médico qué medicamentos se deben evitar, ya que algunos irritan al intestino.

También puede él  sugerir métodos para manejar el estrés o la depresión. Las actividades que más alivian las tensiones son las hobbies, deporte, y ejercicios.

Practicando en forma regular como natación o caminatas de20 a30 minutos, tres veces por semana.

Antes de elegir el programa de actividad física más adecuado, los mayores de 40 años deben controlarse con el doctor.

Si las medidas antes mencionadas no resultan eficaces, los doctores recomiendan medicamentos.

Para el dolor abdominal: relajantes musculares. No son de usos diarios, ya que sólo sirven para mitigar molestias periódicas.

Entre todas las que causa el colon irritable, la más invalidante es la diarrea. Muchas personas evitan salir de compras o cenar a fuera, por que temen no encontrar el baño que necesitan con urgencia. Para prevenirla o tratarla también existen remedios.

Aunque el colon irritable no es un transtorno que desaparece fácilmente, con la ayuda del médico y el nutricionista es posible hacer cambios en la dieta y estilo de vida que contribuyen a mantenerlo bajo control y, generalmente, sin medicamentos. Es bueno para toda la familia saber las causas y remedios del colon irritable.

Remedios naturales para el colon irritable

Si tú padeces de este mal que te aqueja, puedes beneficiarte con los siguientes remedios.

Añade a ½ litro de agua hirviendo 2 cucharadas soperas de Manzanilla y de Menta. Deja reposar durante 5 minutos. Cuela y endulza con miel de azahar.

Si hay dolor abdominal. Pon ½ litro de agua a hervir y échale de 5-10 gotas de aceite esencial de menta. Pon el agua en una olla y cubre con una toalla para acumular vapor. Inhala durante 10 minutos. Respira normalmente, sin inspirar profundamente.

Consumir una palta rociada con dos cucharaditas de vinagre de sidra de manzana lo cual mejora la digestión facilitando el paso de los alimentos por los intestinos.

Hierve dos cucharadas de manzanilla  en una olla por10 minutos.  Dejar refrescar y tomar después de cada comida.

Te recomendamos: